Un millón de factura por un Mercedes a la basura: cuidado con pegársela en 2021
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
EL IMPACTO DE LOS ACCIDENTES ESTA TEMPORADA

Un millón de factura por un Mercedes a la basura: cuidado con pegársela en 2021

Los accidentes pueden comprometer en 2021 no solo el presupuesto de los equipos, sino su capacidad de evolución en una temporada de limite presupuestario y de herramientas para el desarrollo de los monoplazas

placeholder Foto: El accidente de Bottas y Russell puede costar por encima de los dos millones de euros
El accidente de Bottas y Russell puede costar por encima de los dos millones de euros

Dos monoplazas se tocan por encima de los 300 km/h en asfalto mojado. Lo ocurrido entre Valtteri Bottas y George Russell en el GP de Emilia Romagna. Fue uno de los accidentes más brutales de los últimos tiempos en la Fórmula 1. Afortunadamente las implicaciones personales se ciñieron a la polémica entre los dos pilotos y Toto Wolff. Una vez asentada esta, quedaban pendiente las materiales.

“Fue un gran accidente, nuestro coche ha quedado destrozado, para la basura” se quejaba Toto Wolff con su particular estilo, siempre especialista en ocultar con las formas su monumental enfado, pero con la procesión por dentro y el mensaje político siempre en la mano. “En un contexto de tope presupuestario, no es precisamente lo que necesitábamos. Limitará probablemente las próximas evoluciones que podamos hacer a partir de ahora. Estamos cerca del límite (de gasto) y lo que siempre hemos temido es la destrucción completa de una máquina. No es la destrucción total del coche, pero casi, no es lo que queríamos”.

No es frecuente la imagen de un Mercedes totalmente destrozado. Pero también los dos Williams terminaron machacados en Imola. La presente temporada insufla más presión a los pilotos, entre la espada de rodar al límite y la pared de las consecuencias de sus accidentes para la finanzas y logística de los equipos. ¿Hasta qué punto y por qué los accidentes graves pueden poner en peligro la economía de los equipos y la evolución de sus monoplazas? ¿Saben lo que costará a Mercedes el desguace de su W12 el pasado domingo?

placeholder Según Wolff, el monoplaza del piloto finlandés quedó casi para el cubo de basura
Según Wolff, el monoplaza del piloto finlandés quedó casi para el cubo de basura

Sacar la tijera

Toni Cuquerella, ingeniero de Fórmula 1 y comentarista de Movistar, pone precio a petición de El Confidencial al desastre del monoplaza de Bottas: “desglosando las diferentes piezas dañadas, oscila entre los novecientos mil euros y el millón cien. Podría llegar incluso al millón y medio según hayan quedado algunas partes, pero vamos, un millón, seguro” explica Cuquerella. “Hay que tener en cuenta que hablamos del valor material de las piezas, no lo que costaría realmente sin se incluyera el trabajo de investigación y desarrollo que hay detrás para diseñar todo”. Si Wolff argumenta que un accidente semejante puede afectar al ritmo de evolución del monoplaza y el aspecto financiero ¿Qué puede ocurrir con equipos más modestos, como Williams y Haas, cuyos pilotos ya llevan una buena ración de ‘galletas’ encima?

Al margen del fondo real del asunto, Cuquerella (con experiencia en Ferrari) no duda de que en las palabras de Wolff existe una intención para ‘llorar’ políticamente y de cierto victimismo hacia sus rivales. No en vano los equipos han reclamado dinero a FOM para que se haga cargo de las futuras carreras de los sábados. Pero Wolff aludía al contesto de límite presupuestario de 145 millones de euros que ha entrado en vigor este año, y que ha obligado a reestructurarse a los tres principales equipos, los que gastaban por encima de esa cifra.

placeholder Tsunoda destrozó su AlphaTauri en los entrenamientos. La factura de accidentes puede tener recuperaciones importantes en 2021 según el nivel del equipo
Tsunoda destrozó su AlphaTauri en los entrenamientos. La factura de accidentes puede tener recuperaciones importantes en 2021 según el nivel del equipo

El mejor coche posible

Mercedes, por ejemplo, ha reducido su plantilla de 1600 a 1400 personas, aproximadamente. Ferrari está pasando parte de su plantilla a otros departamentos y al proyecto de las 24 Horas de Le Mans. McLaren ha organizado un sistema logístico para transportar por barco a los grandes premios parte del material. Según el ingeniero español “Haas, Alfa Romeo, Alpha Tauri y Williams ya estaban por muy por debajo del nuevo tope presupuestario, McLaren, Alpine estarían cerca, un poco por detrás Aston Martin..." Pero los tres grandes equipos siguen contando con un potencial humano y de recursos técnicos superior al de la mayoría de la parrilla.

El tope presupuestario de los equipos (fuera queda marketing, pilotos y salarios de las tres figuras con mejor nómina) ha obligado a un proceso de reconversión cuyo objetivo crucial es reducir costos de todas las áreas pero no en detrimento del rendimiento del monoplaza. A mayor costo de partidas de transporte, menos dinero para hacer un monoplaza más rápido. Se trata de lograr la mayor eficiencia en todas las áreas y canalizar los recursos hacia el corazón del negocio: el mejor coche posible.

Menos túnel de viento

Cuando Wolff se quejaba del impacto del accidente para Mercedes, mencionaba que la evolución del W12 podría verse condicionada por la ‘chatarra’ de Imola. “La cuestión es que muchas de las piezas de un coche se cambian cada tres carreras, con lo único que hizo el accidente es anticipar su sustitución, era grave, pero no tanto”, apunta Cuquerella, “aunque ahora en Mercedes tendrán que mantener reuniones para variar el ‘timing’ de algunas de las evoluciones previstas, algo a lo que no estaban acostumbrados antes debido al tope presupuestario, pero seguro que no es tan dramático como Wolff dice”.

A la limitación de presupuesto se une en 2021 la reducción de casi el 30 por ciento en tiempo disponible en el túnel de viento (de 65 a 40 sesiones por semana), así como de CFD. Con el nuevo monoplaza de 2022 en preparación, los equipos deben decidir cuánto del tiempo disponible dedican al proyecto del año próximo, y cuánto al actual. Por tanto, son varios los factores que tiran de los equipos desde diferentes direcciones esta temporada, como aquellos reos cuyas extremidades eran atadas a caballos para su tortura. El impacto del accidente de Bottas no será igual para Mercedes que para Williams. Pero lo último que necesita cada escuadra en una temporada de 23 carreras son grandes facturas de chapa y pintura.

“A Red Bull, por ejemplo, no le importaba traer una evolución por carrera que añadiera una milésima, gastándose lo que hiciera falta, y llevando las piezas en primera en un avión a cada circuito transportadas por un miembro del equipo”, explica Cuquerella, “ahora eso se acaba, ahora lo harán cada tres o cuatro carreras. Pero otros equipos harán evoluciones para cinco o más esta temporada, tendrán que dilatarlas más”. Por tanto, el impacto del tope presupuestario y las limitaciones de desarrollo irá por barrios. "Son los grandes los que tienen que ajustarse. Si antes ni miraban el dinero que tenían en la cartera, ahora tienen que mirarla, pero siguen teniendo dinero”. Mercedes Ferrari o Red Bull pueden permitirse un monoplaza en la basura, pero para la mayor parte de la parrilla puede hacer un agujero importante. Un par de millones de euros o más estampados en los raíles o contra otro rival, en 2021, deben hacer mucha pupa. Y no solo por dinero.

Williams Mercedes Valtteri Bottas Fórmula 1 Ferrari
El redactor recomienda