Por qué no será tan fácil para Fernando Alonso repetir la proeza de Silverstone
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
DIFÍCIL JORNADA DE VIERNES

Por qué no será tan fácil para Fernando Alonso repetir la proeza de Silverstone

Alpine no tenía velocidad en Monza para entrar en el Q3, y las características del trazado no fácilitarán las mismas maniobras de Alonso en el Silverstone, en la primera clasificatoria al sprint

placeholder Foto: Fernando Alonso en la curva parabólica del circuito de Monza.
Fernando Alonso en la curva parabólica del circuito de Monza.

Monza con sus largas rectas se antojaba difícil y se cumplieron los malos augurios, con los dos Alpine fuera de la Q3. Difícil jornada para el equipo francés en los entrenamientos preliminares para el Gran Premio de Italia. Sin embargo, buscando la parte positiva, el nuevo formato de clasificación con una carrera al sprint podría ayudar a los pilotos del equipo francés como en ninguna otra pista, pues el déficit de potencia de su motor Renault podría aprovechar en el río revuelto de una carrera corta, lo que una clasificación al estilo tradicinal normalmente le negaría.

Fernando Alonso partirá decimotercero, con Esteban Ocon justo por detrás en la decimocuarta. Las cuatro centésimas que les separaban demostraban que el coche estaba en la posición real que su competitividad le permite. Después de la primera sesión se sabía que la cosa iba a estar complicada, lo que obligó a asumir todo tipo de riesgos, como salir en el último momento o rodar sin margen de error alguno buscando esa vuelta imposible que te coloque más allá de lo que tu coche en realidad permite.

HTML

Las rectas se atragantan

En el primer corte de la sesión tanto Alonso como Ocon pasaron por los pelos. Pero en la segunda fase ya no fue posible encontrar esa décima y pico que les hubiera permitido superar a los Aston Martin o incluso de Sergio Pérez, que cerró el Q3, la sesión definitiva. Fernando Alonso reconocía lo difícil del objetivo: “Fue una pena mi primer intento en la Q2, porque obviamente no teníamos la oportunidad de dar muchas vueltas, pero perdí mis neumáticos con la blocada de la primera frenada y a partir de ahí, sólo quedaba una oportunidad de realmente buena”, -señaló el piloto español-. “Traté de juntar luego una buena vuelta con un par de décimas aquí o allá y si hubiera salido una vuelta perfecta quizá habría entrado entre los diez mejores, pero bueno, a ver si mañana en la Q4, -así es como llaman en el equipo Alpine a la carrera al sprint- podemos mejorar y salir el domingo mas adelante".

Vista la anterior experiencia del GP de Gran Bretaña, donde tuvo una actuación estelar ganando nada menos que seis posiciones en una vuelta, Alonso anticipaba ayer que Monza permite mucho menos este tipo de situaciones. “En comparación con Silverstone, -avisaba el asturiano-, las dos primeras curvas son muy estrechas y no sé cuantos adelantamientos podrán hacerse, por supuesto que lo intentaré, pero tampoco hay que volverse loco y arriesgarse a no acabar, que eso sí que sería nefasto para el domingo”.

El motor Renault, es mucho más elástico que en el pasado y capaz de dar una buena entrega de potencia en la parte baja de las revoluciones, pero sigue adoleciendo de falta de caballos en la parte alta de las revoluciones. Mercedes sigue teniendo la supremacía en cuanto a potencia bruta, por lo que no deja de tener mérito que los Alpine estén apenas una décima por detrás de los Aston Martin o por delante de los Williams, ambos coches también con el poderoso propulsor alemán. Davide Brivio, el director deportivo de Alpine admitía resignado la situación aunque con cierto optimismo para el sábado: "El resultado de hoy no fue lo que buscábamos o esperábamos. Como siempre, entrar entre los diez mejores es nuestro objetivo, pero aunque creo que manejamos bien la sesión, no fue suficiente hoy. Estamos deseando competir mañana y ver qué podemos hacer", explicó al termino de la sesión el mánager italiano.

Arriesgando con los límites

Alpine fue uno de los equipos sancionado con 5.000 euros como consecuencia de salidas peligrosas en el carril del pit-lane. Apuran tanto los equipos para salir en el último momento, cuando en mejor estado se encuentra la pista, que se forma un cierto embotellamiento en la salida de boxes. Como en otras ocasiones, respetar escrupulosamente el protocolo motivó a varios equipos quedarse sin su último intento, y otros optaron por preferir pagar la multa a correr el riesgo de no hacer un último intento. Algo que tendrá que revisar la FIA con los equipos pues se dieron ciertas situaciones que pueden resultar peligrosas.

La carrera al sprint del sabado comienza a las 16.30, un horario bastante tardío para lo que acostumbra la Fórmula 1. No se preveen problemas de luz, pero puede que a esa horas sí podría darse cierto deslumbramiento con el sol de la tarde. Aunque Alonso tiene razón en que salir intacto de las dos primeras curvas tiene mucho de lotería, también es cierto que Monza es un circuito con más distancia de lo habitual desde la posición de salida hasta la frenada. Así, que quien sabe: todavía puede quedar espacio para la ‘magia’, aunque no sea tan fácil como en Silverstone.

Fernando Alonso Fórmula 1 - GP de Italia Renault Fórmula 1 Alpine
El redactor recomienda