Es noticia
Menú
Fernando Alonso 'pasa' del baño de masas en Miami para presentar su bici eléctrica
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
EXPECTACION INUSITADA CON EL GP DE MIAMI

Fernando Alonso 'pasa' del baño de masas en Miami para presentar su bici eléctrica

El GP de Miami y la Fórmula 1 viven un flechazo instantáneo, el sueño de Liberty para la disciplina en Estados Unidos, y un modelo para otras carreras por su éxito fuera de la pista

Foto: La presentación de la parrilla de Fórmula 1 en el Hard Rock Stadium (Formula 1)
La presentación de la parrilla de Fórmula 1 en el Hard Rock Stadium (Formula 1)

Nunca se había visto a toda la parrilla de Fórmula 1 reunida en un gran escenario, jefes incluidos. Bueno, todos no. Faltaba uno: Fernando Alonso. El español presentaba en paralelo una nueva bicicleta eléctrica bajo los auspicios de su marca deportiva, además del nuevo casco que usará en el GP de Miami. Porque la llegada de la Fórmula 1 a la capital de Florida lleva camino de romper todos los moldes. De momento, fuera de la pista.

El Hard Rock Stadium es el epicentro del gran premio, en torno al cual discurre el circuito. En el escenario que ejercerá también como podio, los miembros de la Fórmula 1 parecían artistas rodeados de un gran espectáculo de luces y colores, con el público desde abajo celebrando como si de un gran concierto se tratara. Era tan solo un evento más de los que están envolviendo este gran premio con un ambiente nunca visto hasta ahora.

Es el sueño de Liberty, su visión de la Fórmula 1 en Estados Unidos. Un entorno urbano, en una de las ciudades más icónicas de Estados Unidos. Todas las entradas vendidas, y con una demanda extraordinaria. Los actos corporativos y sociales son interminables. Los equipos no dan abasto con las peticiones de los patrocinadores. Si en lo deportivo se iguala la efervescencia en torno a esta carrera -no será fácil- el Gran Premio de Miami puede convertirse en un hito en la Fórmula 1. De momento, el flechazo es fulminante entre ambos, ciudad y deporte.

Una "meme marina"

La siembra de 'Drive to Survive' se está confirmando con una cosecha gigantesca, y Miami lo ilustra estos días. La ya famosa 'Marina ‘fake’' ha ejercido como primer golpe de efecto. Los barcos situados en tres curvas del trazado y ‘anclados’ en un gran vinilo han producido millones de vídeos y memes en las redes sociales. La idea inicial era configurar el circuito en torno a una marina real, o que pudiera ser captada por las cámaras en la distancia. No fue posible incluir el escenario real. No importaba. Mentalidad americana.

Tom Garfinkel, CEO de los Miami Dolphins, del Hard Rock Stadium, y responsable del comité organizador del gran premio, decidió que una marina estaría presente a toda costa. Todo una señal de la disposición de los organizadores a superar cualquier desafío para llevar a cabo un evento único. Que han sido infinitos estos años. Crear semejante ‘marina’ ha representado todo un desafío logístico que ha costado meses llevar a cabo, incluyendo el transporte de las embarcaciones.

Por detrás, cinco años de trabajo y preparación con un equipo gestor capaz de superar todos los problemas inimaginables. Hace un par de semanas, por ejemplo, la Fórmula E debía suspender la carrera de Vancouver de 2022 por una interminable selva de problemas burocráticos. En cambio, ni los problemas legales, urbanísticos, logísticos y vecinales han impedido que los organizadores del gran premio y Liberty estén creando un evento equivalente a una “Superbowl” de la Fórmula 1 por la expectación que está creando.

Empresas y patrocinadores, como nunca

“La demanda ha sido algo que nunca había visto antes”, reconoce Garfinkel, cuya experiencia incluye la NFL, Nascar, Indycar y NBA y diferentes grandes empresas en el terreno del marketing. Los pilotos no han parado. De un lado para otro, con eventos sociales y de patrocinadores. La estrella mediática fue la pachanga de golf entre Lewis Hamilton y Tom Brady, la gran figura del fútbol americano. Con fines benéficos, pero con un brutal retorno para todas las partes. Los conciertos, espectáculos, exhibiciones en torno al gran premio son interminables. Los pilotos, como reconocia Charles Leclerc antes de subir al escenario del Hard Rock Stadium, no han parado ni un minuto desde que han llegado a Miami.

Las activaciones de patrocinio alcanzan cotas nunca vistas según Zak Brown, americano, CEO de McLaren, antiguo gurú del patrocinio. “Esto no es solo en mis seis años al frente de McLaren, porque he estado en el deporte durante 20 años. Me recuerda mucho al Super Bowl, que es el evento más grande del año", explicaba el americano, quien daba cuenta del inmenso impacto comercial del gran premio. "No solo todos quieren venir al Super Bowl para ver el evento, sino también todo lo que hay en medio, las fiestas, los eventos son parte de esto. Y esto es algo fuera de serie. Somos uno de los equipos más grandes con 'hospitality' y tuvimos el doble de solicitudes. Es el programa de 'hospitality' más grande que hemos tenido”. Ahora solo falta que el espectáculo deportivo esté a la altura del social.

La bici eléctrica de Alonso

Por su parte, Fernando Alonso fue el único piloto ausente de la presentación oficial de los pilotos y jefes de equipo en el Hard Rock Stadium. El español se desplazó a la tienda física en Miami de la empresa distribuidora en Estados Unidos de su marca deportiva Kimoa. Aprovechó para hacer público el diseño del casco, totalmente inédito en su carrera, que usará durante el Gran Premio de Miami. Simultáneamente, presentó otro nuevo producto con el nombre de su marca, esta vez singular para su gama, porque se trata una bicicleta eléctrica monocasco, fabricada con impresora 3D en fibra de carbono termoplástica, un proceso que permite eliminar todas las juntas de los cuadros tradicionales y dotarla de gran rigidez.

Kimoa se ha asociado con Arevo, marca pionera en la fabricación de bicicletas con tecnología de 3D. Gracias a este sistema, el ciclista puede adaptar la bicicleta a sus medidas personales y también elegir el tipo de bicicleta, ya sea urbana, de carretera o de montaña. Según Arevo, son posibles 5.000 combinaciones diferentes de configuración. La batería tiene una autonomía de casi 90 kilómetros y se puede cargar en dos horas. Su precio en Estados Unidos es de 3.999 dólares.

Nunca se había visto a toda la parrilla de Fórmula 1 reunida en un gran escenario, jefes incluidos. Bueno, todos no. Faltaba uno: Fernando Alonso. El español presentaba en paralelo una nueva bicicleta eléctrica bajo los auspicios de su marca deportiva, además del nuevo casco que usará en el GP de Miami. Porque la llegada de la Fórmula 1 a la capital de Florida lleva camino de romper todos los moldes. De momento, fuera de la pista.

Fórmula 1 Fernando Alonso
El redactor recomienda