"Un fin de semana torcido". Fernando Alonso, a rezar para que le suene la flauta
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
SALDRÁ DESDE LA ÚLTIMA LÍNEA

"Un fin de semana torcido". Fernando Alonso, a rezar para que le suene la flauta

El monoplaza francés se ha desplomado en rendimiento en Austin, por lo que Alpine ha aprovechado para cambiar su motor. Saldrá último y deberá remontar para sumar puntos

Foto: Alonso reconoce que el A521 no tiene ritmo para remontar, a no ser que la carrera rompa al guion de estrategias esperado. (Reuters).
Alonso reconoce que el A521 no tiene ritmo para remontar, a no ser que la carrera rompa al guion de estrategias esperado. (Reuters).

"Un fin de semana torcido en cuanto a competitividad", sentenciaba Fernando Alonso al terminar los clasificatorios del GP de las Américas. Alpine se ha estrellado en Austin como en pocos circuitos esta temporada. El monoplaza francés no va ni por el derecho ni al revés en la pista texana, y los entrenamientos oficiales también lo han confirmado. Para Fernando Alonso fueron de mero trámite, y el undécimo puesto de Esteban Ocon superaba las expectativas del propio equipo.

placeholder Alonso pasó al Q2 para ayudar a su compañero con el rebufo, pero el Alpine nunca estuvo para entrar en el top ten
Alonso pasó al Q2 para ayudar a su compañero con el rebufo, pero el Alpine nunca estuvo para entrar en el top ten

El asturiano saldrá desde el fondo de la parrilla. Desde la última posición para ser más exactos. No por sus cronos en los entrenamientos clasificatorios, sino porque el pobre rendimiento del A521 en este circuito invitó a cambiar la unidad de potencia en su monoplaza ante tan triste panorama. Y dada la pereza del coche francés en el Circuito de las Américas, solo un milagro permitirá arañar algún punto al español.

Son los caprichos de un monoplaza con un punto esquizofrénico según el tipo de trazado. "Hay circuitos en los que el coche se adapta mejor y otros, peor. En los dos últimos fuimos muy rápido y aquí nunca estuvimos en el top diez en ninguna de las sesiones. La falta de vueltas de ayer no creo que tuviese un impacto (en referencia al problema mecánico de la primera sesión de libres). Tenemos que entender por qué, es una pista muy diferente, con muchos baches, mucho calor, pero hay algo de nuestro coche que hemos interpretado mal este fin de semana, y tenemos que averiguarlo". Cuanto antes acabe, mejor.

"Nada de ritmo en ninguna sesión"

"Ayer por la noche tuvimos alguna conversación de cuándo sería mejor, y el equipo decidió cambiar el motor aquí porque no fuimos competitivos en ninguna de las dos sesiones (del viernes). Hemos cambiado muchas cosas esta mañana, pero seguimos sin ser demasiado competitivos" explicaba el español. Más tarde lo corroboraba también Esteban Ocon: "Hemos luchado con el coche este fin de semana, los dos, Fernando y yo. La parte trasera (del monoplaza) no estaba donde queríamos. No hemos tenido el mejor equilibrio desde el principio de la semana, y nunca hemos podido estar entre los diez primeros. Empezamos ya desde muy atrás". Ayer Alonso lo confirmaba con una inusual salida de pista.

placeholder Los Alpine sufrieron en la clasificación. (Reuters)
Los Alpine sufrieron en la clasificación. (Reuters)

Tampoco hubo acierto para enderezar el rumbo a pesar de los datos recogidos tras la primera jornada. Al monoplaza francés se le atragantaban las particularidades de Austin, a pesar de tratarse también de una pista rápida como Sochi y Estambul. "Empezamos ayer con muchos problemas, hicimos algunos análisis y teníamos algunas ideas de cómo podíamos mejorar el coche. Hicimos muchos cambios por la noche, pero no hemos sido competitivos como en los últimos dos grandes premios. Aún nos falta más análisis. Lo peor de todo es que no hemos tenido nada de ritmo en ninguna de las sesiones este fin de semana, no lo entendemos, hemos cambiado el motor por eso, porque no éramos competitivos", explicaba el ovetense.

Alonso dedicó por tanto su sesión a pasar al Q2 para luego ayudar a Esteban Ocon con un rebufo que permitiera a su compañero entrar en la última sesión, pero ni aun así el A521 tenía resuello. "Intentamos trabajar como equipo, ayudar a Esteban si podía, pero no fuimos suficientemente rápidos. Fue una ayuda, sí, pero nos faltan décimas para estar en la pelea". "Hemos hecho un gran trabajo de equipo, cuando me toque a mí haré lo mismo", confirmaba Esteban Ocon, quien desde la undécima posición aún tiene opciones de puntuar porque el ritmo del monoplaza francés en tandas largas fue superior al de una vuelta. Desde la planta sótano Alonso lo tiene verdaderamente complicado.

Que suene la flauta

"Será difícil adelantar, porque no tenemos el ritmo. Si hubiese sido otro gran premio… Austín sí que permite adelantamientos porque tiene la entrada en las curvas bastante ancha, pero no somos rápidos, y cuando no lo eres es difícil adelantar en cualquier circuito", explicaba al terminar la sesión, buscando también la parte positiva para redirigir la carrera. "Aquí se puede adelantar. Necesitas tener ocho décimas o un segundo de ventaja, y eso solo se consigue con unas ruedas en mejor estado, y hemos reservado muchas ruedas en todas las prácticas" explicaba en referencia a los juegos de medios y duros nuevos que dispone para la carrera. Al no tener que utilizar los blandos y contar con ruedas nuevas para la carrera, si el ritmo del viernes en las tandas largas acompañara en el gran premio, quizás cayera algún punto.

Foto: El neerlandés se lleva la pole. (Reuters)

Pero la reciente experiencia de Turquía no concede grandes esperanzas a no ser que suene una afortunada flauta. "Si no hay ningún coche de seguridad o algún momento en la carrera en la que podamos desviarnos un poco en la estrategia normal de todo el mundo será difícil adelantar. Es un fin de semana torcido ya en cuanto a competitividad, así que mejor cambiar el motor aquí y pensar ya en las siguientes", sentenciaba Alonso.

Fernando Alonso Fórmula 1
El redactor recomienda