La oportunidad que Hülkenberg merece y cómo deja a su compañero en ridículo
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
Saldrá tercero en el GP 70 Aniversario

La oportunidad que Hülkenberg merece y cómo deja a su compañero en ridículo

Un piloto de paso como Nico Hülkenberg se encargaba este sábado de colocar en el lugar que merece al Racing Point por potencial y, a su vez, dejaba por los suelos a Lance Stroll

Foto: Nico Hülkenberg saldrá tercero en el Gran Premio 70 Aniversario. (Reuters)
Nico Hülkenberg saldrá tercero en el Gran Premio 70 Aniversario. (Reuters)

A pesar de tener una pretemporada muy prometedora, Racing Point no había estado a la altura de las expectativas hasta el día de hoy. Un piloto de paso como Nico Hülkenberg se encargaba este sábado en la clasificación del Gran Premio 70 Aniversario de Fórmula 1 de colocar en el lugar que merece el monoplaza rosa por potencial. Con este resultado el alemán tendrá la oportunidad que nunca mereció perder en el gran circo y a su vez dejó en ridículo a un Lance Stroll que sigue dejando dudas sobre su talento para estar en el equipo.

"Han sido unos siete u ocho días bastante locos. Hace una semana tuve el alto de volver y el bajo de no salir en la carrera. Esta semana estaba más preparado, la clasificación ha sido complicada, creo que he podido dañar el coche en la Q2 y en la Q3 he ido a tope, lo he dado todo y estoy algo sorprendido de estar aquí, pero obviamente estoy sonriendo", manifestó tras la clasificación. Durante esta semana todo hacía indicar que Pérez volvería a la pista, pero un segundo positivo le ha dado una nueva oportunidad al alemán. Y ahora con esa experiencia de la semana pasada ha demostrado su verdadero nivel este sábado en clasificación. "Todo ese trabajo duro la semana pasada resultará muy útil para este fin de semana", reconocía el jefe del equipo, Otmar Szafnauer.

Demuestra su nivel

Hülkenberg disputará su segunda carrera consecutiva con el Racing Point por los dos positivos de Pérez en los test de covid-19 la semana pasada y esta, pero el domingo pasado no pudo salir en carrera por los problemas mecánicos en su monoplaza. "Sin duda me hará daño no tener la experiencia de carrera, todo es nuevo para mí en este coche. Intentaré aprender rápido para mantener el coche donde debe estar", añadió.

El piloto alemán, sin equipo al inicio de esta temporada y llegado como sustituto temporal, seguramente se esté poniendo en el escaparate para los equipos que aún tienen que decidir quiénes llevarán sus monoplazas la próxima temporada, pero no quiso hablar sobre su futuro, sino de la carrera del domingo. "Solo es sábado, el domingo es lo que importa, pero sin duda es algo que reseñar. Todavía no hay que lanzar las campañas al vuelo, la carrera es mañana", finalizó.

Aunque el alemán quiera huir de las especulaciones sobre su futuro, ahora se ha puesto firmemente de nuevo en el mercado. El problema es que hay muy pocos asientos superiores disponibles y es un asiento de mayor nivel lo que necesita y se merece. Un podio mañana no solo podría romper su gafe, sino también colocarlo en la parte superior de la lista de equipos importantes.

Nico Hülkenberg durante la clasificación del GP 70 Aniversario. (EFE)
Nico Hülkenberg durante la clasificación del GP 70 Aniversario. (EFE)

Stroll queda señalado

La realidad es que este fin de semana Hülkenberg volverá a tener una gran oportunidad de lograr ese podio que se le ha resistido durante toda su carrera. El crecimiento del alemán de una semana a otra demuestra que es un piloto que debe estar el próximo año en la Fórmula 1. Pero al final el dinero de otros resta opciones.

Si bien la ventaja monetaria de Lance Stroll es bien conocida, aún tiene que demostrar que es una mejor opción para un equipo como Racing Point que tendrá un ambicioso proyecto el próximo año de la mano de Aston Martin. Las dudas con el canadiense son grandes, y ahora aumentan con el desempeño de Hülkenberg. Con una preparación de una semana ha dejado por los suelos a Stroll este fin de semana. Durante el viernes y el sábado el alemán tuvo mejor ritmo, y en el momento clave en clasificación, Hülkenberg acababa tres décimas por delante de su compañero.

Esta es una preocupación para Stroll, ya que también viene de sufrir en cuanto al rendimiento que logró el fin de semana pasado cuando tuvo que representar a Racing Point en solitario. El canadiense debe luchar con la presión que recae sobre él a la hora de demostrar que tiene nivel para la F1 por más razones que sus lazos familiares. Lo de este sábado si bien todavía es solo un trabajo parcialmente hecho dado que todavía queda la carrera por venir, pero fue una actuación brillante de Hülkenberg en todos los sentidos que seguro que varios equipos en busca de piloto han anotado en sus libretas.

Las diferencias con la semana pasada

Los rivales de Hülkenberg en la parrilla, incluido Hamilton, ya elogiaron el trabajo que estaba haciendo el fin de semana pasado antes de que terminara prematuramente. Pero también señalaban las áreas en las que Hulkenberg sufriría para ponerse al día. La falta de tiempo en el asiento fue obvia. Luego estaba el aspecto físico. Pero también jugaba un papel fundamental la familiaridad con el paquete que conduciría y el equipo con el que trabajaría. Sí, había conducido para Racing Point cuando era Force India pero corrió para Renault de 2017 a 2019. Después… Ocho meses parado

“Cada monoplaza es diferente”, dijo Hülkenberg. “La posición de los asientos, los ruidos, cada coche tiene una sensación diferente y al entrar sin ningún tipo de preparación, realmente me lanzaron a la pista. Corrí al paddock 10 minutos antes de la FP1, me cambié, hice la prueba y listo a la pista”, confesaba. “Esto, junto con aprender sobre el monoplaza, con todo tipo de combustible, diferentes modos de motor, todo lo que hice significaba la primera vez con este coche. Era adaptarse y aprender lo más rápido posible”.

Racing Point apostó por Hülkenberg porque conocía al equipo en el pasado, lo que aceleraría su proceso de aprendizaje. Estaba en el simulador el viernes por la mañana mientras esperaba el resultado de la prueba covid-19. Pero fueron simplemente unas pocas horas de trabajo mientras que los demás en la parrilla se habían estado preparando desde que terminaron sus vacaciones de invierno. Le tocaba ponerse al mismo ritmo que los rivales. En unas horas debería aprender lo equivalente a días de pruebas de pretemporada y tres fines de semana de grandes premios. "La preparación es una parte importante", dijo el seis veces campeón mundial Hamilton. “Tu comprensión del monoplaza es probablemente la parte más importante. Cuando no conoces el coche, no conoces las herramientas que tienes o las simulaciones que usa el equipo es muy difícil”. Unas palabras que realzan más el mérito de Hülkenberg y hacen de menos a un Stroll que ha sido humillado por su compañero este sábado. Todo ello sin saber lo que hubiese pasado el anterior domingo si el alemán llega a estar en la pista. Este domingo una oportunidad de oro para el alemán, pero una carrera dura por delante sobre todo a la hora de competir por ese podio con todo un tiburón como Max Verstappen.

Fórmula 1 Nico Hulkenberg Lance Stroll Lewis Hamilton
El redactor recomienda