"Esto duele": la tremenda proeza de Álex Palou en Indianápolis que le sabe a poco
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
Saldrá séptimo en las 500 Millas

"Esto duele": la tremenda proeza de Álex Palou en Indianápolis que le sabe a poco

Este sábado Álex Palou ya hizo un auténtico milagro. Clasificarse para el ‘Fast 9’ en sus primeras 500 Millas de Indianápolis. Una proeza que ha consolidado este domingo

placeholder Foto: Álex Palou durante la clasificación de las 500 Millas de Indianápolis. (EFE)
Álex Palou durante la clasificación de las 500 Millas de Indianápolis. (EFE)

"Voy a por la pole. Si yo tengo oportunidad de luchar por la pole, lucharé por la pole". Este sábado Álex Palou ya hizo un auténtico milagro. Clasificarse para el ‘Fast 9’ en sus primeras 500 Millas de Indianápolis. Una proeza que parecía suficiente para un rookie en la Indycar, pero el catalán se sintió fuerte y cómodo al volante hasta el punto de querer luchar por la pole. Su ritmo inicial iba destinado a ello, pero un problema en el monoplaza le privó de estar en esa lucha. El catalán logró la séptima mejor marca.

"Esto duele", decía en redes sociales Palou en referencia a lo que podría haber conseguido este domingo. El piloto español empezó firmando en su primera vuelta la que sería la mejor primera vuelta del día. Desafortunadamente un par de problemas provocaron que cayera en ritmo. .“Hemos tenido un par de problemas con el weight jacker que hay que revisar. No sé si ha sido un problema mío o del coche”, confesó Palou. Marco Andretti consiguió la Pole Position, pero el catalán logró quedar por delante de pilotos como Alexander Rossi, uno de los favoritos para esta prueba y está en una buena posición de cara a la carrera. Aunque eso parece que no le consuela. Tampoco la felicitación de su ídolo Fernando Alonso a quien conoció desde muy pequeño. "Me felicitó por la mañana. Me dijo: 'Muy bien hecho. Felicidades' y me tocó el hombro", contó el propio Palou.

La mejor vuelta del día

Palou estuvo espectacular en su primera vuelta. Marcó 231,901 millas/hora, la mejor primera vuelta del día, pero rápidamente perdió ritmo en las siguientes y terminó con una media de 229,676 millas por hora. Un problema en la distribución de pesos le obligó a perder velocidad. Ese problema le ha costado perder algunas posiciones valiosas. Palou se sentía que podía entrar en el top cinco, ya que este sábado había llegado a 231,034 millas por hora y sentía que tenía potencial. Al final 231,060 ha sido la marca de la pole.

A pesar de la decepción Palou solo tiene elogios para su coche y su equipo. "Tengo un coche genial. Me está haciendo todo más fácil. Tengo una marca asombrosa y en cinco entrenamientos en todos he estado en el top 10, es increíble. Nunca pensé que podía ser posible", contó. "Personalmente me siento muy fuerte. tengo un gran ritmo y en tráfico hemos mejorado respecto al pasado. Así que intentaré seguir a los mejores en carreras y espero dar lo mejor de mí", finalizó. De esta forma Palou vivirá unas 500 Millas ilusionantes después de su rendimiento esta semana. Él mismo se ve capaz de todo gracias a un equipo y un monoplaza en el que pocos tenían confianza de que rindiera a buen nivel.

Una visión similar a la del sábado cuando Palou confesó ser capaz de pelear con los tres coches de Andretti. "Creo que podemos pelear con los Andretti", expresó Palou al bajarse del monoplaza. "Aquí siempre es bueno estar entre los 10 o los 15 primeros, especialmente en mi primer año, pero mi equipo me ha dado un coche tan bueno que teníamos que estar en el Fast Nine”, dijo.

placeholder Palou durante los entrenamientos de las 500 Millas de Indianápolis. (EFE)
Palou durante los entrenamientos de las 500 Millas de Indianápolis. (EFE)

Para hacer más grande lo conseguido por Palou, hay que recordar que es el único de los 33 pilotos en pista sin sponsor principal en su monoplaza y ha llegado a los óvalos sin apenas experiencia previa. Palou compite además con uno de los equipos más modestos del campeonato, el Dale Coyne with Team Goh.

El español no pudo llevar a cabo la pretemporada de adaptación prevista por culpa del coronavirus y llegó prácticamente virgen al campeonato. La compresión del calendario ha obligado a Palou a descubrir los circuitos, tanto óvalos como convencionales, en plena competición con una estructura que desconoce. Pero desde el primer momento causó sensación en Estados Unidos, ya que habitualmente entraba entre los diez primeros en las tandas de entrenamientos. Su mayor logro lo consiguió en Road America, uno de los circuitos más espectaculares de Estados Unidos, donde logró un podio. Y arrancando desde la decimocuarta posición. Si es capaz de eso sin experiencia en Indianápolis es capaz de todo. La carrera, el 23 de agosto.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Fórmula 1 Alex Palou Alexander Rossi Indianápolis