Dónde está Alpine en Imola: lo que dice Fernando Alonso y lo que quiere decir
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
LAS DUDAS CON LAS NUEVAS PIEZAS

Dónde está Alpine en Imola: lo que dice Fernando Alonso y lo que quiere decir

Las primeras sensaciones de Alpine en Monza no parecen demasiado positivas, pero al igual que Shakir, hay que esperar hasta la hora de la verdad con Fernando Alonso

placeholder Foto: Como en Shakir, Alpine y Alonso son una incógnita hasta los clasificatorios, pero no se ocultan ciertas dudas con el A521
Como en Shakir, Alpine y Alonso son una incógnita hasta los clasificatorios, pero no se ocultan ciertas dudas con el A521

Fernando Alonso no da puntada sin hilo a las preguntas de los medios de comunicación. Es un ejercicio interesante intentar descifrar el fondo de sus mensajes. El asturiano mantuvo un tono positivo respecto a sus posibilidades en este próximo Gran Premio de la Emilia-Romaña tras la primera jornada, aunque aquí su Alpine siguiera generando dudas en cuanto a su competitividad. Así de esperanzado se mostraba a pesar de ello al final del día: "Fue una buena jornada de viernes, y hoy completamos nuestro programa sin mayores incidentes. Aparte de las banderas rojas y otros incidentes que tuvieron las dos sesiones, estoy muy contento con las piezas de prueba que pusimos en el coche y he sentido que hay una mejora en el rendimiento".

No cabe dudar del asturiano, probablemente esas mejoras que Alpine ha traído al circuito italiano supongan una evolución positiva en la competitividad de su coche. En todo caso, resulta evidente que el A521 no parece ahora mismo capaces de grandes cosas, y dependen mucho más de la inspiración de sus pilotos que de la ‘chicha’ que de momento ofrecen los monoplazas franceses.

Contradecir a los escépticos

Igual que ocurrió en Bahréin, los ‘azules’ acabaron finalmente fuera del top ten en los libres del viernes, aunque no es descartable que Alonso se meta entre los mejores en el momento decisivo de la clasificación. Multitud de veces ha sido capaz de sacarse la manga una vuelta mágica y demostrar que, cuando avisa de que el coche es mejor de lo que parecía, habla en serio. Cuando su piloto lo dice y luego lo cumple, los mecánicos adoran. Como en el anterior Gran Premio de Bahrein, lanza en un mensaje de esperanza insinuando que aún queda algo en la recamara: "Vamos a ver dónde estamos mañana y podamos esperar un poco más aún del coche". Lo interesante de estos mensajes es su tono, cómo se ha echado el equipo a sus espaldas. Siempre mensajes positivos, en plural, nada de derrotismos.

"Los dos pilotos estaban muy contentos después de las pruebas de hoy". Así se expresaba Davide Brivio, el director del equipo, refrendando ese espíritu de equipo. Ese todos a una, pero la nave todavía no parece encontrar aun el viento de cara, según podía leerse en las declaraciones de Esteban Ocon: "Tuvimos un comienzo muy positivo el fin de semana, incluso con el accidente que tuvimos con Sergio Pérez en la primera sesión de la mañana. Afortunadamente no perdimos mucho tiempo y pudimos hacer un buen trabajo y creo que contamos con una base muy sólida". Es decir, "démosle la vuelta a todo en positivo".

En el pasado, con demasiada frecuencia se ha reprochado a Fernando Alonso el sambenito de que no ser una persona de equipo, con exigencias continuas que sólo contribuyen a enrarecer el ambiente del equipo. La realidad parece otra. Por saber que sus palabras siempre son analizadas con lupa, nada como respuestas sobrias, positivas y siempre centradas en el objetivo. Un buen ejemplo se vio el jueves al ser preguntado por la posibilidad de regresar a las 500 millas de Indianápolis. Jacques Villeneuve había declarado que no iba a volver porque no podía ganar: "Seguro que lo que digan los demás de tus objetivos o tus sueños no afectará a tu forma de ver las cosas. Así que, si vuelvo a hacerlo, será por el sueño de la triple corona o para intentar conseguir la victoria. No es uno de esos tipos de carreras para hacerla sólo por diversión, sino que si lo hago de nuevo de nuevo es porque no siento la motivación para hacerlo". El debate, en sus propios términos y no en el de otros.

¿Carrera o clasificación?

Imola es conocido la dificultad para realizar adelantamientos. Lograr una buena posición de salida resulta absolutamente clave. Sin embargo, las posibilidades una carrera en mojado es muy alta según el parte metereológico. Con el frío de estos días, están por ver qué diferentes estrategias adoptan los equipos. Mario Isola el responsable de Pirelli, alertaba sobre estas circunstancias: "Imola no es un circuito muy abrasivo, por lo que en temperaturas bajas resulta muy difícil calentar el neumático. Hemos visto que no hay una gran diferencia entre los compuestos duros y los medios y, sin embargo, la diferencia entre el medio y el blando es mucho mayor de lo esperado. Teniendo en cuenta que hemos comprobado que el compuesto blando en las tandas largas se degrada antes de lo previsto, esto influirá mucho más en las estrategias".

Con este panorama ¿Apostará Alonso por preparar una carrera que se antoja compleja el domingo, o buscará a toda costa una buena posición de salida? Interpretando sus propias declaraciones deberíamos inclinarnos por la segunda opción: "Fue genial volver a pilotar de nuevo en Imola y sentir el coche en condiciones de alta adherencia. La clasificación va a estar como esperábamos, muy competida, por lo que va a ser muy interesante". En realidad quizá quiera decir: ‘El sábado a por todas y el Domingo que sea lo que Dios quiera’.

Fernando Alonso Fórmula 1
El redactor recomienda