Fernando Alonso renueva con Alpine un año más: ‘tú corres mientras los demás duermen’
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
'VERANEO' GAS A FONDO

Fernando Alonso renueva con Alpine un año más: ‘tú corres mientras los demás duermen’

Fernando Alonso ha dedicado las vacaciones veraniega preparándose para la segunda parte de la temporada y a la vuelta anuncia que renueva para 2022 con Alpine

Foto: Fernando Alonso no ha levantado el pie del acelerador en sus vacaciones
Fernando Alonso no ha levantado el pie del acelerador en sus vacaciones

Resultaba llamativo ver a Fernando Alonso seguir enchufado a un acelerador durante la pausa veraniega, mientras la mayoría de sus rivales tomaban sus merecidos descansos. Ya hemos visto antes esa misma intensidad antes, esa dedicación que abruma a quien la viviera de cerca. Por si a alguien le quedaban dudas, solo había que pasearse por las redes sociales de sus rivales en este verano cuenta de que por la cabeza del piloto asturiano pasa poco que no sea estar sentado detrás de un volante. A la vuelta, se acaba de anunciar que Fernando Alonso sigue en 2022 con Alpine. Su primer contrato preveía un año con opción a renovación que, lógicamente, se ha ejecutado.

Su apuesta para regresar a la Fórmula 1 era jugárselo todo a la carta del cambio de reglamento en 2022. Y por su rendimienbto parece estar más que preparado para afrontar en plenitud de condiciones el reto. ¿Pero qué ocurrirá si su equipo no tiene acceso a luchar por los títulos como se refiere en sus declaraciones? De momento, Alpine ya ha ejercido la opción en su contrato para seguir contando con los servicios del piloto español en 2022, prueba inequívoca de que los responsables de la marca han despejado cualquier duda sobre el rendimiento de un Alonso con 40 años y tras dos fuera de la competición. Ahora la pelota está en el lado del departamento técnico de Alpine para ofrecer ese coche ganador.

Vacaciones de simulador y karting

Podría decirse que en 2021 ha sido la primera vez que Alonso ha sufrido para ofrecer su mejor versión. Para Fernando no era excusa que todos los pilotos que cambiaban de equipo tuvieran problemas de acoplamiento a sus nuevas monturas. Él se sabe mejor piloto que cualquiera, y no entra en su cabeza que otro rival pueda hacer con su coche cosas de las que él no sea capaz. No se trata tanto arrogancia como de una brutal autoconfianza en sus capacidades, pero enfrentarse a esta situación inédita le obligó a redoblar los esfuerzos para ser de nuevo ese piloto capaz de hacer posible lo aparentemente imposible Las sedes de los equipos tienen obligación de parar su actividad durante dos semanas. Pero el asturiano cuenta con un simulador de nivel en su casa y, aunque no exactamente igual al de la fábrica, seguía buscando datos y experiencias en el suyo con simulaciones que luego se conviertan en esas películas que, de haberlas visto tantas veces, anticipan nuemerosos escenarios de lo que puede pasar en las siguientes carreras.

Desde hace varias carreras Alonso recuperó la quintaesencia de su pilotaje, pero quizá ese ‘aviso’ inicial le ha impelido a no levantar el pie del acelerador para esta segunda mitad de la temporada. Mientras podías encontrar a sus rivales con sus novias o amigos en cualquier lugar del Mediterráneo, el asturiano se encerraba en su circuito a rodar como un loco con su kart, acudía a las 24 horas de LeMans o llevaba a cabo interminables jornadas de simulador.

Estos días de vacaciones Alonso también declaraba que "a mí yo de 23 años le ganaría ahora con una mano", destacando sentirse mejor que nunca, y cómo la experiencia acumulada a lo largo de casi dos décadas conforma un piloto mucho más completo. Pero sería bueno que el español no subestimara tanto a su ‘otro yo de 23 años’, pues aquel era capaz de adelantar por el exterior a Michael Schumacher en la temible curva 130R de Suzuka. Una maniobra que precisaba de cierto grado de inconsciencia para asumir unos riesgos que un Schumacher ya veterano no estaba (con razón) dispuesto a asumir.

La experiencia es un grado

Alonso ha asegurado también que tiene intención de seguir muchos años compitiendo, pero es ley de vida que el horizonte de la retirada esté más bien cerca que lejos. A diferencia de Valentino Rossi, cuyo declive hasta esta misma temporada fue bastante lento, la Fórmula 1 no pasa la misma factura a nivel físico que las motos, por lo que aunque permita una cierta mayor longevidad, tampoco cabe esperar un Alonso ‘cincuentón’ por las pistas.

En la Fórmula 1 el principal desgaste suele ser más mental, que físico. En este sentido, Alonso lleva muy bien ese tipo de presión que tanto desgaste genera en muchos pilotos. Pero su dedicación casi espartana puede seguir estirando el chicle de la competitividad más allá de lo que sería lo habitual, (en cierto modo ya lo ha hecho). Pero algunos factores no estrictamente vinculados a la alta competición pueden empezar a pasar factura en un momento determinado. Por ejemplo, el hartazgo de llevar media vida en los aeropuertos. Pero Alonso tendrá en mente su plan B para cuando ese momento llegue. Como el propio piloto ha reconocido recientemente, quien dé con la tecla técnica en la nueva reglamentación puede dominar para los próximos cuatro o cinco años. Sin objetivos grandes, seguir en la parrilla no parece un destino para el piloto español.

Los nuevos límites presupuestarios podrían representar una buena baza para Alpine F1 porque la estructura combinada de Enstone en el Reino Unido y Viry-Chatillon en Francia está habituada a trabajar con eficiencia y recursos limitados respecto a equipos como Mercedes o RedBull. En todo caso, como se dice en la película ‘Voluntad de hierro’, Alpine necesitará hacer algo diferente, porque con el mismo esfuerzo que los demás será difícil batir a los mejores. Fernando Alonso se ha aplicado el cuento este verano y ha aplicado la máxima del entrenador del conductor de trineos en esa película: ‘Mientras los demás duermen, tú corres’.

Fernando Alonso Fórmula 1
El redactor recomienda