Por qué Lando Norris es mejor en 2021 que Max Verstappen y Lewis Hamilton
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
DOS PODIOS Y SIEMPRE EN LOS PUNTOS

Por qué Lando Norris es mejor en 2021 que Max Verstappen y Lewis Hamilton

Por consistencia y rendimiento con el tercer coche de la parrilla, Lando Norris está llevando a cabo una temporada impecable, y es el único piloto que ha puntuado en todas las carreras

placeholder Foto: Lando Norris logró el primer podio para McLaren en Mónaco desde 2011, días después de su renovación
Lando Norris logró el primer podio para McLaren en Mónaco desde 2011, días después de su renovación

Fernando Alonso le bromeaba a Lando Norris en el corralito de las televisiones. Se adelantó al británico cuando este se acercaba a un micrófono y cogió su turno. El gesto inicial de Norris no mostraba buen grado hacia el golpe de Alonso, quién jugó con gracia su papel y dio rápidamente paso a un Norris un poco más sonriente. No era el Norris risueño que nos tenía acostumbrado en los últimos años.

Porque el británico es otro piloto al que acompañaba a Carlos Sainz. Consciente de que la imagen también cuenta, el británico exhibe una personalidad menos lúdica. Pero es su extraordinario nivel de rendimiento en 2021 el que sobresale por encima de cualquier consideración. Porque el británico está protagonizando una temporada sublime, con estadísticas al nivel de Verstappen o Hamilton considerando el nivel relativo de su montura. De hecho, mejores, es el único piloto que ha puntuado en todas las carreras de este año. Que esté destrozando a Daniel Ricciardo es tan solo la consecuencia de su paso a otra dimensión, crucial para McLaren en su pugna por revalidar el tercer puesto en 2021.

Menuda hoja de servicios

Para quien cuestione los adjetivos anteriores, solo basta presentar su impresionante hoja de servicios hasta el momento: ha terminado entre los cinco primeros en todas las carreras de 2021 salvo Montmeló. Cuenta ya con dos podios, Imola y Mónaco. Su posición media de salida es el séptimo puesto, el sexto en meta, una media estropeada por el octavo de Montmeló. Quinto en cuatro ocasiones, tercero en dos, como Sainz el pasado año mejora la posición teórica de McLaren como tercer o cuarto monoplaza según el circuito. Lleva trece carreras consecutivas en los puntos, y esta temporada suma 86 puntos hasta el momento, solo diez por detrás de Checo Pérez, con el mismo monoplaza del líder del campeonato. Supera también a Valtteri Bottas. Cuenta con más del doble que su compañero Daniel Ricciardo (34), la teórica estrella del equipo. Gracias a su contribución McLaren supera a Ferrari supera a Ferrari, y Norris a sus dos pilotos en la general. Solo tiene 21 años y lleva dos temporadas y media en la Fórmula 1.

Zak Brown y Andreas Seidl siguen poniendo tiritas a Ricciardo, al menos de puertas para afuera. “Tiene un compañero que creo es tan rápido como cualquier otro en la parrilla. Así que tiene un gran listón contra el que competir”, declaraba recientemente el máximo responsable de McLaren. El extraordinario rendimiento de Norris crece exponencialmente en comparación a su compañero, Daniel Ricciardo. A favor de Norris juega el conocimiento del equipo y la máquina, particularmente crítica de exprimir. El australiano cuenta con atenuantes ante su exigua pretemporada y los rasgos singulares del MCL35 M. Pero el certamen llega a su ecuador. La evolución de Vettel, Alonso, Sainz o Pérez, todos en equipos nuevos, ponen en evidencia al australiano. En Mónaco, por ejemplo, Norris humilló -un segundo en los entrenamientos- a su compañero sábado y domingo. “Este coche tiene una característica un poco extraña”, explicaba Ricciardo para justificar sus dificultades, “tiene una ventaja en la que puedes jugar, pero de momento es muy pequeña, y muy fácil para cometer errores, o hacer algo a lo que el coche no responda”. Juega la experiencia a su favor, pero Norris entra siempre por esa ventana.

El paso a otra pantalla

¿Por qué el extraordinario salto cualitativo de Lando Norris? Quien siguiera su trayectoria en la Fórmula Renault y la Fórmula 3 detectaría ya uno de esos raros talentos naturales que surgen cada cierto tiempo. A la sombra de un veterano Sainz, con cuatro temporadas a sus espaldas, Norris todavía no estaba preparado por madurez personal y experiencia. Durante sus dos primeros años, Norris alternaba actuaciones brillantes con carreras irregulares, sobre todo el domingo. El británico aparecía como el hermano pequeño de una pareja extraordinariamente bien avenida. La llegada de un Ricciardo marcando su territorio obligó a Norris a pasar a otra pantalla en el juego de la Fórmula 1. “Lo que le pedimos el pasado año y este es que llegara más al límite, casi hasta el punto de empujarle a ello, no pasa nada si te sales de vez en cuando”, explicaba Brown acerca del proceso de adaptación del joven piloto.

“Y lo que hemos visto es que ha elevado su nivel incluso más, ha sacado los codos, pero mantiene el coche en la pista, lo que es fantástico”, corrobora Brown, “sus errores son esos pequeños límites de pista en Italia, cuando iba a ser tercero. Ha elevado su nivel de agresividad, sus salidas, sus primeras vueltas, pero de una forma controlada. Como era de esperar en el primer año, a veces le llevaba algo de tiempo aprenderse el circuito, la puesta a punto, y seguía (lo que hacía) Carlos. Ahora, lo que vemos es que el viernes, en la primera sesión, ya está ahí. Así que estamos muy contentos como Lando está rindiendo, creemos que está a muy alto nivel”. Si un piloto ha de hablar en la pista, el británico está gritando en 2021.

“Lo que estamos viendo es el gran salto que ha dado este año”, explica Andreas Seidl, "es magnífico verle que después de una vuelta clasificatoria o una carrera que no ha ido según el plan, se mantiene tranquilo, sabe que sus oportunidades están llegando, sabe gestionar los neumáticos cuando tiene que hacerlo y aprovecha el potencial que está ahí, cuando las oportunidades llegan en carrera”. Es decir, los síntomas de la madurez en pista, que también quiere reflejar con su personalidad fuera de ella. Por ello no era de extrañar ese magnífico vídeo de McLaren, cuando antes del GP de Mónaco Brown y Seidl escenificaban la renovación de su joven piloto, al que sacaban del mercado ya en mayo. A los dos días, Lando Norris les recompensaba con el primer podio para McLaren en el Principado desde 2011.

Lando Norris McLaren Daniel Ricciardo Fórmula 1
El redactor recomienda