El desafío de Carlos Sainz en Mónaco: ganar a Charles Leclerc en el patio de su casa
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
FERRARI PODRÍA SER EL TERCER EQUIPO

El desafío de Carlos Sainz en Mónaco: ganar a Charles Leclerc en el patio de su casa

Mónaco puede ser un trazado propicio para Ferrari y los resultados del pasado dan confianza a Sainz, que quiere comprobar en este trazado su nivel de confianza con el SF21 y batir a Leclerc en su casa

Foto: Carlos Sainz siempre ha destacado en Mónaco, pero en esta ocasión compite en casa de Leclerc.
Carlos Sainz siempre ha destacado en Mónaco, pero en esta ocasión compite en casa de Leclerc.

El Gran Premio de Mónaco es el Gran Premio que todo piloto desea ganar, más si cabe con un Ferrari. Aún tratándose de la carrera de casa de Charles Leclerc, quizás Carlos Sainz pueda lograr en el principado el mejor resultado de la temporada.

“Cada carrera es una oportunidad de pódium, Mónaco también”. Así se expresaba Carlos Sainz al ser preguntado sobre sus oportunidades en esta carrera, optimista ante la prueba más complicada del año. Incluso aunque desde Ferrari admitan que un pódium no está a su alcance salvo problemas de los monoplazas de Red Bull o Mercedes.

La referencia de Leclerc

El ritmo de carrera Ferrari aún no está al nivel de los equipos que dominan el campeonato. Sin embargo, la capacidad del SF21 mostrada esta temporada para desenvolverse en curvas lentas podría acercar a los monoplazas italianos a Mercedes y Red Bull. La clave será aprovechar al máximo la jornada del jueves, siempre difícil por el escaso tiempo disponible en pista y el mucho tráfico existente en los poco más de tres kilómetros del trazado más corto del calendario. Por ello, el madrileño también se mantiene con los pies en el suelo. “Mis objetivos son similares a los de Leclerc —declaró Sainz en la conferencia de prensa previa al Gran Premio— y esperamos estar en una situación similar a la de Barcelona. Sin embargo, Mónaco puede dar una buena indicación de mi nivel de confianza con el coche y si soy capaz de estar a nivel de mi compañero de equipo. Eso querría decir que estoy rindiendo a muy alto nivel. De no ser así, no queda otra que continuar trabajando duro”.

Efectivamente, Leclerc conoce esta pista como el pasillo de su casa, pero Sainz confía en su experiencia pasada, ya que siempre ha sido un lugar donde se ha sentido muy a gusto y ha logrado en el pasado magníficos resultados con Toro Rosso y McLaren, tanto en entrenamientos como en carrera. “Es muy importante —recalcó el piloto español— que esté cerca de Leclerc en términos de prestaciones desde el inicio de los libres, pues significará que estoy extrayendo bien el potencial del coche. Y, luego, apretar los dientes, para ser competitivo cuando de verdad cuenta, en clasificación”.

"No puedo decir nada"

La primera gran clave en Mónaco, como en ningún otro sitio, es cuajar un buen puesto en la clasificación. La segunda, acertar en el momento de la parada, pues dada la poca degradación que sufren los neumáticos y la casi imposibilidad de adelantar nadie se arriesga a dos paradas. El acierto estratégico de los equipos cobra aquí una enorme importancia y, sin duda, la competición desde el muro de boxes entre Ferrari y McLaren será uno de los atractivos de la carrera para su dura lucha por la tercera plaza del mundial de constructores, el gran objetivo que ambas escuadras se han marcado respectivamente para esta temporada.

Sainz, precisamente por conocer los métodos de trabajo y características dinámicas de ambos coches, fue preguntado por los puntos fuertes de uno y otro coche, pero no quiso entrar en detalles: “¡No, no puedo! —reconoció entre risas—. Sé muy bien cuáles son las diferencias, pero solo pudo compartirlas con el equipo. Sí puedo decir que son coches muy distintos en cuanto a forma de ser conducidos y de su equilibrio, por eso debo adaptar mi estilo. No puedo subrayar del todo mis sensaciones cuando desconozco el coche de esta temporada de McLaren, pero imagino que usando ahora el motor Mercedes tendrán un poquito más de velocidad punta”.

El salto de Ferrari desde 2020

El madrileño también quiso defender a su actual equipo y resaltó el gran trabajo realizado de una temporada a otra. “Como equipo tampoco podemos pretender que de un retraso de segundo y medio sobre los líderes de repente aspiremos a ganar el campeonato del mundo. Nos exigimos mucho y queremos más, sabemos que va a tomar tiempo, pero estamos trabajando muy duro para devolver a Ferrari al lugar que le pertenece en lo más alto. Si de la temporada pasada a esta hemos sido capaces de recuperar más de la mitad de distancia que nos sacaba Mercedes, esto demuestra que vamos en el buen camino”.

Para el madrileño Mónaco es un trazado muy especial porque en 2008 ganó aquí la copa de 'karting' CIK y empezó a soñar que algún día podría pilotar en la máxima especialidad del automovilismo: "Imaginad lo que significó para mí ganar una importante carrera de 'karting' como aquella en este escenario y estar aquí 13 años después debutando con Ferrari. Este sitio es muy especial, me encanta la atmósfera que hay aquí y creo que, si somos capaces de ser los mejores del resto, justo detrás de Mercedes y RedBull, aprovecharemos a poco que alguno de ellos tenga algún problema", concluyó el piloto español.

Charles Leclerc Carlos Sainz Ferrari Fórmula 1 - GP de Mónaco
El redactor recomienda