Daniel Ricciardo no es Carlos Sainz, como Lando Norris descubrirá pronto en McLaren
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
¿EL ENTORNO IDEAL PARA EL AUSTRALIANO?

Daniel Ricciardo no es Carlos Sainz, como Lando Norris descubrirá pronto en McLaren

Daniel Ricciardo ha apostado con McLaren para el nuevo ciclo con un contrato de tres años, y su talento, experiencia y personalidad arrolladora supondrán todo un reto para Lando Norris

placeholder Foto: Daniel Ricciardo, con casco nuevo en el 'filming day' de Silverstone el martes, primer día a bordo del nuevo MCL35M
Daniel Ricciardo, con casco nuevo en el 'filming day' de Silverstone el martes, primer día a bordo del nuevo MCL35M

“Hey its me, the D. O. doble G, straight of the Streets of CPT, king of the beats arrived……All right”. Estribillo con toque rapero y una gran sonrisa. Con ustedes, el gran Daniel Ricciardo presentándose ante los periodistas en su primera rueda de prensa con McLaren, horas antes del nuevo MCL35 ¿Se imaginan a Lewis Hamilton, Fernando Alonso o Max Verstappen de tal guisa?

Los compases iniciales con McLaren anticipan que ambos están modelados uno para el otro fuera de la pista. En el asfalto, el australiano ha llegado en un ‘momento click’ del equipo. Determinados entornos contribuyen a exprimir el potencial de un piloto, así que con Ricciardo, hagan apuestas: a poco que su monoplaza rinda, vivirá su mejor época en la Fórmula 1. Lando Norris se enfrentará a un rival colosal por carisma personal y talento. Tema aparte es que conecten como encajaron el británico y Carlos Sainz.

placeholder La personalidad de Daniel Ricciardo se ha desplegado a tope en su llegada a McLaren
La personalidad de Daniel Ricciardo se ha desplegado a tope en su llegada a McLaren

Ricciardo es distinto

Zak Brown tuvo éxito para convertir a “Darth Vader en Luke Skywalker”. Relajó la imagen de McLaren y potenció su lado informal y más próximo al aficionado. La llegada de Ricciardo supone otra vuelta de tuerca. Por ejemplo, para la presentación del lunes se preparó un vídeo en un estudio con sus dos pilotos para grabar un tema con toques raperos y la Fórmula 1 como protagonista. El australiano exhibía un dominio escénico con una espontaneidad apabullante, como en la presentación del equipo, donde contrastaba la fuerza de su personalidad con un Norris más arrugado. Ricciardo exuda confianza en su carisma, experiencia y madurez, y la manifiesta a cada paso. Para el británico, Sainz fue su primer compañero en la Fórmula 1, cercano generacional y químicamente, generoso con su experiencia, y congeniaron dentro y fuera de la pista. Pero Daniel Ricciardo es distinto, y Norris aún tiene que cogerle el punto.

“Honey Badger” es ese animal mitad osito de peluche mitad tigre, de aquí el mote aplicado a Ricciardo en la Fórmula 1. Quien peleara a brazo partido con Vettel y Verstappen no dudará en imponer su liderazgo en el equipo británico. Diez años mayor que Norris, incluso en la rueda de prensa remarcaba las diferencias de edad con su nuevo compañero, hasta que el propio Norris se vió obligado a devolverla. “Eso fue hace dos años, estabas aún en el colegio”. “Hace veinte para ti”. El británico ha reconocido, además, que pretende distanciarse de esa imagen desenfadada y adolescente de estos años. “Conocer a alguien diferente, aprender cómo enfoca las carreras y su mentalidad en la Fórmula 1 es muy interesante, pero va a ser un poco difícil trabajar con él en comparación a cómo trabajaba con Carlos como compañeros para ayudar al equipo”, reconocía Norris en la presentación del lunes.

Dos partes en sintonía

Con tres años de contrato, Ricciardo apostó por McLaren incluso sin conocer su rendimiento en 2020 y con un solo año en Renault. Antes salió de Red Bull escapando del protectorado sobre Verstappen. Con once temporadas a sus espaldas, llega reforzado en esa experiencia de la que carece Norris. Por ello, completa el puzzle de Zak Brown. “Hace dos años hice alguna declaración de intenciones que debía hacer realidad”, explicaba el americano en la presentación, “que teníamos un gran director de equipo, un gran director técnico, los recursos que necesitábamos.... 18 meses después pude demostrarlo tras reunirse (Ricciardo) con Andreas (Seidl), y ya conocía a James (Key), así que fuimos de las palabras a los hechos. Según sus declaraciones (de Ricciardo) esta es su mejor oportunidad. No hemos puesto una fecha, pero Daniel va a estar con nosotros muchos años”.

Ambas partes parecen sintonizan en sus respectivos ciclos. “Creo que llegó con un gran impulso del equipo, no solo por los resultados, sino también por la estabilidad y la infraestructura”, reconocía Ricciardo el lunes, “hablamos en 2018, pero había todavía temas en marcha. No solo aún faltaban los resultados en la pista, también intentaban resolver su propia estructura. Ahora ya la tienen establecida, y básicamente estoy encajando en ese puzzle, a diferencia de tener que encajar todas las piezas (como en 2018). Creo que es el momento adecuado”. Por primera vez en su carrera, Ricciardo competirá con un motor ajeno a Renault, ahora el mejor de la parrilla. Con un responsable de equipo al que respeta. “Andreas es un activo enorme para el equipo”, declaraba en la presentación, "Zak probablemente me sacudirá: “Ahora voy a tener que pagarle más”, bromeaba, “en serio, creo que Andreas está dirigiendo el barco en la dirección adecuada”. Y se une a una escuadra que gracias a su eficacia operativa superó en 2020 a otros equipos con el cuarto o quinto monoplaza en buena parte de los circuitos.

La apuesta con Brown

Como Fernando Alonso, el piloto que le sustituirá en Alpine, Ricciardo reconoce que apuesta por McLaren fundamentalmente para el nuevo ciclo que comienza en 2022. De momento, resulta indudable la atracción recíproca que se ejercen ambas partes. Quien batió a Vettel en Red Bull, logró victorias la primera temporada híbrida frente a los intratables Mercedes, quien mantuvo el tipo con Max Verstappen y logró podios el pasado año con Renault ¿No subirá al 'cajón' con McLaren en 2021? “El año pasado se lograron podios (por McLaren), así que en mi cabeza está que este año será también así”, auguraba el lunes. En tal contexto tendrá Lando Norris que sacar sus codos y no perder espacio e influencia en el seno del equipo.

¿Alguna apuesta para esta posibilidad de podios? “Sabreis cuando se haga con Cyril (el tatuaje pendiente de la apuesta con el francés). Desafortunadamente, aún no ha ocurrido. Pero ocurrirá seguro", bromeaba en la presentación. Zak Brown se puso la venda antes que la herida. “Hace solo unas horas tuvimos la comida con Zak y mencionó algo así como que odiaba las agujas, así que no veo que el tatuaje pueda ocurrir con Zak. Pero pensaremos en algo más. Sé que tiene una colección bastante buena de coches, así que podríamos jugarnos unos de sus coches o algo así”, comentaba el australiano en referencia a la magnífica colección de vehículos históricos de carreras de su nuevo jefe. Pero Zak Brown no es tonto. Porque posiblemente perdería.

Daniel Ricciardo McLaren Lando Norris Carlos Sainz Fernando Alonso Fórmula 1
El redactor recomienda