Es noticia
Menú
Como el torero que sale por las noches: las diferencias entre Fernando Alonso y Vettel
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
LA ACTITUD DEL CAMPEON CUANDO NO PUEDE GANAR

Como el torero que sale por las noches: las diferencias entre Fernando Alonso y Vettel

Sebastian Vettel parece en estos tiempos un piloto distendido y disperso ante su falta de opciones con Aston Martin. El alemán y Alonso ofrecen actitudes diferentes cuando ya no se aspira a la victoria

Foto: Vettel y Alonso, en Gran Premio de Arabia Saudí de 2021 (Hassan Ammar Pool via REUTERS)
Vettel y Alonso, en Gran Premio de Arabia Saudí de 2021 (Hassan Ammar Pool via REUTERS)

El próximo Gran Premio de España es una estación crucial para cada monoplaza, con novedades en todos los frentes para ganar posiciones en la parrilla actual. Pero la evolución del algún equipo hasta el verano puede contribuir a perfilar el futuro de pilotos como Fernando Alonso y Sebastian Vettel.

Varias especulaciones mediáticas han cogido vuelto estos últimos días, pero necesitarían de otros factores para entrar en lo verosímil. Mientras entre bastidores no se sepa cuál será el destino de Lewis Hamilton y el propio Vettel, el mercado seguirá abierto. Alonso dejaba caer aquel “aquí o en otro sitio”, aunque con Alpine como primer candidato, Vettel sigue alimentando la figura de quien vive con distanciamiento la exigencia y la presión propios de este deporte.

Vettel visibiliza de manera creciente cómo su núcleo de intereses crece más allá de la Fórmula 1. Nada que reprocharle, su amigo Lewis Hamilton ha confirmado que puede hacerse con éxito. Pero nadie señalaría hoy en Vettel a un líder motivado y comprometido para un equipo en pleno relanzamiento como es Aston Martin. Independientemente de dónde termine Alonso el próximo año, el español personaliza la imagen opuesta cuando se trata de capear el temporal sin un monoplaza ganador.

​El perro, "sin la galleta"

El alemán empezó con el pie cambiado al perderse los dos primeros grandes premios. Con un monoplaza inconducible, el octavo puesto de Imola es su único resultado en meta, mientras un decimotercero ha sido su mejor posición de parrilla. Tras la carrera italiana, Vettel reconocía intrínsecamente su posición. “Es duro, te matas a trabajar y cuando tienes un material competitivo es fácil lograr buenos resultados, pero el trabajo que se requiere en la parte de atrás de la parrilla, para ser sincero, no lo he apreciado durante muchos años, es igual para todos en el equipo, pero más duro porque no hay recompensa después de la carrera. Hacer que el perro salte sin la galleta después es duro. Estoy contento por el equipo, y que ambos coches estén dentro de los puntos también”¿Es suficiente para quien ha ganado cuatro títulos consecutivos, y hoy vive en el fondo de la parrilla y en el seno de una estructura en plena reconversión?

La actitud de Vettel tiene un espejo de Fernando Alonso. Dos grandes campeones, pero con actitudes diferentes cuando las opciones de victoria son inexistentes. No hace falta recordar su motivación en los años de McLaren y Honda, ni tampoco en 2021 y ahora con Alpine. Alonso sigue derrochando motivación y determinación, aunque ahora con un aire más relajado. Enfrente, un Vettel cada vez más distendido y disperso.

El alemán ha cogido el rebufo de Lewis Hamilton como estandarte de causas sociales. Pero mientras al británico le avalaban los triunfos, en Vettel se interpretan como recursos compensatorios para quien no tiene la ‘galleta’ de los resultados. Dotado de una gran inteligencia y sensibilidad, su interés genuino por determinadas causas le impele a la acción. Pero como el torero sale de copas por la noche, cualquier traspié en la arena se atribuirá a su dispersión. Por su experiencia, Vettel debería liderar contundentemente un equipo inmerso en una millonaria reestructuración, aunque ni supera claramente en la pista a Lance Stroll como su palmarés y recorrido en la Fórmula 1 indicarían.

Predicar y dar trigo

¿Confía Vettel en el potencial y la gestión de Aston Martin para el futuro? De momento, el monoplaza británico ha caído estrepitosamente en la jerarquía de la nueva era ‘wing car’. Para el Gran Premio de España el equipo británico prepara una versión B del AMR22, un monoplaza con cambios radicales respecto a la versión actual. Será crucial su rendimiento para la motivación futura de Vettel. Queda también en el aire su adaptación al estilo requerido por los actuales monoplazas y sus neumáticos. Solo con los escapes de soplado fue Vettel brilló realmente en la Fórmula 1.

Algunos de los últimos gestos de Vettel, como su famosa camiseta en la presentación o su paseo con ropa interior en Miami, no parecen a priori sintonizables con una marca del perfil de Aston Martin. Su equipo está patrocinado por la petrolera saudí Aramco, país y sector en las antípodas de sus convicciones personales. Vettel estuvo brillante en su aparición en el programa de debate político de la BBC, 'Question Time', pero no pudo ocultar las contradicciones entre sus aireadas convicciones y su protagonismo en la Fórmula 1. Entonces, ¿por qué insistir en visilibilizar valores y creencias que tanto chocan con la profesión que le sigue haciendo millonario? ¿Seguirá Vettel predicando sin dar trigo en el futuro?

Familia y tres hijos, todavía apasionado por pilotar un monoplaza según reconoce, pero descubriendo a la vez la dureza de jugarse el pellejo sin grandes alicientes cuando antes has vivido tanta gloria, con un creciente abanico de intereses que le motivan a la acción pública, aunque en contradicción con su posición actual. ¿Es Sebastian Vettel el perfil de un piloto dispuesto retirarse, o solo se trata de esperar con mentalidad zen tiempos mejores en la Fórmula 1?

El próximo Gran Premio de España es una estación crucial para cada monoplaza, con novedades en todos los frentes para ganar posiciones en la parrilla actual. Pero la evolución del algún equipo hasta el verano puede contribuir a perfilar el futuro de pilotos como Fernando Alonso y Sebastian Vettel.

Sebastian Vettel Fernando Alonso Lewis Hamilton
El redactor recomienda