McLaren se prepara para volver a la cima tras haber tocado fondo estrepitosamente
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
NUEVOS E IMPORTANTES INVERSORES

McLaren se prepara para volver a la cima tras haber tocado fondo estrepitosamente

Tercer puesto en 2020, motores Mercedes en 2020, la llegada de Daniel Ricciardo, nuevos inversiones, planes para la Fórmula e y Le Mans...McLaren parece recuperar el vuelo

placeholder Foto: Nadie en McLaren esperaba quedar por delante de Ferrari en 2020, y se celebró a lo grande en Yas Marina
Nadie en McLaren esperaba quedar por delante de Ferrari en 2020, y se celebró a lo grande en Yas Marina

McLaren sigue con su plan para llegar a ganar en Fórmula 1, y en la presente temporada ha subido un peldaño más. “Cuando te levantas por la mañana es porque quieres formar parte de la generación de McLaren que gana carreras otra vez”, confesaba al final Andreas Seidl al terminar el Gp de Abu Dabi, visiblemente cansado tras el periplo final de 2020 pero emocionado con el resultado final de su equipo. El mismo día que Zak Brown anunciaba un acuerdo estratégico para el futuro de McLaren en los próximos años, y con el motor Mercedes esperando a la vuelta de la esquina para ser montado en sus monoplaza para 2021.

Desde que se hiciera cargo del equipo, el capitán americano sigue haciendo progresar su nave. McLaren mejoraba su puesto respecto al ejercicio anterior, sumando e esta ocasión 202 puntos, 55 más que los 147 del pasado ejercicio, y superando a Ferrari por el camino. Para McLaren, el tercer puesto del Mundial de Constructores supone que solo ha sido superado por Mercedes y Red Bull, un logro extraordinario tras tocar fondo en 2017, arrastrados por las pobres prestaciones del propulsor Honda y de un deficiente equipo técnico.

Una año desigual

Este campeonato arrancó mal para la escudería británica. A pesar del podio de Norris en la prueba inaugural en Austria, Carlos Sainz, entraba en una espiral negativa, con malos resultados ajenos a su responsabilidad. Los numerosos errores en las paradas en boxes se convertían en un problema demasiado habitual, perdiendo en los cambios de ruedas lo que se ganaba con esfuerzo en la pista. Sainz no dejaba de lamentar esos 30 puntos perdidos en esa primera parte del año. En las primeras siete citas McLaren sólo anotó en una de ellas diez o más puntos con ambos pilotos. Al menos, el fracaso estrepitoso de Ferrari les ofrecía un balón de oxígeno. Sin embargo, Racing Point, con su RP20 calcado de Mercedes, se convertía en su gran rival con un Renault que hacía la goma durante toda la temporada.

Pero esta segunda parte del Mundial, Sainz tomaba las riendas de la situación y, libre de problemas, se echaba el equipo a la espalda y cuando flojeaba Norris. Los tres ceros del inglés quedaban amortiguados por las grandes actuaciones del español, quien solo cometió un error en Rusia. La consistencia en la tabla, la compenetración y sobre todo, la capacidad del equipo para reaccionar ante los fallos colectivos han sido fundamentales. Además, el buen ambiente generado en el seno del equipo, al que han contribuido esencialmente los dos corredores con su buena relación personal se ha contagiado al resto de empleados de McLaren, como reconocía Lando Norris al terminar la última carrera.

La clave del éxito

Para Andreas Seidl, la clave del éxito de McLaren, “sin contar con el tercer mejor coche en todo el año”, se explicaba en un conjunto de factores. “Tuvimos un coche competitivo este año, bueno en casi todas las pistas, que nos puso en condiciones de entrar en Q3 y en posiciones de luchar por los puntos. Luego tuvimos un gran equipo en la pista en ejecución, en las sesiones clasificatorias. Es cierto que sufrimos al principio de temporada con las paradas en boxes, pero logramos mejorar y consistencia con progresión constante. La fiabilidad ha sido extraordinaria, no hemos tenido ningún DNF (no clasificación por avería), lo que ha sido un gran salto adelante respecto al año pasado. Y desde el punto de vista de la estrategia, los domingos han funcionado muy bien. Y por supuesto, dos grandes pilotos que hicieron un trabajo sensacional de nuevo, que nos permitieron obtener tantos puntos este año”.

“Esto también nos da esperanza con los próximos pasos que queremos dar en los próximos años. Creo que es importante no dejarnos llevar por ello y sabemos dónde estamos en cuanto a rendimiento del coche y configuración del equipo. Nos queda mucho trabajo por delante, pero tenemos un plan establecido para dar los pasos que queremos dar, que llevarán tiempo. Sin duda este tercer puesto es una gran recompensa para todos en McLaren. Ha sido un año muy complicado, lleno de retos por la pandemia. Le hemos pedido muchísimo a nuestra gente, y (este resultado) es genial”, se felicitaba Seidl al final de la carrera.

Sorteando la crisis del Covid

Pero la temporada no pudo empezar peor desde el punto de vista financiero, afectado el Grupo McLaren en su división de coches deportivos ante el impacto del coronavirus. El gobierno británico denegaba en mayo un crédito solicitado por valor de 150 millones de libras para sanear su erosionada cuenta de resultados, y Brown ha buscado ansiosamente financiación. Incluso hubo de aplicarse un ERTE (Expediente de Regulación de Empleo) que afectó a una parte de la plantilla del Grupo McLaren, incluyendo a la división de Fórmula 1. Los recortes salariales no se hicieron esperar. Incluso sus dos pilotos decidieron bajarse el sueldo sin que la empresa se lo hubiera pedido. Así de compleja se perfilaba la situación.

Pero McLaren sigue trabajando en su plan estratégico. Por ejemplo, con su nuevo túnel de viento. “Nos faltan dos años, y luego hará falta más tiempo para sacarle el fruto”, reconocía Seidl. Pero parece que no faltarán recursos para los planes de los próximos años. Así Zak Brawn anunciaba el domingo el acuerdo con un grupo inversor americano, MSP: “ Podremos elevar los recursos financieros y podremos invertir y en los pilotos punteros. Ahora tenemos todo lo que necesitamos, aunque necesitamos un poco de tiempo. Pero no nos faltan recursos, lo cual es bueno”. MSP Sports Capital invertirá un total de 185 millones de libras en McLaren Racing, adquiriendo una participación inicial del 15% que aumentará hasta un máximo del 33% para finales de 2022. "Esta nueva inversión refuerza nuestro plan para devolver a McLaren a la lucha por los triunfos y campeonatos tanto en la Fórmula 1 como en IndyCar, y fortalecerá nuestro impulso positivo seguín sigamos enfocándonos sin descanso en nuestra misión de volver al primer peldaño del podio". Este mismo fin de semana, Brown anunciaba que estudiará detenidamente la posible presencia de McLaren en la Fórmula 1, y quizás también en el Mundial de Resistencia y Le Mans. Parece que el equipo británico ha cogido la ola buena.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
McLaren Andreas Seidl Fórmula 1 Zak Brown
El redactor recomienda