La pepita de oro de McLaren con su MCL35M y cómo se la robarán sus rivales
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
CUANDO UNA INNOVACIÓN DESMARCA DEL RESTO

La pepita de oro de McLaren con su MCL35M y cómo se la robarán sus rivales

McLaren ha diseñado un difusor trasero que aprovecha una laguna legal y podría suponer una ventaja sobre sus rivales, que hoy la estudian para conocer su potencial o legalidad

placeholder Foto: McLaren fue uno de los equipos más destacados de la pretemporada con el MCL35M, ya con motor Mercedes
McLaren fue uno de los equipos más destacados de la pretemporada con el MCL35M, ya con motor Mercedes

“Disfruto con el cambio de reglamento porque la idea es entender mejor esos cambios que tus rivales. Quizás hay nuevas oportunidades, quizás haya cosas en la norma donde lo que esta dice y lo que busca no es lo mismo. Afortunadamente, no existe el espíritu de la norma, solo hay que atenerse al papel, y a veces puedes encontrar lagunas legales…”. Adrian Newey explicaba en su día el sueño de cualquier equipo técnico en la Fórmula 1, y del que el británico ha sido un genial exponente. Sobre todo, porque el fin último es lograr conceptos que proporcionen de forma inmediata un diferencial de rendimiento sobre los rivales. McLaren es protagonista en este sentido en este arranque de temporada.

La Fórmula 1ofrece numerosos episodios de genialidad técnica que han supuesto títulos a sus creadores. Sin embargo las reglamentaciones exhaustivas y las cada vez más sofisticadas herramientas de simulación han reducido la capacidad para demarrar y escapar del pelotón en los últimos años. Pero McLaren sorprendía en Shakir con un con un nuevo difusor trasero que ha roto los esquemas a sus rivales, neutralizando en parte la intención de la norma para recortar su eficiencia. Legal o no el diseño, se sabrá en el Gran Premio de Bahrein. Quién sabe, quizás McLaren ha encontrado una pepita de oro en el mismo lecho del río donde buscaban todos los rivales.

Ventaja en una zona clave

Por razones técnicas largas de explicar aquí, el posible ‘pelotazo’ técnico del MCL35M no tendrá el impacto del famoso GP001 de 2009. Aunque una décima menos a una vuelta o una mejor gestión del neumático en carrera podría marcar la diferencia en numerosos grandes premios entre la clase media. Pero ¿en qué consiste la propuesta de McLaren que ni Mercedes, Ferrari o el resto han sabido ver? En 2021 la FIA restringe la altura de los apéndices verticales del difusor para reducir su carga aerodinámica. Elemento crucial de un monoplaza, expande los flujos de aire que llegan por la parte inferior, amplificando así el ‘efecto ventosa’. Dichos apéndices guían esos flujos hacia el exterior para reducir las turbulencias y el drag. Con su hábil interpretación de la norma, McLaren ha conseguido que sean más largos de lo determinado por la nueva reglamentación produciendo, teóricamente, una mayor ‘sellado’ que otros monoplazas. Es decir, una laguna legal convertida en una creativa -y quizás competitiva- solución técnica.

Nada de cortar y pegar

“Es una idea normal de diseño, estamos sorprendidos de haber sido el único equipo que la ha tenido”, explicaba James Key en Shakir ante las expectativas creadas, y también el posible temor de los rivales. El director técnico de McLaren explicaba el razonamiento e interpretación legal tras el diseño, incomprensible para el profano, pero que ha puesto a estudiar a sus rivales tanto su efectividad como su posible legalidad. Porque según el propio Key explicaba, la idea no es tan difícil de copiar, ampliando detalles del proceso que seguirán los ingenieros rivales.

El responsable técnico de McLaren explicaba esa hoja de ruta que estarán hoy recorriendo en Mercedes, Ferrari, Red Bull y compañía. “Lo primero es estudiarlo en el CFD (fluidos computacionales), hoy en día puedes analizar la idea que has visto en otro equipo en una semana fácilmente”. Si después el equipo rival deduce que la pepita puede ser de oro, “se trata de entenderla en tu monoplaza, esta es la clave”. Pero nada de cortar y pegar, “podrías entender el principio (de funcionamiento), pero tienes que adaptarla para que funcione apropiadamente en tu coche".

De tres a cinco semanas

Supongamos que Mercedes o Ferrari avanzan el potencial que ofrece nuevo difusor de McLaren. ¿A continuación? “Posiblemente la pruebas en el túnel de viento, una o dos semanas. Y luego decides que la vas a producir. Son pasos muy claros. Así que podrías decir que llevaría entre tres y cinco semanas entre tomar esa foto y montarlo en el coche”. Podría suceder también que los rivales descubran que el concepto funciona, pero que no es posible incorporarlo en su concepto base, como ocurriera en su día, por ejemplo, con los dobles difusores de Brawn. Entonces, los rivales acudirán al siguiente paso…

Durante los dos primeros días de pretemporada, Daniel Ricciardo y Lando Norris sorprendieron con el MCL35M por su ritmo y facilidad para sacar tiempos a cada intento de vuelta rápida. La tercera jornada adoptó un perfil más bajo. Bien por la propia dinámica de su programa de pruebas o, quién sabe, porque no quisiera ‘enseñar la patita’ a sus rivales. Porque otra opción para estos será discutir la legalidad del ‘intervento’ del equipo británico. Eventualidad que solo se sabrá cuando toque, es decir, nada más comenzar las primeras sesiones del Gran Premio de Bahrein, cuando se puede ya reclamar oficialmente contra un rival. Y si ocurriera, es señal de que McLaren tiene, efectivamente, una pepita de oro en las manos.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
McLaren Fórmula 1 James Key Adrian Newey Gran Premio de Bahrein
El redactor recomienda