"Aunque la mona..." Aston Martin, el 'otro' Mercedes para redimir a Sebastian Vettel
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
DE VUELTA A LA F1 TRAS 61 AÑOS

"Aunque la mona..." Aston Martin, el 'otro' Mercedes para redimir a Sebastian Vettel

Aston Martin llega oficialmente a la Fórmula 1 de la mano de Lawrence Stroll, propietario del equipo y de la marca. Pero el AMR21 es un paso más en la integración con los monoplazas de Mercedes

Foto: El AMR21 con su espectacular librea verde, pero sin alejarse de las líneas de Mercedes
El AMR21 con su espectacular librea verde, pero sin alejarse de las líneas de Mercedes

“Siempre he sido un chico de coches desde niño, siempre me han encantado las carreras de coches. Mi primer sueño fue tener un equipo de Fórmula 1, mi segundo sueño era ser accionista mayoritario de Aston Martin Lagonda. Hoy se funden ambos sueños”. Lawrence Stroll introducía en clave personal el retorno de Aston Martin a la Fórmula 1. Stroll, propietario de la marca y del equipo, aprovecha la Fórmula 1 como catapulta para el relanzamiento internacional de una marca en horas bajas. "El nuevo logotipo de la marca aparece por primera vez en el monoplaza", recalcaba el canadiense. Su equipo se convierte así en instrumento fundamental para esta nueva etapa del fabricante británico, ausente 61 años de la Fórmula 1. Pero también en la redención de Sebastian Vettel tras su despedida forzada de Ferrari.

Stroll y su equipo marcaron el estilo desde el minuto cero con una presentación de aires ‘premium’, tempo lento y lenguaje identificativo del estatus que es nicho social de la marca. Todo acompañado con una escenografía ajustada al estilo del evento. La presentación del AMR21 fue apadrinada por el futbolista americano Tom Brady y el ‘James Bond’ Daniel Craig, y presentada por la actriz Gema Arterton. Evento encorsetado y repleto de clichés, el gran protagonista fue un monoplaza casi idéntico al Mercedes de 2020, pero en su nueva decoración verde. El Alpine de Fernando Alonso ha encontrado un espectacular rival estético con el nuevo AMR21.

Repleto de nuevos 'partners'

Desde que controló la mayoría accionarial de una marca con la cotización por los suelos, Lawrence Stroll tuvo claro que la Fórmula 1 se convertiría el epicentro de promoción para Aston, que lanzará nuevos modelos en los próximos años aprovechando tecnología de la disciplina. El canadiense está decidido a convertir a su equipo en aspirante al título "en los próximos tres a cinco años". En la presentación del monoplaza también destacó en la llegada de nuevos y numerosos ‘partners’, “prueba de la fuerza y atractivo de la marca Aston Martin”, presumía el canadiense. Los primeros planos de todos y cada uno de los patrocinadores ocuparon más tiempo que los detalles técnicos del monoplaza en sí.

La llegada de Stroll a Racing Point propició los suficientes medios económicos para el acuerdo con Mercedes, que permitió contar con aquellos elementos que reglamentariamente se permite adquirir de otro equipo. En 2020, RP20 de se convirtió en el tercer monoplaza de la parrilla por prestaciones, no exento de polémica, aunque el equipo perdiera dicha posición in extremis frente a McLaren en la última carrera. La inesperada continuidad de los monoplazas de 2020 supone una oportunidad de oro para el equipo británico, que podrá aprovechar la experiencia del pasado año con el nuevo AMR21, que va un paso más allá en su simbiosis con Mercedes.

Más 'Mercedes' todavía

De aquí la continuidad del AMR21 en su 'genética' Mercedes que en un primer momento no estaban prevista ante el ahora retrasado reglamento, que entraba en vigor en 2021. Aston Martin afronta así una segunda temporada con un chasis extremadamente competitivo y ya conocido para el equipo. El nuevo AMR 21 integra ahora la caja de cambios y la singular suspensión del W11 del pasado año, crucial para el comportamiento del monoplaza alemán en 2020. Dicha integración ha sido una de las prioridades técnicas de Aston Martin para 2021. Andrew Green, el responsable técnico de Aston Martin, temía que los cambios aerodinámicos introducidos por la FIA comprometieran el rendimiento de las nuevas suspensiones en el AMR21,”como mínimo, ha complementado los cambios y al final no ha sido un problema”.

Además, Aston Martin incorpora en 2021 la última evolución del motor alemán que también montará el equipo oficial, y que sus técnicos consideran un importante paso adelante respecto a la versión del pasado año. Suspensiones y cajas de cambio ‘compradas’ implica en Aston Martin han podido concentrarse en aprovechar los tokens (comodines para modificar determinadas partes) para actualizar el monocasco del monoplaza. El equipo británico cuenta así con numerosos factores a favor para convertirse un año más en el tercer o cuarto mejor monoplaza de la parrilla.

placeholder Sebastian Vettel quiere redimirse en Aston Martin de una experiencia con Ferrari que dañó su reputación (REUTERS)
Sebastian Vettel quiere redimirse en Aston Martin de una experiencia con Ferrari que dañó su reputación (REUTERS)

Cómo 'mimar' a Vettel

La llegada de Stroll a la propiedad de Racing Point, ahora Aston Martin, representa una ambiciosa apuesta en el largo recorrido. El equipo va a proceder a una reestructuración y centralización de sus instalaciones en una misma base en Silverstone, con el consiguiente impacto para su competitividad futura. La plantilla ha subido hasta las 500 personas en los últimos tiempos, y también se ha reforzado su infraestructura de simulación.

"Todavía tengo títulos dentro de mí" A corto plazo, además de contar un año más con Lance Stroll, el millonario canadiense también ha apostado por repescar a Sebastian Vettel, ansioso por reivindicarse de su traumática salida de Ferrari. “El final de temporada fue difícil, y cuanto más se acercaba el final más pensaba en el nuevo proyecto, explicaba el piloto alemán, “en la última carrera ya estaba pensando en el futuro. Tengo ganas de lograr éxitos, si no, no estaría aquí”, explicaba el piloto alemán en la presentación “estoy aquí para ganar, es un proceso excitante, un nuevo proyecto tanto para el equipo como para mí. Aunque creo que ganar es quizás es algo ambicioso por ahora, el es objetivo de todos aquí, y es por lo que corremos”.

“A los 33 años no olvidas pilotar rápido un Fórmula 1, deben ser entonces otras cosas, y nos aseguraremos que nosotros no las ponemos en juego, es más, las aliviamos”, explicaba Otman Szafnauer, responsable de Aston Martin, sobre Vettel y sus problemas con Ferrari, “un brazo por el hombro significa que todo el mundo escucha sus deseos y necesidades, y trabajaremos duro para asegurarnos de que el coche está a su gusto y con la puesta a punto que le gusta”. O sea que, a sensu contrario, no era el caso en Ferrari.

Sebastian Vettel Fórmula 1
El redactor recomienda