Es noticia
Menú
Mikel Azcona, el Fernando Alonso de los turismos: "Mi meta es Le Mans y el WEC"
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
Líder del Mundial WTCR

Mikel Azcona, el Fernando Alonso de los turismos: "Mi meta es Le Mans y el WEC"

Con solo 26 años, suma campeonatos allá donde compite. Tras lograr dos títulos europeos del ETCR, ahora lidera el WTCR de turismos nada más aterrizar en su nuevo equipo, Hyundai

Foto: Mikel Azcona es uno de los grandes talentos españoles. (EFE/EPA/Zsolt Czegledi)
Mikel Azcona es uno de los grandes talentos españoles. (EFE/EPA/Zsolt Czegledi)

Fernando Alonso y Carlos Sainz no son los únicos pilotos de élite en España. En otras categorías, existen grandes talentos aunque no hayan llegado a la Fórmula 1. Mikel Azcona es uno de ellos. Curiosamente, su trayectoria deportiva guarda algunas similitudes con el asturiano y, en algún momento, la carrera de Azcona también se cruzó con la de Sainz en el karting.

Gran promesa internacional del mundo de los turismos, Azcona ha sido fichado este año como piloto oficial de Hyundai, uniéndose a otro español bajo sus colores, Daniel Sordo, en el Mundial de Rallies. Ganó en su debut con la marca coreana en Pau. El pasado fin de semana, lograba su tercer triunfo en Motorland, en España, y hoy lidera el FIA WTCC (World Touring Car Championship) con grandes posibilidades de proclamarse campeón del mundo. A sus 26 años, Azcona es otro de los pilotos españoles que confirma que su carrera no tiene techo.

"Fernando Alonso siempre ha sido mi piloto favorito. Desde que empecé de pequeño en los karts, siempre veía sus carreras, me compraba su ropa, las gorras… Para mí, ha sido mi ídolo", explica Azcona en la charla con El Confidencial después de su victoria el domingo. "Según crecía, me fijaba en otros para aprender. Pero siempre ha sido mi ídolo porque venimos los dos de un entorno familiar muy parecido, padre trabajador, familia trabajadora… Como piloto, me gusta mucho, porque es muy completo". Como en el caso del asturiano, los triunfos y el talento han sido lo que han mantenido viva su trayectoria.

Azcona empezó en el karting con solo cinco años. "Con mi familia, porque a mi padre le gustaba mucho e íbamos los fines de semana a rodar con mi padre y mi hermano, aunque también venía mi madre y pasamos el fin de semana juntos. Después, empezamos a competir en el campeonato de Navarra, donde todo eran circuitos urbanos en los pueblos, con balas de paja". Tras ganar varios campeonatos, en 2012 dio el salto a los turismos para poder seguir compitiendo, ya que los recursos familiares eran escasos.

PREGUNTA: Mikel Azcona es de los pilotos que para seguir corriendo tenía que ganar, como Alonso. No había muchos recursos en casa.

RESPUESTA: Los resultados, victorias y campeonatos han ayudado mucho, las cosas no caían solas del cielo. Era una herramienta que a mi padre le ayudaba mucho a la hora de ir a las empresas y conseguir patrocinadores de cara a la temporada siguiente. Al final, es un trabajo de octubre a febrero que es duro, difícil. Nunca sabías si podías conseguir correr al año siguiente, pero mi padre conseguía que pudiéramos seguir.

P: Siempre ha sido una especie de 'enfant terrible'. Tan pronto llegaba a un campeonato nuevo, empezaba a ganar muy pronto. ¿Cuándo pensó que podría llegar alto en el automovilismo?

R: Hay un momento en que me doy cuenta: el Europeo de 2018. Antes, seguía las carreras de turismos más importantes, el Mundial y el WTCR. Los pilotos de estas dos categorías eran para mí la referencia para estar al máximo nivel. En 2018, gané en el Europeo a Jean Karl Verney, que corría el Mundial y el campeonato de Europa. Pensé que, si podía estar en el Mundial, estaríamos a la misma altura. Esto para mí fue increíble.

P: Llegó al Mundial de Turismos como piloto oficial de Cupra y ganó en su primera temporada en un campeonato repleto de veteranos.

