Es noticia
Menú
A Ferrari todo le sale fácil y Carlos Sainz tiene aires de grandeza en Melbourne
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
Cada uno lideró una sesión

A Ferrari todo le sale fácil y Carlos Sainz tiene aires de grandeza en Melbourne

Desde la primera sesión, los dos pilotos de la escudería italiana marcaron la pauta. Mientras tanto, Verstappen y Red Bull avisan de un panorama similar al de Jeddah y Shakir

Foto: Carlos Sainz se mostró rápido desde los primeros libres del GP de Australia. (@Scuderia Ferrari Press Office)
Carlos Sainz se mostró rápido desde los primeros libres del GP de Australia. (@Scuderia Ferrari Press Office)

Ferrari sigue subido con su tabla en la ola australiana, con Max Verstappen en la misma estela. Se repetirá la foto que en las dos carreras anteriores. "La pelea con Red Bull, una décima arriba o abajo, seguirá así, porque las dos pistas (Shakir y Jeddah) no eran exactamente iguales por sus características". Antes de comenzar los entrenamientos del Gran Premio de Australia, Carlos Sainz avanzó un posible escenario para la tercera carrera del año. Por lo visto en la primera jornada, al menos, lo clavó. Sin embargo, el español empezó con aires más fluidos que en la dos carreras anteriores.

La evolución de una pista de asfalto nuevo y escasa adherencia, con temperaturas inferiores a las esperadas, deja margen abierto para sábado y domingo por la evolución de ambos factores estos dos próximos días. Sin embargo, Ferrari ha vuelto a confirmar la versatilidad de su monoplaza también en este trazado, mientras que desde el primer minuto Sainz estuvo singularmente cómodo en una pista rapidísima. Solo falta confirmar tales sensaciones en el último intento del Q3 en sábado.

placeholder Los dos Ferrari se mostraron extremadamente rápidos en las dos sesiones. (@Scuderia Ferrari Press Office)
Los dos Ferrari se mostraron extremadamente rápidos en las dos sesiones. (@Scuderia Ferrari Press Office)

Los tiempos, con facilidad

El F1-75 confirmó estar sintonizado en un asfalto con menos adherencia de la esperada desde los primeros libres. Pista asfaltada de nuevo, curvas ampliadas, algunas más rápidas que antes y con diferentes puntos de frenada, menos baches... Los equipos ajustaron el tiro a medida que transcurría la sesión. Verstappen y Red Bull comenzaron más desajustados, pero fue exclusivamente cuestión de tiempo. Ferrari, sin embargo, siempre estuvo arriba a pesar de las diferencias de temperatura entre ambas sesiones. Otro signo del monoplaza completo que es este nuevo modelo. Sainz lideró la primera sesión, donde el neumático duro fue protagonista. Y anticipó ya la sensación dejada por el equipo italiano en la segunda sesión.

Charles Leclerc y Carlos Sainz sacaron los tiempos con extrema facilidad, siempre arriba. El español confirmó muy pronto el buen ritmo con los medios y a los pocos minutos ya lideró con ese compuesto. En un momento dado, ambos pilotos de Ferrari se enzarzaron en un intercambio de cronos en primera posición con los blandos. Con la excepción puntual de Fernando Alonso durante unos instantes, así siguieron hasta que Leclerc terminó con un magnífico 1.18.9, el único en bajar del 1.9. Sainz, no obstante, no lo emuló el último intento, pero dejó la sensación de más tiempo en su mano

Verstappen, sin embargo, llegó al lugar en el que Ferrari se situó antes. En su último intento, superó la referencia de Leclerc, aunque el tráfico y un error en la curva 12 le impidieron superar al monegasco. Y terminó dos décimas por detrás de él, intercalándose con Sainz. La progresión del holandés durante toda la jornada llevó al RB18 a rivalizar con el F1-75 a una vuelta. Y explotaron su potencial en las zonas más rápidas de la pista, como en Jeddah. Como el propio Sainz apuntó antes de comenzar las sesiones, Ferrari tendrá que calibrar cómo compensar la mayor velocidad punta. Con su mejor rendimiento en las zonas de más carga ante la experiencia del pasado gran premio, que le costó la victoria. Por su parte y a la inversa, Red Bull buscó una mejora en su adherencia en las zonas más lentas. La evolución de la pista el sábado será crucial en este aspecto. Hasta comprobarlo, como el madrileño apuntó, los dos días restantes se asemejan a los de Shakir y Jeddah para ambos equipos.

Crucial superar a Leclerc

"Para mí fue un viernes más duro. Los primeros libres fueron un poco complicados, mejoré con mi pilotaje en los segundos libres, pero hay trabajo por hacer", reconoció Leclerc, que no se adaptó rápidamente a la pista, a diferencia de Sainz, que mostró un nivel más homogéneo durante las dos sesiones. ""Fue bastante complicado, un asfalto muy complicado, lo encontramos... bastante difícil de conducir. También se vió los problemas que teníamos con los rebotes, no es fácil, pero al mismo tiempo he sido rápido en las dos sesiones, así que estoy deseando que llegue mañana" explicaba el español, "la pista es definitivamente más rápida y el nuevo asfalto se siente totalmente diferente en términos de agarre por lo que puedo recordar", explicó Sainz, que destilaba otra sensación de confianza respecto a las dos pruebas anteriores. "Tenemos que seguir trabajando para entender cómo se comportan los neumáticos. No obstante, en general, creo que tenemos una buena línea de base para empezar a prepararnos para la calificación de mañana".

Los entrenamientos clasificatorios serán cruciales para Carlos Sainz. El madrileño necesita romper la racha de Leclerc para desmontar una posible y temprana jerarquización en Ferrari. Tanto en Shakir como en Jeddah el monegasco sacó una última punta de velocidad a la que Sainz no accedió, a pesar de plantar cara en los distintos bloques de los entrenamientos de parrilla. Es precisamente uno de los rasgos que distinguen al monegasco, su brutal velocidad a una vuelta. Porque quedar por detrás de su compañero también condicionará la estrategia de carrera en una pista que ya se anticipa muy complicada para adelantar. Para el madrileño también será fundamental dejar detrás a Verstappen si no consiguiera batir a Leclerc. Se juega mucho este fin de semana. Al menos, las sensaciones acompañan por ahora.

Ferrari sigue subido con su tabla en la ola australiana, con Max Verstappen en la misma estela. Se repetirá la foto que en las dos carreras anteriores. "La pelea con Red Bull, una décima arriba o abajo, seguirá así, porque las dos pistas (Shakir y Jeddah) no eran exactamente iguales por sus características". Antes de comenzar los entrenamientos del Gran Premio de Australia, Carlos Sainz avanzó un posible escenario para la tercera carrera del año. Por lo visto en la primera jornada, al menos, lo clavó. Sin embargo, el español empezó con aires más fluidos que en la dos carreras anteriores.

Fórmula 1
El redactor recomienda