La explosión de Lando Norris: sin Carlos Sainz, y robando a Ferrari la cartera
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
CARRERAS SIN ERRORES Y ENTRE LOS 5 PRIMEROS

La explosión de Lando Norris: sin Carlos Sainz, y robando a Ferrari la cartera

El piloto británico lidera McLaren con un gran comienzo de temporada. Tras Portimao es tercero en el campeonato, eclipsando a Ricciardo, y superando a Ferrari el día de carrera

placeholder Foto: Lando Norris ha entrado siempre entre los cinco primeros en 2021, incluyendo el podio de Imola
Lando Norris ha entrado siempre entre los cinco primeros en 2021, incluyendo el podio de Imola

Carlos Sainz y Lando Norris coincidieron ante la misma cámara en el corralito de Portimao. Los antiguos compañeros, ahora en sus diferentes uniformes de combate. El aprecio entre ellos es recíproco y se percibe en su química personal. Tras el podio de Imola, por ejemplo, Sainz se acercó por detrás a su compañero, ambos recién bajados del monoplaza. El español le daba una cariñosa patada por detrás para llamar su atención. Y luego le felicitó por su resultado con un entrañable gesto. Con esa misma complicidad, los dos comenzaron a preguntarse por cómo habían ido los entrenamientos en Portimao. Cuando el español le comentó que había terminado quinto con su Ferrari, Norris le respondió bromeando: “Verás un coche naranja pasar por encima de ti…”. “Bueno, por encima no…”. Le contestaba Sainz. Efectivamente, le pasó por un lado durante los primeros compases del Gran Premio de Portugal.

Tras la retirada del coche de seguridad, Lando Norris sorprendió a su amigo y con el adelantamiento también condicionó el resto de la carrera del piloto de Ferrari. Con la misma estrategia de neumáticos el británico terminó quinto, por delante de los dos Ferrari. De nuevo, Norris les había robado la cartera. Era la cuarta vez consecutiva que el británico terminaba entre los cinco primeros, sumado el resultado de la última carrera de 2020. Con el podio incluído de Imola.

¿Dónde estaría Carlos Sainz hoy de no haber fichado por Ferrari? La respuesta es irrelevante, pero su marcha ha dejado espacio libre a Lando Norris a pesar de la llegada de una estrella como Daniel Ricciardo, a quien está eclipsando totalmente por el momento. Conocedor de los bastidores de McLaren y de su monoplaza, reforzado por dos años de experiencia en la Fórmula 1, la eclosión de Norris constituye una de las sensaciones del comienzo de la temporada, capitalizando la consolidación de McLaren como tercer mejor equipo del momento.

Robar a Ferrari la cartera

Gran Premio Emilia Romagna. Tras perder un extraordinario tercer puesto de parrilla al exceder por centímetros los límites de pista en los entrenamientos, en la carrera Norris se pegó a la estela de Daniel Ricciardo y pidió paso. En ocasiones, la maniobra es provisional si el piloto que adelanta al compañero no tiene el ritmo que en principio parece. Pero Norris acabaría endosando casi medio minuto al australiano, que pugnaba por mantener el monoplaza en el complicado asfalto de Imola. Terminó en el podio. También en Portimao, Norris se quejaba el viernes de las diferencias respecto a Ferrari. Pero saliendo por detrás, como en Imola, Norris prodigó una mezcla de ritmo y agresividad impecables. En Portimao llevó a cabo una primera parte de la carrera al ataque y una segunda de contención frente a Charles Leclerc que había montado el compuesto más duro hasta final y, sobre el papel, mayor ventaja estratégica. Sainz había empezado con blandos y terminado desfondado con medios. Igual que Norris, aunque con resultado muy diferente.

El piloto británico está puliendo las aristas propias de la inexperiencia. Sainz llevaba cinco temporadas en Fórmula 1 cuando se reunieron en McLaren. Norris puso en un compromiso en numerosas ocasiones al español durante los entrenamientos. El propio Sainz le reconocía como uno de los compañeros más rápidos que había tenido nunca a una vuelta. Pero en el arco de la temporada el británico hacía el acordeon, combinando grandes carreras con actuaciones más débiles según el circuito, más blando en el cuerpo a cuerpo en ocasiones, y sin la consistencia del español. La segunda parte de la temporada siempre era favorable a Sainz. Hoy, liberado de su sombra, ha dado un salto cualitativo dentro y fuera de la pista.

Agresividad e inteligencia

“Lando está volando en este momento”, declaraba Andreas Seidl tras el podio de Imola, “ya se pudo ver en Bahrein durante el invierno, y ha dado un salto como piloto y como persona. Ha digerido la pasada temporada, junto con su equipo, de la manera adecuada”, explicaba el responsable de McLaren en alusión al exhaustivo trabajo de evaluación llevado durante el invierno, y cuyos frutos se pueden apreciar en 2021. “Es también normal que estos jóvenes pilotos den pasos adelante, especialmente en los primeros años. Tienen que hacerlo, de lo contrario nunca llegarán arriba. Pero es fantástico ver cómo lo está consiguiendo”. Después llegaba el quinto puesto de Portimao. Mattia Binotto se mostró seriamente contrariado porque ninguno de sus pilotos capitalizó las expectativas previas. Norris se había encargado de ello una vez más. Como en Imola, cuando el equipo le montó gomas más blandas a falta de treinta vueltas, que supo gestionar magistralmente hasta el final frente al compuesto más duro de los dos Ferrari. Una combinación de velocidad e inteligencia al volante que le ha convertido en uno de los pilotos más sólidos en la presente temporada.

Norris tendrá que afrontar más adelante el proceso de aclimatación de Daniel Ricciardo, “La realidad de no tener todavía demasiado tiempo en el coche”, explica el australiano, quien todavía sigue buscando entender a su nuevo monoplaza. "Hay cosas que solía hacer para entrar más rápido en una curva que ahora no funcionarían, te podrían hacer pasar el límite" explica al respecto Ricciardo, "así que se trata de un ajuste fino en todo, cómo girar, cómo frenas. Es diferente. Pero todo Fórmula 1 es diferente, así que se trata de que me adapte".

Las distancias con Ricciardo

“Son temas menores que se exageran en condiciones de baja adherencia”, explica Andreas Seidl en apoyo del australiano, que se quedó en el Q1 en Portimao, “condiciones como las de aquí (Portimao) y las de la pista que se iba secando en Imola”. Como otros pilotos, Ricciardo está siendo víctima de la escasa experiencia con McLaren tras una casi inexistente pretemporada. Pero como confirmó en Renault, su rendimiento crecerá a medida que avance el campeonato. Es entonces cuando se endurecerá el duelo entre ambos pilotos.

Mientras tanto, lejos han quedado esas imágenes de Carlos Sainz y Lando Norris compartiendo todo tipo de momentos fuera de la pista. McLaren incluso convirtió aquella relación en vehículo de comunicación. Norris mantiene su carácter jovial y bromista, pero también se muestra más circunspecto esta temporada. Desde el primer vídeo que protagonizó con Ricciardo para la presentación del equipo, y a pesar del carácter abierto y divertido de ambos, el australiano marcó distancias. Hoy, en la pista, es Lando Norris quien las está marcando con su rendimiento. Aunque esta es una historia que todavía no ha terminado, Lando Norris está poniendo el listón tremendamente elevado al 'Honey Badger'. Porque es difícil hacerlo mejor.

Lando Norris Carlos Sainz Ferrari Fórmula 1
El redactor recomienda