Segundo asalto también para Carlos Sainz: agota a sus rivales y vuelve a batir a Leclerc
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
Se mete entre los mejores

Segundo asalto también para Carlos Sainz: agota a sus rivales y vuelve a batir a Leclerc

Tras una gran salida que le colocaba segundo, Sainz mantenía a Checo Pérez y al resto de sus perseguidores para partir desde la tercera posición en el GP de Brasil

Foto: Carlos Sainz recibe su premio como tercer clasificado. (Reuters/Lars Baron)
Carlos Sainz recibe su premio como tercer clasificado. (Reuters/Lars Baron)

Excelente carrera clasificatoria desde la tercera plaza para la parrilla de salida definitiva del Gran Premio de Brasil. Todas las miradas estaban puestas en el sancionado Lewis Hamilton y en un Max Verstappen que partía primero, en cómo los RedBull y los Mercedes gestionaban el difícil trámite. Cuando, de repente, emergió un protagonista inesperado: Carlos Sainz y su Ferrari.

Foto: Carlos Sainz, durante el fin de semana. (Reuters/Ricardo Moraes)

Si Lewis Hamilton levantó con frecuencia al entusiasta público brasileño con su remontada, el piloto español también tuvo su buena cuota de protagonismo a cuenta de una actuación muy por encima de lo que todos esperaban de su coche. Una salida prácticamente perfecta, ayudada por la elección del neumático blando, le impulsó de la quinta a la tercera posición en la primera curva antes de hacernos frotar los ojos cuando atacaba con éxito a Max Verstappen en la curva 4.

La machada duró un par de vueltas, más o menos la vida útil del neumático blando, pero se pudo soñar que podría hacernos vivir el madrileño cuando su coche esté a la altura del mejor. El propio Carlos se mostraba enormemente satisfecho de una actuación que confirma su buen momento de forma e identificación con su máquina: "No solo han sido las 24 vueltas de hoy, sino en general todo lo que llevamos de fin de semana que diría que es el mejor desde que estoy en Ferrari", aseguró el piloto español. Al final, también tuvo un mérito enorme en contener los ataques de Checo Pérez que rodaba con su Red Bull mucho más rápido en las fases finales.

La clave, la gestión del neumático blando

Una de las claves del buen rendimiento fue sin duda la apuesta de montar el neumático blando. En Texas la misma jugada no salió bien, pero aquí si pudo aprovechar la teórica ventaja inicial de este compuesto: "La elección de blando o medio —explicaba Carlos—, no estaba clara, digamos que estaba al 50 por ciento. Sabíamos que el blando era mejor en las tres primeras vueltas, pero, a partir de entonces, ya quieres el medio, y hemos visto en las estadísticas que el blando en la clasificación al sprint funcionaba decentemente, veíamos también que la temperatura de la pista estaba bajando, lo que era también de ayuda para el neumático trasero y el neumático blando. Total, que poniendo todos los datos juntos, le he mencionado al ingeniero, venga, decidamos entre todos ir a por ello con el blando y ha funcionado bien".

Efectivamente, el riesgo mereció la pena y, una vez logrado un importante colchón inicial, el madrileño se dedicó a administrar sus neumáticos con maestría: "Después de pasar a Verstappen, vi inmediatamente que tenía demasiada velocidad para nosotros —argumentaba Carlos—; utilicé esas primeras vueltas con el neumático blando cuando Max me pasó para salvar parte del neumático y usarlo más tarde contra Pérez, pues sabía que, si en ese momento empujaba mucho, no llegaría al final. La batalla con Checo ha sido divertida, un poco agobiante porque lo tenía siempre a siete, ocho décimas, pero le hemos conseguido aguantar bien y creo que ha sido una lucha bonita".

placeholder Carlos Sainz supo defender con mucho mérito su tercera posición frente a Checo Pérez. (EFE/Sebastiao Moreira)
Carlos Sainz supo defender con mucho mérito su tercera posición frente a Checo Pérez. (EFE/Sebastiao Moreira)

El esfuerzo tuvo el premio de una impresionante tercera posición en la parrilla definitiva del Gran Premio y el merecido punto que otorga la tercera posición en este formato. Salir tercero en Interlagos, además, supone hacerlo desde el lado limpio de la segunda fila, justo detrás de Bottas y Verstappen. "Serán 70 vueltas difíciles, Red Bull tiene varias opciones de adelantarme con Checo y nosotros tendremos que ver con qué neumáticos salimos mañana, pero, sin duda, lo de hoy es un buen chute de confianza para las salidas y las primeras vueltas".

Mucho trabajo detrás de las arrancadas

Carlos destacaba haber podido por fin de brillar en las arrancadas y en las primeras vueltas, que junto a la velocidad a una sola vuelta era una de las áreas donde su compañero de equipo Charles Leclerc destacaba más que él. "Estoy muy satisfecho, porque la salida siempre ha sido un poco una asignatura pendiente desde el inicio de temporada. Con el Ferrari no conseguía salir como lo hacía con el McLaren o con el Renault. De hecho, solía ser el que mejor salía en estadística y, por alguna razón, con el Ferrari no me terminaba de encontrar del todo cómodo. He trabajado mucho estas carreras para mejorar no el sistema, sino mi 'feeling' y el procedimiento. Hoy parece que el trabajo ha dado sus frutos".

Foto: Carlos Sainz, en una imagen promocional. (Ferrari)

Para dar fe del mérito de la actuación de Carlos Sainz, cabe ver las dificultades que tuvo su compañero de equipo Charles Leclerc. El monegasco acabó los entrenamientos apenas una décima y una posición por detrás, y fue sexto el sábado, perjudicado sin duda por el tráfico. De aquí el valor de aprovechar al máximo cada oportunidad y, por supuesto, de clasificar por delante del compañero de equipo. Por mucho que se quiera dar las mismas opciones estratégicas a sus pilotos, es inevitable que quien arranca por delante tiene sus ventajas. Y tiene su lógica.

De aquí la importancia para Sainz de ir ganando asaltos a base de esos golpes ganadores con los que Charles Leclerc habitualmente dominaba. A medida que se vaya superando al monegasco en la parrilla y más inicios de carrera fulgurantes como los de Interlagos, más posibilidades para que el asalto caiga del lado del piloto español.

Texas Lewis Hamilton Max Verstappen
El redactor recomienda