Carlos Sainz: ¿'Cowboy' de Leclerc o 'Ranger' de Ferrari en Texas?
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
IGUALDAD ENTRE LOS PILOTOS

Carlos Sainz: ¿'Cowboy' de Leclerc o 'Ranger' de Ferrari en Texas?

Después de un regreso titubeante después de las vacaciones veraniegas, Carlos Sainz está pletórico y ofreciendo su mejor versión estas últimas carreras. El Ferrari también mejora

Foto: Charles leclerc y Carlos Sainz, compañeros y rivales. (Reuters)
Charles leclerc y Carlos Sainz, compañeros y rivales. (Reuters)

Después de un regreso titubeante tras las vacaciones veraniegas, Carlos Sainz está pletórico y ofreciendo su mejor versión en las últimas carreras. El Ferrari también mejora su competitividad, no sólo respecto a McLaren, sino incluso también frente a Red Bull y Mercedes, notándose que cada vez se defiende mejor en las rectas, que era el principal talón de Aquiles del coche italiano. Todo ello contribuye a que un buen resultado del piloto español sea más que posible en el Circuito de las Américas sea más que posible.

Este trazado tiene una configuración muy particular, alternando zonas de curvas medias y lentas con dos rectas muy largas. Por ello, el trabajo de los entrenamientos libres del viernes va a ser clave, pues entre ingenieros y pilotos tendrán que buscar el equilibrio entre la carga aerodinámica necesaria para la zona revirada y llevar los alerones lo más descargados posible para no penalizar la velocidad punta en los tramos rectos.

Aerodinámica y neumáticos, las encrucijadas

Pero Ferrari tiene un problema aún mayor por resolver: la elección de los neumáticos, al llegar como todos los equipos casi a ciegas a este circuito. Tradicionalmente, la pista texana ha sido bastante exigente en este apartado, pero que más del cuarenta por ciento del circuito se ha reasfaltado y se desconoce su nuevo nivel de abrasión. La pasada carrera de Turquía también presentaba una nueva capa de asfalto, pero la lluvia apenas pudieron probarse las mejoras realizadas por los monoplazas italianos para evitar el temido 'barranco' de caída de rendimiento de los neumáticos, que tan frecuentemente les ha perjudicado.

Además de reconocer que por las características de la pista y por el ambiente que este es uno de los Grandes Premios preferidos se Sainz, este se mostraba esperanzado de lograr un buen resultado. El objetivo prioritario es acabar como sea por delante de los Mclaren, con quien está en juego la tercera plaza del Mundial de constructores y, a priori, podrá favorecerlas mas a ellos este circuito que a los italianos. Sin embargo, Ferrari ya avisó de la importancia para ellos de ese tercer puesto, por lo que han traído de nuevo más evoluciones en la parte motriz: "La verdad es que las mejoras no son muy grandes -destacaba Carlos Sainz-, pero dado que estamos en un punto de la temporada en el que casi nadie evoluciona ya los coches, cualquier pequeño detalle puede ser de gran ayuda".

Concretamente, los técnicos del equipo italiano han traído a Austin una mejora en el sistema de recuperación de energía, que incluye una batería capaz de duplicar el voltaje de la anterior sin alterar su química. Esta evolución será de gran ayuda no sólo para dar un pequeño plus de potencia en clasificación sino que, sobre todo, permitirá defenderse mucho mejor en las rectas de coches como los McLaren, que generalmente encabezan las tablas de velocidad punta.

placeholder Sainz y Leclerc, en los actos promocionales conjuntos de la F1 y la NBA. (Reuters)
Sainz y Leclerc, en los actos promocionales conjuntos de la F1 y la NBA. (Reuters)

Tu compañero de equipo, el primer rival

En cualquier caso, aunque un buen resultado de Carlos es clave para el equipo italiano en su lucha frente a los coches papaya, el madrileño tiene entre ceja y ceja acabar el Mundial por delante de Charles Leclerc, su compañero de equipo. No lo reconocerá públicamente, pero a nadie se le escapa la importancia de lograr algo que pocos pensaban que fuera a ser posible en la temporada de su debut, como es ganar a su muy valorado compañero. A falta de seis carreras, este es un objetivo perfectamente realizable.

Las dotes en la puesta a punto adaptada al estilo particular de conducción de cada piloto van a ser clave, pues no olvidemos que de las carreras que quedan hay dos pistas como Catar y Arabia Saudí que son totalmente desconocidas, amén de otras como México que el año pasado no se disputaron. Aunque todo esté absolutamente monitorizado por los ingenieros, la habilidad de un piloto para lograr lo antes posible el equilibrio del coche en terrenos desconocidos puede inclinar la balanza a un lado o a otro.

placeholder FOTO: EFE.
FOTO: EFE.

Prueba de lo anterior es que en Turquía, sin ir más lejos, Leclerc y Sainz no llevaban la misma configuración aerodinámica y no es descartable que en circuitos como el de Austin -que exige también compromisos entre llevar mucho o poco alerón-, se repita esta situación. Dentro de las complejidades en la puesta a punto que exige esta pista, hay un tercer ingrediente que lo complica aún más, que es saber si es mejor ir a una estrategia de dos paradas o hacer sólo una.

La línea de acceso y salida de 'pit-lane' de este circuito es de las que menos tiempo hace perder de todos los circuitos del Mundial y Valtteri Bottas ganó el año pasado con dos visitas a boxes, mientras que Lewis Hamilton acabó segundo con una única parada. Al término de las dos sesiones del viernes, una vez comprobados los desgastes con el nuevo asfalto, se decidirá qué opción será la mejor, pero todo indica que Ferrari al menos tendrá que ir a dos paradas.

Entre Leclerc y Sainz, quien mejor gestione la aerodinámica, los neumáticos y la estrategia será quien salga de Texas como 'cowboy' o como 'Ranger'. No habrá órdenes de equipo, pero sí órdenes para que una pelea entre compañeros de equipo jamás deje escapar un solo punto para el Mundial de constructores. Va a estar interesante.

Texas Fórmula 1 Charles Leclerc
El redactor recomienda