Ferrari para el primer golpe y Carlos Sainz "se tira a saco" en Monza: "No hay mucho más"
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
septimo por delante de Leclerc

Ferrari para el primer golpe y Carlos Sainz "se tira a saco" en Monza: "No hay mucho más"

Ferrari y sus dos pilotos terminaron mejor de lo esperado el primer asalto del GP de Italia, y aunque Sainz dejaba claro que el SF21 estaba exprimido, aun queda margen para ganar posiciones en la carrera sprint

placeholder Foto: Para Carlos Sainz, el resultado de los primeros entrenamientos era el máximo al que podía esperar Ferrari
Para Carlos Sainz, el resultado de los primeros entrenamientos era el máximo al que podía esperar Ferrari

“Espero que hoy no estén demasiado descontentos con ese séptimo y octavo, la verdad es que no hay mucho más…”. Carlos Sainz hablaba para los tifosi en su mensaje tras la sesión clasificatoria para la carrera sprint del GP de Italia. Porque los dos pilotos de Ferrari exprimieron al máximo su potencial, incluso por encima de lo esperado inicialmente.

El español terminó séptimo, 52 milésimas por delante de su compañero, Charles Leclerc. Por delante, los dos Mercedes, McLaren, un Red Bull (Verstappen) y el sorprendente Pierre Gasly. Para Sainz quedaba la primera satisfacción de batir a su compañero de equipo a una vuelta en su primer enfrentamiento en Monza. “Ya desde el principio veíamos que el top 5 estaba muy lejos, nos gustaría estar ahí delante de toda la afición, pero sabemos que este circuito es de los peores para nuestro coche. Aún así hemos mejorado mucho respecto al año pasado, que estaba muy lejos. Dos coches en el Q8 y una buena vuelta en el Q3 que me hace resarcirme un poco de las ultimas dos carreras”.

A saco en Parabólica y Ascari

Las dudas eran fundamentadas con Ferrari en Monza. Sin embargo, Alpine quien caía inesperadamente con sus dos monoplazas y abría una ventana de oportunidad a los pilotos del equipo italiano. Sainz daba un ‘toque’ inesperado con su tiempo inicial en el Q1, y terminaba quinto en este bloque. En el otro lado del box, Leclerc sufría problemas con el freno, que afectaba al sistema híbrido. Sus mecánicos tuvieron que trabajar en su monoplaza, lo que no impidió que terminará séptimo, pero con dudas para el siguiente bloque. En el Q2 Sainz entraba octavo, con Leclerc un puesto por detrás. La esperanza comenzaba a crecer entre los aficionados, que no las tenían todas consigo ante los mensajes previos desde Ferrari estos días. Finalmente, ambos pilotos remataron el último bloque mejorando un puesto cada uno respecto a la sesión anterior. Ferrari salvaba un primer y complicado asalto en el GP de Italia.

“Ha sido una cuali ya difícil desde el inicio, con tanto tráfico, pero la verdad es que hemos podido ir poco a poco mejorando” comentaba un satisfecho Sainz, que le tomaba la medida a su compañero en este circuito aunque, en esto ocasión, rematando la faena en la vuelta final. “Luego, está claro que la ultima vuelta en Q3, sabiendo que todo el mundo nos ibamos a tirar a saco con el riesgo que conlleva aquí en Monza con las escapatorias de gravilla, hemos podido hacer una buena vuelta, sobre todo en el ultimo sector, me he podido tirar a saco en la Parabólica y Ascari y eso me ha dado el tiempo en la Q3”. Arriesgando en el último sector, la jugada salió para el madrileño.

"Va a ser dura la carrera"

Por su parte, Leclerc bajaba de su monoplaza con el convencimiento de haber podido mejorar su crono. “No ha sido agradable pilotar así. No voy a entrar en detalles, pero ha habido problemas. Intentaremos analizarlo y resolverlo en la sesión de mañana. Seguramente, esto no me ha ayudado hoy. El octavo puesto no está mal al tener que gestionar el problema sabiendo que no iba a ser tampoco fácil para nosotros aquí”. La gestión electrónica perjudicaba al monegasco en el Q1, quien reconocía que en el "Q3 había mejorado ligeramente. Los dos pilotos de Ferrari terminaban a casi un segundo de Bottas, mientras que en 2020 Leclerc era casi un segundo y medio más lento que la pole, y Vettel pasó de los dos. Ferrari confirmaba su mejora también en esta pista, aunque ligeramente por debajo en esta ocasión de la media de los sábados en 2022, siete décimas por el 1.4 del pasado año. Monza todavía puede ser territorio comanche para Ferrari pero para confirmarlo o no aúnqueda la segunda carrera sprint por delante.

“Ahora mismo estamos donde vamos a estar”, insistía Sainz en la seguridad de haber exprimido al máximo al SF21, al menos a una vuelta, “incluso el Red Bull debería estar delante nuestro, por lo tanto una buena salida seguro que ayudaría, o dos buenas salidas para ganar posiciones porque, realmente ritmo no tenemos. Vamos a ver dónde estamos, porque va a ser dura la carrera, sobre todo con la velocidad punta, que no es nuestro fuerte”. Antes, es necesario salir indemne del tradicional embudo de la primera curva, donde tan frecuentes son los toques. De momento, Valtteri Bottas penalizará el domingo y saldrá desde la última línea. Cualquier puesto ganado en la carrera sprint colocará a Carlos Sainz en una posición difícil de imaginar al llegar al trazado italiano. Pero en caso de incidentes en esa famosa Prima Variante, Monza no es Silverstone.

Ferrari Fórmula 1 Carlos Sainz Charles Leclerc Fórmula 1 - GP de Italia