"Algo espectacular que nadie haya hecho nunca": Fernando Alonso sigue cumpliendo
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
UN PODIO EXCEPCIONAL POR SUS CIRCUNSTANCIAS

"Algo espectacular que nadie haya hecho nunca": Fernando Alonso sigue cumpliendo

El podio de Fernando Alonso marca otro hito en su carrera deportiva, singular y única, que confirma que todavía alberga la suficiente energía para lograr el ansiado tercer título

Foto: Alonso mantiene la chispa para volver a ser campeón del mundo. (EFE)
Alonso mantiene la chispa para volver a ser campeón del mundo. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

"Quiero hacer algo espectacular que nadie haya hecho nunca". Era la leyenda que Fernando Alonso paseaba para justificar su primera retirada y posterior periplo fuera de la Fórmula 1. La repetía justo antes de comenzar las 24 Horas de Daytona, que ganó espectacularmente en aquella jornada de lluvia dantesca. En su fuero interno sabía que volvería. El podio del GP de Qatar atestigua que sigue fiel a su tarea de alimentar esa leyenda, en una prueba que ganó Lewis Hamilton y que sirve para apretar aún más el Mundial.

"Os veo el jueves, habrá muchas noticias en Qatar", se despedía en la rueda de prensa de Interlagos. No imaginaba que él mismo personificaría la gran noticia del fin de semana. Un Gran Premio con dos gemas para entender por qué Fernando Alonso sigue rompiendo moldes. Como la de ese mensaje al equipo tras los entrenamientos clasificatorios: "Ay, ay, ay, estaría pilotando toda la noche", expresión auténtica de la genuina pasión por competir. O esa segunda ante las cámaras de Sky tras su éxito: "Me preguntaba si lograría un podio más en mi carrera o no…".

Así que hagamos una gran voltereta con tirabuzón para navegar por esa cartografía que hace de Fernando Alonso un territorio distinto. Saltemos hasta aquel GP de Australia de 2001: "Estudiamos el volante el miércoles y jueves antes del Gran Premio... Casi me estrellé contra ellos porque no sabía encontrar el botón de 'neutral". Tenía 19 años. 2021: aquel chaval estába el domingo en el podio junto a Lewis Hamilton y Max Verstappen, con el quinto o sexto monoplaza de la parrilla, según el día. Con 40 años clavados. Por el camino, ciertamente, "algo espectacular que no ha hecho nadie nunca". ¿Exageración? Pues escuchen qué piensa al respecto al único piloto que maneja el mismo monoplaza que Alonso.

Estirando el chicle a los 40

Fuera de la década de los cincuenta, habría que remontarse a Jack Brabham para conseguir un podio por encima de los 40, en los años setenta. En la era moderna y desde hace 35 años solo Michael Schumacher y Nigel Mansell superaban los 40 en el podio, los dos campeones del mundo. El alemán, tras su primera retirada, como Alonso. El británico trunfaba en el GP de Australia de 1994 tras ganar en Estados Unidos en 1993 el campeonato CART. Pocos campeones del mundo han estirado tanto su chicle. Pero a diferencia de ellos, Fernando Alonso sigue pintando la línea de su particular carretera tras haber recorrido rutas muy distintas estos dos últimos años.

Récords de precocidad en la Fórmula 1, acabar con el mayor dominio de un equipo y piloto (Schumacher y Ferrari), vivir uno de los años más intensos de la historia con McLaren en 2007, perder con Ferrari dos títulos a tiro en la última carrera, afrontar el tremendo desgaste de McLaren-Honda…Tras 18 años de presión, exigencia, exposición mediáticas y viajes interminables, ese piloto no se iba a casa, sino que decidía "salir" de su "zona de confort".

placeholder
En dos años, Alonso acometió desafíos únicos para un campeón de F1. (Reuters)

Fuera de la zona de confort

Y llegó aquella noche mágica y su primera victoria de las 24 Horas, debut en la carrera, echándose al hombro el coche número 8 cuando se despertó de una pequeña siesta y sus compañeros casi daban la carrera por perdida. Antes, se escapó por culpa de un motor roto la victoria en las 500 Millas de Indianápolis, los óvalos, ese libro esotérico que se leyó en un mes de preparación. En las 24 Horas de Daytona remontó tres veces bajo la lluvia para ganar la carrera. Solo dos campeones del mundo lo habían logrado antes, Phil Hill y Mario Andretti, americanos, cuando la carrera todavía no cubría el día completo.

