'CarLando': por qué la relación de Carlos Sainz y Lando Norris es de lo mejor en la F1
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
A PESAR DE NO SEGUIR JUNTOS EN MCLAREN

'CarLando': por qué la relación de Carlos Sainz y Lando Norris es de lo mejor en la F1

El GP de Mónaco, como otros momentos de la presente temporada, confirman que Carlos Sainz y Lando Norris mantienen una relación no muy frecuente en la Fórmula 1

placeholder Foto: Carlos Sainz y Lando Norris mantienen una especial relación de amistad desde que se juntaron en McLaren
Carlos Sainz y Lando Norris mantienen una especial relación de amistad desde que se juntaron en McLaren

Fue una de las mejores escenas del GP de Mónaco. Lando Norris era entrevistado por el maestro de ceremonias, David Coulthard, tras su tercer puesto. A su lado se pegó Carlos Sainz sonriendo, dando una palmada en el hombre a su amigo. “Magnífico ver vuestra camaradería aquí, ahora parece que Carlos quiere acelerar tu entrevista...”, le decía el escocés a Norris. “No puede esperar ni un minuto, es mi momento de gloria”, le contestaba el británico entre risas, mientras empujaba a Sainz fuera del plano de la cámara. El buen rollo era evidente entre ambos. “Por una vez estoy contento porque estar contigo en el podio…” le decía el español mientras se retiraba.

Tras la marcha de McLaren del español, los dos pilotos han seguido mostrando numerosos gestos de esa amistad dentro y fuera de la pista, como en el pasado GP de Mónaco. Una relación que incluso fue aprovechada como plataforma de comunicación del equipo británico. El paso de los meses ha confirmado que Lando Norris no mantiene el mismo tono con Daniel Ricciardo, al contrario que con Sainz, a pesar de ambos no formen parte ya del mismo equipo.

No es lo mismo con Ricciardo

En la vuelta inicial de los primeros libres de Bahrein la cámara del McLaren mostraba cómo el británico se ponía en paralelo para saludar a su antiguo compañero, ahora con el Ferrari. Otro tanto ocurrió, pero a la inversa, cuando Norris logró el podio en Imola este año, en la vuelta de deceleración. O con la felicitación del español al británico tras el resultado de Montmeló. En la Fórmula 1 siempre han existido relaciones cercanas entre algunos pilotos, pero ninguna tan visible y espontánea públicamente como la de Norris y Sainz. También era el caso de Red Bull con algunos de sus vídeos (Verstappen y Ricciardo), pero sin el grado de camaradería que Sainz y Norris siempre han derrochado. Dentro del equipo y los propios protagonistas rechazaban que la percepción ofrecida en la serie "Drive to Survive" de enfrentamiento personal entre ambos reflejara la realidad.

La relación entre Lando Norris y Daniel Ricciardo es muy distinta. Ya se apreció en la primera presentación de McLaren cuando el australiano lanzó varios ‘viajes’ para marcar distancias y territorio, desmarcándose del nivel de Norris con Sainz. Distinto nivel sí, pero en la pista Norris, porque el británico está vapuleando a Ricciardo contra todo pronóstico, situación agudizada tras el pasado GP de Mónaco. Algunas fuentes al tanto de la relación incluso avanzan que la relación puede terminar explotando entre ellos esta temporada. De momento, la política de comunicación de McLaren no tiene nada que ver con la del pasado.

"En Baku tiene un cohete"

Sainz y Norris, sin embargo, mantienen el mismo ambiente que en McLaren. Siguen permanentemente en contacto al margen de los grandes premios, y comparten varias aficiones comunes. Durante el propio gran premio. Norris reconocía que había enviado un mensaje a Sainz anticipándole sus posibilidades de victoria, un tema muy comentado durante todo el fin de semana y que también salió en la rueda de prensa final. En ella, el español se la devolvía con buen rollo también compartido por Max Verstappen. Tal era el cachondeo que Sainz tuvo que pedir seriedad a sus compañeros de sala, con no demasiado éxito. “El que debería estar animado ahora en Baku es mi amigo Lando Norris, aquí a mi izquierda, tiene un…” explicaba el español, cuando era interrumpido por Verstappen: “¡Un cohete!”. Y aunque Norris quería quitar hierro, Sainz remató: “un cohete en la recta, y el coche no era malo en Monza el año pasado, así quizás apostaré por ti. El me puso presión al llegar este fin de semana diciendo que podría tener opciones de ganar”. “¿Tenía razón?”, le contestaba el británico” “’Tenías razón, por supuesto, ahora a ver si la tengo yo en Baku”.

Tras el pasado gran premio, Sainz también publicaba en Instagram un vídeo de ambos echándose el champán encima en el podio. Curiosamente, en el pasado también compartían la celebración de sus respectivos podios con McLaren. Norris subió el primero de Sainz en Brasil, cuando el español le agarró para ponerle a su lado. Parece que el destino les quiso unir en el primero de Sainz con Ferrari, y de los dos en Mónaco. Pocas imágenes de amistad se ven entre pilotos de Fórmula 1. Máxime, cuando la relación nació como compañeros del mismo equipo, donde la rivalidad es máxima.

"Todo fue natural"

“Todo vino de forma muy natural, desde el primer día que conocía a Lando”, explicaba Sainz sobre su relación con el británico, nos llevamos muy bien, y tuvimos esa situación supercompetitiva, pero a la vez, respetamos mucho lo que hacemos e intentamos disfrutar de la Fórmula 1”. Según Sainz, “quiero llevarme bien con todos mis compañeros. Obviamente, con Lando es especial, y no espero que cada nuevo compañero de equipo sea un nuevo Lando…”. Lando también destacaba como en McLaren supieron separar en la pista su relación personal de la competitiva, cuando incluso compartían consejos y momentos en el simulador. "Cada uno empuja al otro de una forma competitiva, tenemos esto, pero creo que lo mostramos de forma diferente a como estáis acostumbrados con otros pilotos. Queremos ganarnos el uno al otro, más que cualquier otra cosa, pero no lo hacemos peor de lo que debe ser". Ahora, en diferentes equipos incluso resulta más fácil mantener la amistad.

"¿Seguirá vuestra relación personal ahora que os separais? les preguntaban ante las cámaras tras cementar el tercer puesto de McLaren en Abu Dhabi el pasado año. "Es el plan, seguir juntos, disfrutamos de algunas cosas juntos, somos buenos amigos fuera del paddock, no solo en la Fórmula 1", apuntaba Norris, quien reconocía que había empezado a jugar al golf por culpa de Sainz, y este año también han jugado juntos. "Saldremos a cenar, jugaremos a los bolos, haremos cosas y seguro que seguiremos proporcionando, como dicen en las redes sociales, más 'contenido Carlando". Como en el pasado GP de Mónaco.

Carlos Sainz Lando Norris Daniel Ricciardo Fórmula 1 Ferrari Fórmula 1 - GP de Mónaco
El redactor recomienda