PRIMERAS SENSACIONES CON EL MCL35

"¡Oh! ¡Esto es rápido!" Sainz 'flipa' con la velocidad de su McLaren... y de Racing Point

En la primera jornada de la temporada Sainz se mostró particularmente satisfecho con su MCL35 pero, como el resto de los rivales, quedó asombrado por el ritmo del 'Mercedes' rosa

Foto: Sainz se mostró desde el primer momento muy satisfecho con su nuevo MCL35 (McLaren)
Sainz se mostró desde el primer momento muy satisfecho con su nuevo MCL35 (McLaren)

"¡¡Ohhhh!! ¡¡Esto es rápido!! ¡¡Ohhhhhhhh!!". Al poco de salir a pista, Carlos Sainz se extasiaba ante las recuperadas sensaciones que proporciona un monoplaza de Fórmula 1, especialmente intensas tras más de cuatro meses alejado de su McLaren. “El Formula 1 de hoy en día es muy rápido y lo disfrutamos muchísimo”. Pero la misma expresión, aunque en otro sentido, también la aplicaba a quien previsiblemente será uno de sus grandes rivales del campeonato, Racing Point. O no, si la exhibición de Checo Perez en el Red Bull Ring confirma que el equipo británico ha sacado la manita para despedirse de sus rivales de la clase media esta temporada.

Pero Carlos Sainz no tenía motivos de queja en la primera sesión de la temporada y del Gran Premio de Austria, más bien al contrario. Sus primeras sensaciones a bordo del MCL35 fueron muy positivas ante la buena base que espera disponer para el presente campeonato. El español siente confianza con su nuevo monoplaza, la mejor de las señales. “Muy emocionado, muy contento, desde que dejé los boxes sentía que nos hemos adaptado muy bien a las nuevas circunstancias. Cada vez que salía a la pista me sentí razonablemente contento”, dijo.

"Me encuentro bien con el coche"

Una de las dudas iniciales para los pilotos era su respuesta física tras varios meses en el dique seco. No fue para tanto, al menos en el Red Bull Ring, circuito que por su configuración no castiga como, por ejemplo, Hungaroring, donde el impacto hubiera sido muy diferente. “La pista no es tan física y aunque hay fuertes 'fuerzas g' laterales y frenadas intensas no son muy seguidas, siempre tienes una recta para relajarte. De hecho no tengo dolor, no estoy muy cansado, sinceramente esperaba que hubiera sido peor”, explicaba Sainz. Una casilla cubierta.

El segundo objetivo buscaba confirmar las sensaciones de la ya distante pretemporada, de la que Sainz salió satisfecho con un MCL35 que respondía a sus exigencias y estilo de pilotaje. En este sentido, parece que podría también tacharse otra casilla a juzgar por las conclusiones provisionales. “Ha sido una jornada positiva, sabíamos que los dos coches eran buenos al inicio. El balance era como en Barcelona, ha sido fácil encontrarse con la máquina en la pista porque el equilibrio era bueno”, indicaba. "Me encuentro bien con el coche”, matizaba. Pero sin conocer el potencial último en relación a los rivales por culpa de las ‘salchichas’ austríacas en la segunda sesión de libres.

Sainz y el resto de sus rivales de la clase media han quedado sorprendidos con el ritmo de Racing Point
Sainz y el resto de sus rivales de la clase media han quedado sorprendidos con el ritmo de Racing Point

Una ventaja "impresionante"

Sainz lamentaba no haber podido hacer una vuelta rápida por culpa de un alerón delantero dañado, pero aún se mostraba satisfecho de cara a mañana. El español terminó a más de un segundo del mejor tiempo y a casi medio del Racing Point de Pérez. Norris lo hizo a más de una décima y otra por detrás de Daniel Ricciardo, lo que suscitaba uno de los temas de la primera jornada en el circuito: el espectacular avance del “Mercedes Rosa”, capaz incluso de rivalizar con Ferrari y Red Bull.

“Esperábamos que fueran rápido, pero en un circuito tan corto tener la ventaja que tienen sobre el resto de la clase media ha sido impresionante”, alertaba Sainz al finalizar las dos sesiones. “Mi opinión es que están demasiado lejos para poder pelear con ellos, pero al menos parece que estamos con Renault”. Según Sainz, con Racing Point han visto más diferencias que en Barcelona: "Allí pensábamos que estaban delante, pero no muy lejos. Después de hoy, están muy lejos. No están ni siquiera tan detrás de los Mercedes, que debe haber evolucionado medio segundo respecto al año pasado. Racing Point está a medio segundo, lo que quiere decir que es un coche muy similar al Mercedes del año pasado. Parece muy difícil batirlos, son muy rápidos y tendremos que trabajar”. A pesar de las diferencias, para Sainz la clave era su propia simbiosis con el MCL35 y, en este sentido se ha encontrado perfecto.

El ritmo del Racing Point y Checo Pérez en las simulaciones de carrera también se correspondía con su velocidad a un giro, pero tampoco Sainz pudo comparar en este terreno como en vuelta rápida. El sábado será el día para encontrar un techo que el madrileño no pudo explotar el viernes. “Hay que seguir trabajando a una vuelta, que hoy no he podido realmente empujar por el alerón delantero y tampoco hemos podido hacer un buen ‘long run’ por culpa de la fiabilidad de otras cosas. Aún así, las pocas vueltas que he dado en estos libres han sido geniales”, finalizó. Hoy se comprobará si la clase media también se ha encontrado con el ‘segundo’ Mercedes de la Fórmula 1, aunque ni negro ni plata, sino de color rosa.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios