Carlos Sainz, ante la hora de la verdad en Hungría: por qué es posible subir al podio
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
GRAN OPORTUNIDAD PARA el español

Carlos Sainz, ante la hora de la verdad en Hungría: por qué es posible subir al podio

Trazado que se ha dado siempre bien al español, con un Ferrari que podría encontrarse más cómodo en el sinuoso trazado magiar, Sainz cuenta con opciones para lograr otro podio

placeholder Foto: Carlos Sainz ante una de sus grandes oportunidades
Carlos Sainz ante una de sus grandes oportunidades

Ya antes de arrancar, el equipo Ferrari reconoce sus expectativas por el previsible buen rendimiento de sus coches en Hungaroring. Una magnífica oportunidad para que Carlos Sainz vuelva a soñar con grandes cosas, es decir, el podio. Como el propio piloto español reconocía en la tradicional rueda de prensa de los jueves, a él siempre se le dio bien la cita húngara, por lo que llega al ratonero trazado magiar con optimismo.

"Me gusta mucho este circuito -comentaba el piloto español- y siempre me ha ido muy bien aquí y no porque me sienta particularmente fuerte en este trazado, sino porque quizá ha coincidido siempre con que llevaba coches en los que la potencia no era su punto fuerte y se adaptaban muy bien aquí". Además, la lluvia puede ser protagonista, esa que tantas veces el madrileño hubiera deseado para equiparar prestaciones. Una amenaza muy recurrente en lo que llevamos de temporada y que solo de forma parcial se materializó en Imola. "Respecto al clima, parece interesante si pasamos de mucho calor a lluvia, porque no será fácil encontrar el equilibrio al coche. Pero si es en seco y con mucho calor, me preocupa menos, porque hemos visto estas ultimas carreras que con calor sufrimos menos".

Si no hay lluvia, calor

Hungaroring ha sido tradicionalmente definido como un Mónaco sin guardarraíles y, por ello, los coches de Maranello podrían no envidiar nada respecto a Red Bull o Mercedes. Sin finalmente no lloviera, las altas temperaturas previstas también podrían constituir otro factor a tener en cuenta. A diferencia de otros circuitos, el caudal de aire que entra al sistema de refrigeración en Hungaroring siempre es muy justo y cualquier tiempo gastado de más rodando cerca de un coche, en la parrilla de salida o algún problema en boxes puede tener consecuencias fatales para el motor.

"La gestión del eje delantero será crucial en Hungría", insistía el madrileño. "Cuando hace frío, el equilibrio tiende a cargar hacia el frente y esto es algo que en más de una ocasión nos ha creado algunos problemas. Estoy por tanto confiado para el fin de semana si las temperaturas son altas. Queremos irnos de vacaciones de verano obteniendo un buen resultado".

Fin de la primera etapa

Pero el Gran Premio de Hungría, además de abrir el período de tres semanas de vacaciones obligadas, cierra también la primera mitad de la temporada. Por ello, Sainz aprovechaba para hacer balance de su arranque con Ferrari: "Es muy positivo, porque pudimos ser muy rápidos prácticamente desde el principio, y eso es algo que me ha tranquilizado y me ha permitido centrarme en otros aspectos. No terminó de salir un fin de semana redondo hasta pasadas unas carreras, pero lo bueno es que ahora ya podemos centrarnos en combinar la velocidad con la consistencia en los resultados".

El objetivo de Ferrari esta temporada de 'reconstrucción' como lo definió Mattia Binotto, era el tercer puesto de Constructores, sin particularizar con qué rival disputaría ese puesto. El rival finalmente resultó ser McLaren, que está plantando una apasionante batalla a los italianos, similar a la que dirimen por el triunfo Red Bull y Mercedes. El aporte del madrileño está resultando clave sin duda en este duelo, aunque Carlos no esconde que aspira a mucho más. La pelea con Mclaren -argumenta Sainz-, va a ser muy competida y durará hasta final de año casi con seguridad, pero nuestra ambición como equipo va más allá de batir a McLaren, nuestro foco está en nuestra mejora a todos los niveles para estar preparados para el próximo año y poder aspirar al campeonato del mundo. Lo que queremos es trabajar lo mejor posible y el resto vendrá como consecuencia de ello".

placeholder Sainz compartió rueda de prensa en esta ocasión con el francés Esteban Ocon.
Sainz compartió rueda de prensa en esta ocasión con el francés Esteban Ocon.

En Ferrari, contentos con Sainz

En este proceso de 'resurrección', la participación del madrileño está siendo también más decisiva de lo que a priori esperaban en Ferrari, un equipo que no siempre es el más permeable a incorporar métodos exitosos de otras escuderías. Tal y como reconoce Riccardo Addami, exingeniero de Sebastian Vettel y ahora 'confesor' técnico del piloto español, la aportación de Carlos está siendo muy superior a la que se pensaba: "Mantuvimos varias reuniones con todos los grupos de trabajo de la fábrica, reuniones en las que participó Carlos y en las que pudo transmitirnos muchas de las mecánicas de trabajo aprendidas en el pasado con McLaren, Renault y Toro Rosso, y eso también nos está ayudando a encontrar el mejor compromiso para nuestro coche tanto en términos de configuración como de estilo de conducción. Estamos muy, muy contentos de tenerlo con nosotros", concluyó el ingeniero italiano

El remate a ese balance y la satisfacción de Ferrari sin duda sería una victoria en Hungaroring. No será fácil, ya que la lucha entre Verstappen y Hamilton está forzando a sus equipos a un ritmo de evolución tremendo. Por ello, inmiscuirse en la lucha por la victoria se antoja complicada, pero la excelente tracción mecánica del Ferrari SF21 en curva lenta y el pilotaje fino de 'Smooth operator' Sainz, clave en este tipo de pistas que tanto penalizan la conducción agresiva, podría representar la mejor oportunidad de la temporada para que el piloto español nos haga soñar con la posibilidad de un triunfo. Arranca la hora de la verdad. Es una de las mejores opciones de la temporada.

Hungría Carlos Sainz Ferrari Fórmula 1 - GP de Hungría
El redactor recomienda