Cuando Max Verstappen no tiene nada por lo que quejarse y recibe su propia medicina
  1. Deportes
  2. Fórmula 1

Cuando Max Verstappen no tiene nada por lo que quejarse y recibe su propia medicina

El incidente de Silverstone fue un lance de carrera, producto de las circunstancias de dos pilotos que no estaban dispuestos a ceder en su tremenda pugna, con el triunfo en la carrera y el título de 2021 en juego

placeholder Foto: El incidente entre Verstappen y Hamilton puede resultar un punto de inflexión en la lucha por el título de 2021
El incidente entre Verstappen y Hamilton puede resultar un punto de inflexión en la lucha por el título de 2021

Lance de carrera. Que quede claro desde el primer momento, por lo que pueden ahorrarse seguir leyendo si no comparten la opinión. Pero en defensa del veredicto acudiremos a una visión personal cuajada en tantos años de incidentes similares y, sobre todo, del apoyo de artillería con obuses de gran calibre como Fernando Alonso o Ayrton Senna.

Que sea el propio Alonso quien ayude a definir una parte del contexto en su entrevista con algunos medios en Barcelona, hace dos semanas. La cita es larga pero vale la pena, y respondía a la actitud en pista de un piloto: “No es cuestión de nuevas generaciones, es cuestión del tipo de curva, del momento de la carrera, no es lo mismo luchar en la primera vuelta que en las últimas, o a mitad, que tienes más tiempo. Es un poco el respetar al rival y la importancia que le des a los puntos. Kimi, Lewis… A Hamilton no le verás meterse en esos problemas. Hemos ganado el campeonato del mundo porque cada carrera son puntos, y cuando no pueden ser 25 tienen que ser 18 o 15…. Eso, la gente que no ha ganado un gran premio en su vida o un campeonato no lo sabe, porque para ellos es la última carrera". Incluyan a Max Verstappen entre los aludidos por Fernando Alonso, que luego volvemos a ello.

¿Por qué siempre un culpable?

Cuando dos pilotos patológicamente ultracompetitivos se disputan la victoria en un gran premio, con el título en juego, uno de ellos ante 120.000 compatriotas, no hay flores en el ojal. La probabilidad de un incidente es altísima en semejantes circunstancias. El error de enfoque es buscar a toda costa un culpable ante el resultado no esperado de maniobras supersónicas a casi 300 kilómetros por hora. Y en pretender en cualquier desenlace una intencionalidad o responsabilidad dolosa.

El británico no pretendió echar fuera de la pista al holandés con su maniobra. Antes le había hecho un "dummie" que Verstappen quiso zanjar con riesgo y agresividad extrema. Cuando Ayrton Senna sacó de la pista a Alain Prost en Suzuka 1990, o Schumacher golpeó a Damon Hill en el desenlace de 1994, o con Villeneuve en 1997, por poner ejemplos, la intencionalidad era evidente. Pero quien en varias ocasiones ha demostrado en 2021 ser fiel a las palabras de Alonso fue el británico. En Imola, en Portimao o en la salida del GP de España evitó un incidente que pudo haber terminado con la carrera de cualquiera de los dos. Y quizás Verstappen ya había interiorizado que con el británico, como con todos sus rivales, todo el monte es orégano. Se equivocó.

Cuando dejas de ser un piloto

Acudamos ahora precisamente a Ayrton Senna y su famosa entrevista con Jackie Stewart, cuando el escocés le cuestionaba tantos toques con sus rivales. La sonrisa inicial del brasileño se desvaneció cuando escuchó el reproche del tricampeón. “Deberías saber que, al ser un piloto de carreras, estás en peligro todo el tiempo, significa que estás compitiendo con otra gente”, le contestó el brasileño, que a continuación pronunció unas de las palabras más famosas en la historia de este deporte. “Y si en un momento dejas de ir a por ese hueco que está ahí, dejas de ser un piloto de carreras. Porque estamos compitiendo para ganar, y la principal motivación para ello es lograr la victoria. O estás diseñado para ganar carreras, o para ser tercero y quinto. Y yo compito para ganar, siempre que sea posible. A veces lo haces mal, es imposible hacerlo bien todo el tiempo…” Ahora visionemos otra vez las imágenes de esa primera vuelta. Tanto Hamilton como Verstappen cumplían con todos los requisitos de Senna en el incidente. Pero es imposible hacerlo bien todo el tiempo.

¿Era más responsable Hamilton que Verstappen, consciente de que tenía al lado al británico cuando abrió primero y luego cerró su trayectoria? Pero Verstappen no dudó en ejercer una vez más esa fuerza intimidatoria que tantas veces ha tenido éxito y con la que ha querido educar a sus rivales. Sin embargo, estos no siempre están dispuestos a ceder. Como Alain Prost con Senna en Japòn 1989. Como Hamilton en Silverstone. Ambos jugaron sus bazas sin ceder, y el holandés salió perdiendo. “No podía desaparecer”, justificaría Alonso al británico. Leclerc expresó perfectamente la posición de los dos pilotos, y también lo consideró un lance de carrera. “Ninguno de los dos levantó el pie y este es el resultado”, explicaría Hamilton depués. A diferencia de otras ocasiones no estuvo dispuesto a dejarse intimidar una vez más por Verstappen. Por su público, y lo crucial de la victoria para Mercedes, algo que el holandés quizás no esperaba. Error de cálculo.

Las lecciones para Verstappen

"Es un poco el respetar al rival y la importancia que le des a los puntos". Como Alonso apuntaba en su reflexión, al holandés no le falta talento aunque sí experiencia para saber luchar por un título. Nunca lo ha hecho hasta ahora. Lideraba el campeonato en Silverstone con una amplia ventaja en puntos. Disfrutaba de toda una carrera por delante para enmendar un posible adelantamiento de Hamilton. Su monoplaza era muy superior al Mercedes. Pero Verstappen no quiso ceder tras el 'dummie' de Hamilton. Perdió. Y con ello prácticamente toda su ventaja en el campeonato. Volvemos a las palabras iniciales de Alonso.

Simple y llanamente, ambos actuaron como Ayrton Senna predicaba sobre los ganadores natos. Si nos acogemos a Senna, en definitiva, un lance de carrera. Semejante incidente entre ambos iba llegar tarde o temprano ante la intensidad de la pugna en 2021. No ocurrió antes porque Hamilton lo evitó. Hoy, Verstappen tiene varias lecciones que extraer: cuando luchas por el título, no pongas tu destino en la pista en manos de tu rival. Segunda, cuando vuelva a repetirse semejante duelo, puede que Hamilton tampoco ceda. Tercera, como todos, Verstappen no es invulnerable a pesar de la seguridad de monoplazas y circuitos. Los accidentes ocurren, y pueden hacer daño. Si no aprende cualquiera de las ellas, no será campeón del mundo en 2021.

Max Verstappen Ayrton Senna Fernando Alonso Fórmula 1
El redactor recomienda