Es noticia
Menú
Alonso y Sainz, a lidiar con el sol y un nuevo morlaco en el GP de España: Mercedes
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
BUENAS SENSACIONES

Alonso y Sainz, a lidiar con el sol y un nuevo morlaco en el GP de España: Mercedes

Una jornada esperanzadora, pero con muchas incógnitas por resolver tal y como se esperaba. Mercedes, con su nuevo motor, fue la sorpresa inesperada del primer día de pruebas

Foto: Jornada esperanzadora para Sainz y Alonso. (EFE/Enric Fontcuberta)
Jornada esperanzadora para Sainz y Alonso. (EFE/Enric Fontcuberta)

Para ser un viernes, el Circuit de Catalunya presentaba un aspecto espléndido con una cantidad de público que recordaba al de los mejores tiempos de la Alonsomanía. Está claro que hay muchas ganas de Fórmula 1 en nuestro país después de dos años sin presencia de espectadores en las gradas. Por otra parte, la posibilidad real de ver a Carlos Sainz y Fernando Alonso peleando por cosas importantes ha devuelto al circuito no solo los números, sino también el entusiasmo.

Tal y como anticipábamos, hubo más trabajo del habitual en las dos primeras sesiones de entrenamientos libres. El intenso calor, así como las evoluciones que han traído los equipos a Barcelona, han significado mucho trabajo comparativo entre compuestos de neumáticos, cargas aerodinámicas y niveles de combustible en el depósito. Uno de los principales problemas a la hora de hacer las evaluaciones es que el pico dulce de competitividad de los neumáticos se produce apenas en su primera vuelta y no es nada fácil para los pilotos dar un cien por cien cuando aún están aclimatándose a las nuevas reacciones de sus coches. Por miles de vueltas que hayan dado en el pasado en este circuito, o por mucho que apenas hace dos meses hicieran aquí la pretemporada, todo ha cambiado.

Foto: Alonso, en el paddock de Montmeló (Javier Rubio)

Charles Leclerc, con Ferrari, encabezó las listas de tiempos en las dos sesiones de entrenamiento, pero lo que pocos esperaban es que entre el monegasco y Carlos Sainz, que ocupó la cuarta plaza, se intercalaran los dos pilotos de Mercedes. Es obvio que aún es pronto para lanzar las campanas al vuelo del regreso de las 'flechas plateadas' a la cabeza de carrera, pero tanto George Russell como Lewis Hamilton estuvieron regularmente entre los más rápidos y sus mejores tiempos estaban apenas dos décimas por detrás de Leclerc.

En quinta y sexta posición estaban Max Verstappen, con su Red Bull, y Fernando Alonso, con su Alpine, no del todo contentos con el rendimiento de sus coches, pero confiados ambos en que tienen buen espacio de mejora. En el rendimiento de Mercedes hay que contar que traen un motor nuevo a Barcelona y modificaciones en la aerodinámica que, como el propio Lewis Hamilton reconocía, le han permitido por primera vez en lo que va de temporada conducir sin sufrir el temido efecto rebote en las rectas.

Fernando, con trabajo, pero esperanzado

Alonso reconoció lo mucho que ha evolucionado su coche desde los test de pretemporada y cree que hay posibilidades de conseguir una buena posición en la parrilla de salida. "Este viernes ha sido un día razonablemente bueno para nosotros", afirmó el piloto asturiano. "Después de los entrenamientos invernales, teníamos que hacer algunas pruebas y llevar a cabo nuestro trabajo normal de evaluación de los neumáticos", aseguraba.

Fernando reconoció que tienen mucha tarea aún por delante de pruebas comparativas en la sesión de entrenamientos libres antes de la definitiva de clasificación, pero que los datos recogidos durante el viernes serán sin duda muy útiles. "El equilibrio no es perfecto, así que hay más trabajo que hacer para asegurarnos de que estamos lo mejor preparados posible para la clasificación. Me ha gustado ver las gradas llenas y espero que podamos dar un buen espectáculo".

El bicampeón mundial debe de andarse con ojo, porque su desahogo matinal con sus declaraciones contra los comisarios por su penalización de Miami le puede costar cara. Reglamento en mano, puede acarrearle nuevas sanciones económicas o, lo que es peor, deportivas en el Gran Premio de casa. Probablemente, tenga razón Fernando, pero es el jefe de equipo Ottmar Szafnauer y no él quien tiene que dar un puñetazo en la mesa de la FIA ante la decisión de Niels Wittich. Lo que está claro es que desacreditar públicamente al ente arbitral siempre es una mala idea, porque, independiente de que haya sanción al final o no, te van a tomar la matrícula y no te van a pasar ni una.

placeholder Ambiente excepcional en las gradas de Barcelona. (Ferrari)
Ambiente excepcional en las gradas de Barcelona. (Ferrari)

Jornada tranquila en Ferrari

Carlos Sainz, por su parte, tuvo una jornada bastante tranquila y sin sobresaltos. Su trabajo se centró mucho en la evaluación de los distintos tipos de neumáticos en los recorridos largos, que es donde parece que Ferrari tiene más tarea por delante. En velocidad a una vuelta, con neumáticos blandos y medios, tanto Leclerc como el propio Sainz sacaban los tiempos con relativa facilidad.

El madrileño reconoció que la segunda sesión fue un poco más complicada que la primera, pues con los numerosos cambios que se hicieron entre ambas sesiones fue difícil encontrar el equilibrio con los distintos tipos de neumáticos. "Tenemos que estudiarlo y encontrar los ajustes correctos, pero tenemos muchos datos y estoy seguro de que encontraremos una configuración más cómoda. Se ve que hay mucha degradación con el calor, lo que podría ser crucial para la carrera, así que también estaremos atentos a eso", aseguró.

"Si puedo encontrar el punto ideal del coche en el circuito, estaré en la pelea"

Carlos transmitía felicidad al ver el impresionante ambiente que presentaba el circuito y reconocía el extra de motivación que eso supone: "La sensación de correr en casa te da esa décima de más que a veces no sabes que llevas dentro de ti mismo. Tienes mejores vibraciones a tu alrededor, estás de buen humor, hay mucha gente que quiere que te vaya bien y creo que eso te da un buen impulso. Si puedo encontrar el punto ideal del coche en el circuito, estaré en la pelea", aseveró.

Desde luego, el Gran Premio promete. La afición española tiene muchas ganas de celebración y, de momento, las sensaciones para lograr algo importante son buenas. Esperemos que la sorprendente llegada al grupo de cabeza de Mercedes no estropee la fiesta, sino que la convierta en aún más apoteósica.

Para ser un viernes, el Circuit de Catalunya presentaba un aspecto espléndido con una cantidad de público que recordaba al de los mejores tiempos de la Alonsomanía. Está claro que hay muchas ganas de Fórmula 1 en nuestro país después de dos años sin presencia de espectadores en las gradas. Por otra parte, la posibilidad real de ver a Carlos Sainz y Fernando Alonso peleando por cosas importantes ha devuelto al circuito no solo los números, sino también el entusiasmo.

Fernando Alonso Fórmula 1 Lewis Hamilton Charles Leclerc
El redactor recomienda