Es noticia
Menú
El peligro de que el tiempo se acabe para Carlos Sainz a pesar del podio de Miami
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
LECLERC YA LE DOBLA EN PUNTOS

El peligro de que el tiempo se acabe para Carlos Sainz a pesar del podio de Miami

Sainz supo reponerse con el podio del accidente del viernes y su racha de abandonos, pero no es suficiente para recortar terreno sobre Leclerc mientras Red Bull ya empieza a volar

Foto: Carlos Sainz logró, por fin, romper la racha de abandonos. (Ferrari)
Carlos Sainz logró, por fin, romper la racha de abandonos. (Ferrari)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Si la realidad depende de la percepción del sujeto, podría alegarse que ni la posición de Ferrari ni la de Carlos Sainz han salido reforzadas del Gran Premio de Miami. Enfrente habrá quien aporte razones para defender lo contrario. "Después de cinco carreras, somos líderes en los dos campeonatos", explicaba Mattia Binotto a final de la prueba. ¿Entonces? ¿No ha salido Sainz de su desafortunada racha con su tercer podio?

Red Bull ha superado a Ferrari. Este es el balance del primer bloque del campeonato cerrado por la carrera americana. Un escenario que no favorece la posición de Carlos Sainz. Porque, de mantenerse su actual patrón de rendimiento, quizá pronto Ferrari comience a posicionarle como escolta de Leclerc ante la intensa pugna que se augura frente a un equipo austriaco centrado en torno a Max Verstappen.

La ola que va y viene

"Nos ha sorprendido lo que nos ha sacado con la rueda media en carrera", confirmaba Sainz al terminar la prueba. Ferrari ha perdido terreno frente a Red Bull incluso en aquellos apartados de aceleración y curvas lentas, como Verstappen confirmó en Miami toreando a los dos Ferrari desde la tercera posición. Ya es la segunda carrera consecutiva que repite el mismo esquema. "Red Bull nos ha adelantado con un par de décimas por vuelta", rubricaba Binotto. Pero, según su análisis, tan solo se trata de un diferente ritmo de evolución.

"No hemos desarrollado el coche desde el comienzo de la temporada, traeremos evoluciones en Barcelona y esperamos que funcionen bien para que podamos alcanzarles y luchar con ellos de nuevo", confesaba. Su esperanza se basa en el distinto ritmo de introducción de evoluciones: "Red Bull ha desarrollado el coche más de lo que lo hemos hecho nosotros. Dicho esto, espero que no desarrollen tanto a lo largo de la temporada. Se han gastado mucho dinero (hasta ahora), así que en algún momento pararán el desarrollo, mientras nosotros tendremos todavía evoluciones disponibles".

Aunque también se pensaba el pasado año que la intensa pugna con Mercedes costaría a Red Bull su precio. "Es lo que me preocupa", repetía después en la rueda de prensa sobre la capacidad operativa y económica del equipo austriaco. Pero, en esta ola que va y viene, el abogado defensor tiene argumentos para dejar en suspenso el veredicto sobre Ferrari hasta que llegue su próxima batería de novedades: "Siempre dije que quería cinco carreras para analizar el coche". Binotto se mostró confiado en las balas que su equipo tiene guardadas en la recámara para Montmeló.

Accidente y perder dos carreras

El defensor de Sainz, sin embargo, tendrá que emplearse a fondo a pesar de salvar el fin de semana cuando más oscuro se volvía. Porque, tras el Gran Premio de Miami, el fiscal empieza a acumular papeles en su contra. ¿Jugó a favor de Sainz el fin de semana de Miami? Supo levantar esa losa que caía sobre él con el accidente del viernes y los dos grandes premios anteriores. Sainz se defendió magníficamente cuando todo apuntaba a que sería un pato sentado frente a Pérez y, finalmente, salvó el podio.

Pero tampoco pudo superar a Leclerc como necesita en estos momentos. Tampoco estaba en condiciones para ello en Miami, como reconoció al final de la prueba. "No me sentía físicamente bien al final del 'stint' con el medio, en las últimas vueltas empecé a sentirme cansado y no estaba al cien por cien debido al accidente del viernes", explicaba Sainz en la rueda de prensa. "No lo utilizaré como una excusa, pero quizá también me han faltado las dos últimas carreras para tener el cuello y el cuerpo adaptado a estos Fórmula 1. Desde hace tiempo, no hago una distancia completa y, combinado con el accidente del viernes, no he podido atacar a partir del coche de seguridad".

El tiempo se acaba

Sainz repitió de nuevo el patrón de anteriores carreras, aunque con los atenuantes de Miami. De nuevo, se pegó a Leclerc en los entrenamientos, aunque sin superarle. Y ha rodado una o dos décimas por vuelta por detrás del monegasco en carrera. Leclerc y Verstappen corren en su propia liga y Sainz no acaba de meterse en ella. A juzgar por sus palabras, no parece que vaya a cambiar el panorama a corto plazo. "He hecho algunos cambios en la puesta a punto últimamente que van en la dirección que quiero y que necesito", explicaba el sábado. "No es la mejor clasificación que he hecho, porque cometí un gran error en la última curva, pero es un progreso. Aún no estoy ahí y no creo que sea asunto de una carrera más, creo que va a ser algo progresivo durante la temporada".

El fiscal puede pisar aquí el acelerador para defender que Sainz pronto sea subordinado a Leclerc. Red Bull supera a Ferrari en rendimiento con el RB18, Verstappen está inmenso y Checo Pérez trabaja para el holandés cuando es necesario. En Ferrari, Leclerc dobla ya en puntos a Sainz, 104 por 53, y, si su evolución para explotar el F1-75 y rivalizar con Leclerc necesita aún varias carreras (como en 2021), ¿qué se puede esperar de la cúpula de Ferrari ante la intensa pugna con Red Bull en todos los frentes?

"Recuerdo pasar por un escenario similar el pasado año, cuando tuve un par de accidentes y luego empezó mi mejor racha de carreras en Fórmula 1, así que sé cómo salir de ello", explicaba Sainz antes de comenzar el fin de semana. Afortunadamente, con su podio, rompió la racha de Australia e Italia. Pero ¿cuándo plantará cara a Leclerc? "Barcelona es un circuito distinto, de alta carga, y la velocidad en recta es menos importante, así que estoy deseando que llegue, porque traeremos mejoras y esperemos poder igualarlos en velocidad y que haya una lucha más cercana", avanzaba Mattia Binotto sobre la próxima carrera. Entonces, Carlos Sainz corre en casa, ante los suyos, el mejor escenario posible para reivindicarse. Porque el tiempo se acaba.

Si la realidad depende de la percepción del sujeto, podría alegarse que ni la posición de Ferrari ni la de Carlos Sainz han salido reforzadas del Gran Premio de Miami. Enfrente habrá quien aporte razones para defender lo contrario. "Después de cinco carreras, somos líderes en los dos campeonatos", explicaba Mattia Binotto a final de la prueba. ¿Entonces? ¿No ha salido Sainz de su desafortunada racha con su tercer podio?

Fórmula 1 Charles Leclerc Mattia Binotto
El redactor recomienda