Es noticia
Menú
Alpine, cada vez más preocupante: sin ritmo, sin vueltas, y con problemas
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
Solo un Alfa y un Haas por detrás

Alpine, cada vez más preocupante: sin ritmo, sin vueltas, y con problemas

La primera jornada de Bárein no ha ayudado a mejorar la percepción del equipo francés en este arranque de temporada. Quedan dos jornadas para poder ofrecer otra imagen

Foto: Alpine. (EFE/Alejandro García)
Alpine. (EFE/Alejandro García)

Alpine sembró dudas en Barcelona y la primera jornada de pruebas en Bahrein han contribuido a que estas aumenten. De nuevo, el equipo francés completó otra jornada en la que no dio la impresión de poder empezar la temporada a la altura de los mejores. Es pronto todavia, pero en Shakir los dos pilotos de Alpine solo tuvieron por detrás un Alfa Romeo y un Haas.

Al margen de la poca distancia recorrida, vital para lograr informacion. Esteban Ocon comenzó la sesión matutina completando 42 vueltas, mientras que Fernando Alonso se subió al coche por la tarde cerrando con solo 24 vueltas. Cuando el asturiano llevaba apenas 13, el equipo detectó un problema en el coche que para cuando se resolvió ya quedaba muy poco tiempo disponible en pista. La anécdota de la sesión fue el extraño encontronazo con Lance Stroll, en el que ambos pilotos se estuvieron pasando y repasando como si en un duelo en la última vuelta, incluso a punto estuvieron de tocarse. Un incidente que resulta estéril en una pretemporada, y cuando se va justo de horas de rodaje con las horas de rodaje.

A casi tres segundos

Cuando un equipo magnifica sus problemas y otro los minimiza, cabe preocuparse, aunque por motivos opuestos. Era la paradoja vivida por Mercedes, que asusta por su potencial superioridad, y otros como Alpine preocupan por su decepcionante rendimiento inicial. Aunque los datos es necesario tomarlos con pinzas, la historia nos demuestra que pensando lo contrario de lo que se transmite se suele acertar. Si un equipo echa agua al café sobre su competividad, suelen ir como aviones, mientras que si otro se esfuerza demasiado en mandar señales positivas, quizá el tema pinte bastante mal.

En Barcelona el director deportivo de Alpine, Alan Permane, trató de tranquilizar explicando que en allí el A522 no se usó el DRS y llevaba mucha carga de combustible. Sin embargo, en Baréin Alpine seguía muy lejos de los tiempos de cabeza: sólo superó al Haas de Pietro Fittipaldi y al Alfa Romeo de Guanyu Zhou. Insistiendo que los cronos siempre son muy relativos, eran 2,8 segundos los que separaba a Ocon y Alonso del mejor tiempo marcado por Pierre Gasly con su Alpha Tauri.

El director técnico de Alpine, Pat Fry, evitó el alarmismo en sus conclusiones de la primera jornada, pero no escondió la existencia de los problemas: "No ha sido nuestro día más tranquilo, con los típicos problemas de los test que ocurren a veces cuando se realiza un programa extenso", comenzó explicando el ingeniero inglés. "Parece que el efecto rebote es menos problemático aquí que en Barcelona. Hoy nos quedamos cortos de rodaje a consecuencia de un problema en el coche con Fernando, por lo que nos quedan dos días por delante con mucho ajetreo en pista".

Ni siquiera es rompedor

En una línea parecida se expresó Fernando Alonso, que trató de mostrar tranquilidad para que el pánico no se apodere de su equipo ni por supuesto cunda el desánimo en sus seguidores: "Las cosas fueron bastante bien con Esteban por la mañana, pero por la tarde hubo problemas. No completamos todas las vueltas que habíamos planeado, pero aun así logramos aprender mucho sobre nuestro coche en condiciones de calor, probando algunos detalles en la configuración. Por eso, prosiguió el piloto español, no pudimos completar todas las vueltas que hubiéramos querido por la tarde. No obstante, hemos aprendido mucho sobre nuestro monoplaza en condiciones calurosas. Y hemos probado con configuraciones diferentes, que aprovecharemos para el viernes y el sábado".

Los problemas de pretemporada no deben magnificarse. El que restó más tiempo al español fue un problema de refrigeración, pero ya se suman varios que están impidiendo acumular kilometraje y evolucionar para entrar a buscar prestaciones. Cabría entender la situación de Alpine si hubieran presentado un coche muy rompedor, como el caso de Mercedes. Sin embargo, al menos en apariencia, el A522 es un coche bastante convencional en su aspecto. Precisamente, una de sus apuestas arriesgadas de la pasada temporada fue la acumulación de elementos en la zona central del monoplaza para reducir el tamaño de los pontones. Justo lo que ha hecho Mercedes.

Hasta cerrar esta esta pretemporada no caben veredictos, pero las señales de competitividad Alpine no son alentadoras por el momento. Fue de los primeros equipos en frenar la evolución del coche de 2021 para centrarse en el actual, pero no parece notarse por el momento. Cabe desear que los problemas del A522 sean reflejo de la situación interna de Alpine. En el plazo de pocos meses han salido del equipo francés los directores técnicos del área de motores (Remy Taffin) y de chasis y operaciones (Marcin Budkowski). Y Pat Fry fue nombrado recientemente director técnico. A veces, un monoplaza es el reflejo de la estructura que lo concibe. De momento, Alpine no carbura.

Alpine sembró dudas en Barcelona y la primera jornada de pruebas en Bahrein han contribuido a que estas aumenten. De nuevo, el equipo francés completó otra jornada en la que no dio la impresión de poder empezar la temporada a la altura de los mejores. Es pronto todavia, pero en Shakir los dos pilotos de Alpine solo tuvieron por detrás un Alfa Romeo y un Haas.

Pat Fry Fernando Alonso Fórmula 1
El redactor recomienda