a priori, Todo en contra para ferrari

La inquietud de Vettel y Leclerc o la nube negra que ensombrece Maranello

Los problemas y la polémica persiguen a Ferrari dejándoles con la imagen por los suelos y en una situación que se podría poner más fea si el comienzo de la temporada no es el deseado

Foto: Charles Leclerc durante los entrenamientos de Fórmula 1 en Montmeló. (EFE)
Charles Leclerc durante los entrenamientos de Fórmula 1 en Montmeló. (EFE)

Los problemas y la polémica persiguen a Ferrari. 12 años sin ganar un mundial, incapaces de luchar con Mercedes, años nefastos y ahora tramas que podrían hundir más si cabe al equipo con más historia de la Fórmula 1. Y todo ello antes de un gran cambio de reglamentación técnica que supondrá una preparación tremenda en los equipos en mitad de la acción. Sin dar comienzo a la temporada, siete de diez escuderías han estallado contra los de Maranello, dejándoles con la imagen por los suelos y en una situación que se podría poner más fea si el comienzo de la temporada no es el deseado en la Scuderia. ¿Qué pasará con Ferrari este 2020?

A medida que la Fórmula 1 se prepara para comenzar realmente la temporada después de un período de pretemporada bastante sencillo, con el dolor de cabeza que puede suponer, el deporte se sumerge repentinamente en una guerra de equipo contra equipo con alineamientos políticos que manchan la imagen de Ferrari y les hace afrontar una temporada clave con más presión y nerviosismo que nunca.

Después del extraño pacto secreto de la FIA y Ferrari, los otros equipos quieren claridad con respecto al acuerdo y por qué se hizo. Si la FIA tiene que admitir que encontraron algo inesperado, la situación se intensificará aún más. Después de todo, un equipo que termina segundo en el campeonato de constructores obtiene una gran recompensa financiera. Si ese equipo supuestamente estaba haciendo trampa, entonces los otros equipos merecen una respuesta. Intentar escabullirse brevemente mientras la Fórmula 1 se retiraba de Barcelona fue ingenuo por parte de la FIA. Los otros equipos siempre querrían aclaraciones y, como resultado, la historia se ha vuelto aún más grande de lo que probablemente esperaban ambos tras el pacto. ¿A dónde se puede llegar, desde este escenario?

¿Afectará al rendimiento de Ferrari?

La polémica puede afectar al rendimiento de Ferrari durante la temporada. Un comienzo que ya parecía complicado después de la imagen dada en los test de Barcelona. Ferrari calificó el rendimiento de su monoplaza en las pruebas de pretemporada "por debajo del seis sobre diez", y un mal comienzo para 2020 podría tener mayores contratiempos en sus planes. Sobre todo después de la nube negra que ha aparecido en sus cabezas.

El mejor momento de Charles Leclerc en el último día significó que Ferrari terminó la segunda semana a un par de décimas del mejor ritmo, pero nunca estuvo cerca del punto de referencia de la primera semana de Mercedes. En tiempos combinados, Ferrari acabó 0,6 segundos detrás de Mercedes, elogió la facilidad con la que sus rivales podían establecer tiempos de vuelta y se quejó de un déficit de velocidad en recta y un motor más débil respecto al del año pasado que tantas suspicacias provocó y sigue provocando.

El director del equipo, Mattia Binotto, insistió en que no se veían capacitados para vencer en Australia, aunque los rivales de Ferrari se han negado a creer que la situación del equipo sea tan sombría. "En cuanto al rendimiento, no puedo estar contento", dijo Binotto cuando se le pidió que calificara la prueba de Ferrari del uno al diez. "En los test en sí, creo que la prueba estuvo bien. Realizamos todo el plan que pusimos como objetivo. Creo que entendimos bien el coche e hicimos el kilometraje que pronosticamos. Entonces, todo eso está bien. 8 de 10. En cuanto al rendimiento, ciertamente sería inferior a seis". Si eso mismo ocurre en Melbourne, Ferrari no estará cerca de la lucha por la victoria e incluso se enfrente a la posibilidad de no terminar en el podio en el primer gran premio de la temporada. Algo que provocaría aún más nerviosismo tanto dentro como fuera de la Scuderia.

Los dos pilotos serían los más afectados en la pista por no tener un coche a la altura en el inicio de campeonato. Tanto Charles Leclerc como Sebastian Vettel han demostrado el año pasado que les cuesta combatir los nervios. Errores de pilotaje, peleas en la pista que dañan internamente al equipo... Ya se sabe que pilotar para la Scuderia supone una presión extra. Pero la tensión también llegaría al equipo de forma interna. Ferrari sabe que está ante una temporada que tienen que luchar por obligación contra un poderoso Mercedes, pero también se encuentran en una temporada de transición, y un paso mal dado en 2020 puede arruinar todo el 2021.

Sebastian Vettel durante los entrenamientos de pretemporada en Montmeló. (EFE)
Sebastian Vettel durante los entrenamientos de pretemporada en Montmeló. (EFE)

Luchar en 2020 con la vista a 2021

Pero incluso un déficit como el visto en pretemporada solo en el inicio de temporada representaría un comienzo más atractivo para este año que el del 2019, ya que en una comparación de las pretemporadas y la primera carrera muestra cuán poco podríamos confiar en lo vivido en los test después de que los de Maranello se exhibieran en 2019.

Este año, Mercedes desató su potencial al final del segundo día. Eso sorprendió a Ferrari, quien ha intentado cambiar este año huyendo de los cronos, siendo más metódico y evitando establecer expectativas demasiado altas. Esta es también la razón por la cual los rivales de Ferrari insisten en que hay más de lo que parece a simple vista con el desempeño de la Scuderia en las pruebas. "Creo que son honestos cuando dicen que Ferrari no es tan lento como parece", dijo Binotto. "Como también lo estoy siendo yo al decir que Ferrari es más lento. ¿Por cuánto? Creo que esa es la pregunta. Es difícil juzgar aquí en Barcelona, nunca se sabe exactamente lo que hacen los demás".

Ferrari ha sido mucho más fuerte en los últimos años de lo que hablan sus puntos, pero aún no ha hecho lo suficiente para llegar a la lucha por el título, y mucho menos ganarlo. Y si comienza este año atrás, eso tiene un coste mayor de lo habitual por el cambio técnico de 2021 que se avecina. Los equipos necesitan cronometrar su fecha de cambio de cuándo abandonar el desarrollo 2020 a la perfección, de lo contrario corren el riesgo de quedarse atrás al comienzo de un nuevo ciclo. Entonces, un comienzo de temporada por debajo de lo esperado podría hacer tirar la toalla de Ferrari antes de tiempo. Pero si la tendencia de 2019 se repite, una rendimiento de Ferrari por debajo de la media en Australia podría convertirse rápidamente en una mejora en las próximas carreras. Y parece razonable suponer que Ferrari al menos comenzará la temporada más cerca que hace un año. Por lo tanto, incluso si Ferrari comienza como el año pasado y sabe huir de los problemas podría estar pisando los talones a cualquier rival que esté por delante.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios