Es noticia
Sainz a lo Mario Andretti: "Si está todo bajo control, no vas lo suficientemente rápido"
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
FALLO QUE PUDO COSTAR CARO

Sainz a lo Mario Andretti: "Si está todo bajo control, no vas lo suficientemente rápido"

El circuito de Jeddah ha demostrado no perdonar errores. El piloto español fue uno de los damnificados al no pasar el corte de los diez mejores en clasificación tras salirse de pista

Foto: Carlos Sainz en el circuito de Jeddah. (Reuters/Hamad I)
Carlos Sainz en el circuito de Jeddah. (Reuters/Hamad I)

El circuito de Jeddah ha demostrado no perdonar ni un solo error y el piloto español fue uno de los damnificados, al no pasar el corte de los diez mejores en clasificación por dos salidas de pista. Los presagios que anunciábamos ayer sobre lo que podría ocurrir hoy en Jeddah se cumplieron para lo bueno y para lo malo. En la parte positiva vimos a un Carlos Sainz endiabladamente rápido con su Ferrari, con capacidad para inmiscuirse entre los mejores, En el lado malo se confirmaron los temores acerca de lo en el filo de la navaja que hay que caminar en este circuito para sacar una buena vuelta. La sensación de peligrosidad por momentos es espeluznante.

placeholder Carlos Sainz no pudo materializar su potencial en las fases finales de la clasificación
Carlos Sainz no pudo materializar su potencial en las fases finales de la clasificación

Es fácil hablar de errores de pilotaje, pero quizá en este circuito más que en ningún otro de la temporada está mejor traída la famosa cita de Mario Andretti que aludía a que si todo está bajo control, los cronos estratosféricos nunca salen. Es cierto también que la elocuente frase del campeón italoamericano tenía mucho más sentido en su época, porque entonces traspasar los límites podía pagarse muy caro en forma de accidente grave o fatal.

Hoy día, la cuestión de salirse de los límites de pista rara vez sobrepasa la anécdota y la mayoría de las veces la cosa se resume en una excursión por la escapatoria de asfalto. Pero el circuito de Jeddah, a pesar de sus triples barreras de TEC-Pro recubriendo los muros de hormigón, ha demostrado morder con fiereza y de qué manera. En un trazado de alta velocidad jalonado de curvas ciegas de alta velocidad, la línea entre el éxito y la catástrofe es finísima y requiere de arrojo y precisión a partes iguales.

Por proseguir con las citas de míticos pilotos, sacar una buena vuelta en el trazado saudí precisa de aquello que decía Juan Manuel Fangio sobre el arte de ser el mejor: "Si vas una décima más lento, vas despacio y si vas una décima más deprisa de lo debido, te estrellas". Esto es justo lo que le pasó a Carlos Sainz, que después de una imponente vuelta en la primera fase de la clasificación, por dos veces pasó ese umbral de la décima de más y lo pagó caro, quedándose sin poder entrar en la fase final de la clasificación con los diez mejores.

Un fallo que podría haber costado caro

Y podría haber sido mucho peor, pues especialmente en la primera de las ocasiones que sobrepasó los límites de la física la bofetada monumental que podría haberse dado la salvó por los pelos. Recordó mucho al impresionante accidente que sufrió en los entrenamientos libres su compañero de equipo Charles Leclerc, que quizá fruto de la desagradable experiencia, hoy progresó sin fallos hasta una excelente cuarta plaza final en parrilla.

Así se expresaba un disgustado Carlos Sainz nada más bajarse de su coche: "Ha sido un poco una lástima porque venía de unos entrenamientos libres muy sólidos y haber rodado muy fuerte también en la primera fase de la clasificación. De repente, este roce en mitad de la curva 11 me costó la clasificación, porque al final supuso tocar la pared con el lateral del alerón trasero aunque no lo sintiera, cuando miré por el retrovisor estaba completamente doblado. Por tanto, la parte trasera no estaba dando el agarre que debería".

El piloto español reconocía que le sorprendió ese latigazo del coche en esa curva y que tendrá que estudiar a fondo para evaluar si debería haber hecho las cosas diferentes en ese punto del circuito, porque normalmente la estuvo tomando siempre a fondo y por alguna razón se le fue de atrás en ese momento de la clasificación. Sin embargo, no cree que a pesar del contratiempo su confianza con el coche y su conducción para ir al límite de nuevo en carrera vaya a resentirse: "La verdad -recalcó Carlos- es que incluso con el ala trasera doblada como estaba, iba haciendo una vuelta muy buena hasta que terminó de romperse. Así que la confianza estaba allí, estuvo durante todo el fin de semana, incluso en las últimas carreras, pero bueno, es un bache en el camino, pero bueno seguimos con la confianza a tope".

Con coche y ritmo para la carrera

Charles Leclerc, el compañero de equipo de Carlos reconoció, sin embargo, que sí que le costó recuperar la confianza después del tremendo accidente que sufrió, pero confirmó, que los Ferrari se defienden magníficamente bien en el circuito de Jeddah: "Si superamos el escollo del embudo de la salida, creo que tendremos el ritmo para mantenernos detrás de los contendientes al título. Creo que no tenemos nada que envidiarles en términos de ritmo de carrera".

No todo está perdido por tanto para Carlos Sainz, pues hay coche y hay pilotaje para rayar a gran altura en Jeddah durante la carrera. Como bien dice su compañero de equipo, hay que sobrevivir a la primera curva y aunque no lo mencionara, sobrevivir también a los muy probables golpes que haya durante la primera vuelta. No hay que descartar tampoco la aparición de los safety-car durante la carrera, pues visto lo visto el sábado durante los entrenamientos, la posibilidad de accidentes es de muy alta probabilidad. Arrancando con neumáticos medios y una buena estrategia no puede descartarse un gran resultado a pesar de los inconvenientes sufridos hoy.

Charles Leclerc