Todas ellas eran disciplinas inéditas, oposiciones a juez preparadas y sacadas en año y medio. Pero los circuitos ya no proporcionaban suficientes estímulos. En siete meses Alonso se zambullía en la arena, las piedras y el desierto del Dakar. Entre bastidores tejía su retorno a la Fórmula 1, cumpliendo con otra de sus promesas: "Hasta luego". Hasta 2021, de nuevo en el podio.

Qué piensa Estaban Ocon

"Llevaba tiempo esperándolo, se hacía de rogar", reconocía tras la carrera. Porque Alonso ha vuelto para suturar las heridas abiertas en 2010 y con singular dolor en 2012, cuando tuvo en la mano el título a bordo de un monoplaza que "giraba a la derecha cuando querías ir a la izquierda", como decía el jefe de entonces, Stefano Domenicali. "He vuelto para intentar luchar por ser campeón del mundo una vez más", repetía este domingo tras subir a su podio número 98.

Una carrera que encajaba una vez más en esa plantilla que mejor ha definido a Fernando Alonso, la que en su día dibujara Martin Whitmarsh, testigo directo de aquel duelo con Lewis Hamilton en 2007, horma a la que el GP de Qatar también se ha acoplado. "Es el mejor, sin duda. Tienes pilotos que no logran el resultado que el coche merece, aquellos que los consiguen y, luego, algunos que consiguen incluso mejores resultados, más puntos que los que el coche merece. Año sí, año también. Hizo eso con Ferrari, estaba en su ADN. Es un piloto fenomenalmente brillante, talentoso y duro". También lo ha hecho con Alpine.

"Mi respeto por Fernando es mega. Sé el trabajo que pone, la motivación que tiene ahora, a su edad, la enorme experiencia que tiene"

Así que, ¿"algo espectacular que nadie haya hecho nunca"? El Confidencial preguntaba al respecto tras la carrera a Esteban Ocon, compañero de Alonso, joven y fresco todavía en la Fórmula 1 ¿Concibe una carrera de 20 años manteniendo tal nivel de competitividad? ¿Cómo ve a su veterano colega, ahora que vive cerca de él?

"Mi respeto por Fernando es mega. Sé el trabajo que sigue poniendo, la motivación que tiene ahora, a su edad, la enorme experiencia que tiene y lo que ha conseguido en el deporte", contestaba Ocon, "es algo más que impresionante, es una leyenda. Está con los más grandes, con los Senna y Schumacher, y siempre va a estar ahí con ellos. Lo que estoy viendo ahora, cómo piensa 'out of the box', en comparación a otros pilotos, no tiene precedentes. Nadie piensa ni pensará como él, ni tendrá su ‘racecraft’ [habilidad como piloto]. Estoy muy orgulloso de ser su compañero de equipo y luchar todo lo que podamos por nuestro objetivo común". Falta el tercer título.

"Quiero hacer algo espectacular que nadie haya hecho nunca". Era la leyenda que Fernando Alonso paseaba para justificar su primera retirada y posterior periplo fuera de la Fórmula 1. La repetía justo antes de comenzar las 24 Horas de Daytona, que ganó espectacularmente en aquella jornada de lluvia dantesca. En su fuero interno sabía que volvería. El podio del GP de Qatar atestigua que sigue fiel a su tarea de alimentar esa leyenda, en una prueba que ganó Lewis Hamilton y que sirve para apretar aún más el Mundial.

Fórmula 1 Fernando Alonso Lewis Hamilton Max Verstappen
El redactor recomienda