R: La de Cupra ha sido una etapa muy bonita, donde he crecido mucho como piloto. Me dieron la oportunidad de correr en dos campeonatos mundiales como el WTCR y el ETCR. Ellos fueron quienes creyeron desde el principio en mí y, en cierto modo, gracias a ellos estoy donde estoy. Gané la primera vez en Vila Real, en Portugal, en un circuito urbano, y luego conseguimos muchos triunfos juntos. Han sido años muy bonitos que me han dado la oportunidad de crecer como piloto.

Fue increíble cuando me llamó Andrea Adamo (hasta hace poco responsable de los programas deportivos de Hyundai en todo el mundo). Se me iluminó todo. A partir de aquí, hablé con mi familia y fue un momento difícil porque era cuando mejor estaba con Cupra. La relación era muy familiar. Decir adiós a una marca así era duro, pero lo tenía muy claro. Hyundai siempre han estado para ganar, es un equipo muy grande. Al final tuve que tomar la decisión.

P: A los pocos meses de llegar ya es líder del WTCR. De seis carreras hasta el momento ha ganado la mitad. ¿Puede ser campeón del mundo este año?

R: Cada fin de semana que va pasando me doy cuenta de que es increíble, tres fines de semana, tres victorias, líder con 30 puntos… El año es muy largo y todo puede pasar, pero es mejor estar así líder, con esta ventaja, que tener que remontar. Sinceramente, lo que antes me costaba luchar por una victoria... Ahora con el Elantra tengo más posibilidades para ganar el título.

P: ¿Cómo es la vida de un piloto profesional en el seno de un gran fabricante?

R: Para mí, es dedicación cien por cien, lo que significa tanto preparación física como de simulador, constantes, revisar material de otros años, vídeos, prepararte cada fin de semana de carreras... Luego, viajar muchísimo. Hacemos muchos tests entre carreras, trabajamos con el equipo en reuniones… Al final, para mí, lo que siento es que si es algo que te apasiona, no es un trabajo. Mi día a día es 24 horas de carreras y 'motorsport'. Todo el día está relacionado con las carreras para ser el mejor piloto y persona cada día, para dar el mayor rendimiento.

P: Es usted de los pocos pilotos en el mundo que compite con coches de combustión y eléctricos, en el WTCR y el ETCR (también con Hyundai), y además también gana en ambos. ¿Cómo es la experiencia de dar el salto de uno a otro, a veces en un mismo fin de semana? ¿Cómo ve el futuro del automóvil?

R: Vemos que todo está tirando a lo híbrido y a lo eléctrico. Como piloto, me gusta más el motor de combustión por las sensaciones que te da o la agilidad, que es difícil de conseguir con un eléctrico. Pero los eléctricos son también coches muy interesantes. En la aceleración, impresionan bastante. Si pudiéramos hacer una mezcla, mi coche ideal sería la agilidad del WTCR por el paso en curva y la aceleración del eléctrico. Son dos coches muy diferentes y, como piloto, tienes que cambiar mucho el chip, porque no se conducen de la misma manera al dar gas, al frenar, jugar con los pesos del coche. Por ejemplo, se llevan muy diferente de atrás. En el eléctrico, cuanto menos se mueva, mejor, porque tenemos el 70 por ciento del peso atrás y muchas inercias. Uno es tracción delantera y el otro, trasera. Como piloto, es un gran desafío, muy difícil de competir el mismo fin de semana con los dos coches. Pero, al final, toda la competición será eléctrica dentro de unos años y seguirá mejorando, como la Fórmula E en un principio, que cambiaba los dos coches en cada carrera.

P: ¿Cuál es el techo y la meta de Mikel Azcona?

R: Sinceramente, me veo en las 24 Horas de Le Mans y en el Mundial de Resistencia. Aunque estoy muy bien en los turismos en el WTCR, me gustaría estar en unos años en GT3 o con los prototipos que van a llegar a Le Mans y el Mundial. Sinceramente, me gustaría, pero es cierto que estos años estoy muy concentrado en donde estoy. Como objetivo cercano, quiero ser campeón del mundo del WTCR, es por lo que estoy luchando, pero me gustan las carreras de resistencia y Le Mans. Me gustaría meter algún día el morro allí.

Fernando Alonso y Carlos Sainz no son los únicos pilotos de élite en España. En otras categorías, existen grandes talentos aunque no hayan llegado a la Fórmula 1. Mikel Azcona es uno de ellos. Curiosamente, su trayectoria deportiva guarda algunas similitudes con el asturiano y, en algún momento, la carrera de Azcona también se cruzó con la de Sainz en el karting.

Fórmula 1 Fernando Alonso
El redactor recomienda