La colaboración entre Racing Point y Mercedes

El equipo que copia a Mercedes y se puede convertir en el gran enemigo de McLaren

Varios rivales han criticado las formas de Racing Point de presentar un monoplaza competitvo. Tal es así que en el paddock ya se ha llevado el apodo de Mercedes Rosa

Foto: Sergio Pérez durante los test de Barcelona. (Reuters)
Sergio Pérez durante los test de Barcelona. (Reuters)

En apenas dos días de pretemporada de Fórmula 1 un equipo ha acaparado todos los focos y podría sentirse como la sensación del invierno. Racing Point ha sido capaz de dar un vuelco a su situación de 2019 y se postula como una de las revelaciones del año y con opciones de amenazar la cuarta plaza que busca repetir McLaren este año. Tanta ha sido la evolución que varios rivales han criticado las formas de presentar un monoplaza competitivo. Tal es así que en el paddock ya se ha llevado el apodo de 'Mercedes Rosa' y parece que es más un reproche que un elogio.

Desde que finalizó la temporada, en Racing Point tenían claro que su objetivo para 2020 sería ser la cuarta fuerza en el mundial. ¿Un objetivo poco realista? Eso podría pensarse después de acabar el año con tan solo 73 puntos, prácticamente la mitad de McLaren, pero con solo ver el nuevo monoplaza se puede observar que no tiene ningún parecido al de 2019 y su cambio es toda una declaración de intenciones.

¿El Mercedes del año pasado?

Cuando el RP20 pisó la pista por primera vez se vio reflejado un Mercedes y, como algunos dicen, el W10 rosa. El equipo con sede en Silverstone ha recogido las prendas que depositó Mercedes en el cesto de ropa sucia al terminar la temporada y se la ha puesto para este 2020. Anteriormente, Racing Point siempre había defendido que mantendría su propio diseño, a pesar de contar con la unidad de potencia, la caja de cambios y la suspensión trasera de Mercedes. Ahora eso parece que ha cambiado. La característica que levantó las sospechas fue una parte del morro totalmente nueva, no relacionada con la utilizada el año pasado y que parecía una réplica a la del Mercedes de 2019. Unas sospechas que han crecido después de estos primeros días de pretemporada donde el RP20 ha dado un gran rendimiento.

Aun así, el director técnico de Racing Point, Andrew Green, salió en defensa de su monoplaza y remarcó que el intercambio de información que hay entre Mercedes y su equipo es legal. "La suspensión delantera y trasera y la transmisión vienen del Mercedes 2019. Hemos trabajado en el túnel de viento de Mercedes desde mayo del año pasado. Tiene más sentido seguir su concepto que hacer un Red Bull”, defendió.

El intercambio continuo de información entre equipos está prohibido por normativa. Los de Silverstone aseguran que no han sobrepasado el límite en cuanto a esta norma se refiere. "Hemos tenido esta conversación con la FIA varias veces. Se puso de manifiesto en Abu Dabi hace un par de años con la gente que pasaba de un equipo a otro, del equipo grande al pequeño. Eso es algo que nos molesta y que nunca hemos pensado ni pensaríamos hacer", confesó. "Tiene sentido para nosotros que nos suministren algún hardware, una cantidad limitada, no todo del coche. Solo son algunas piezas más respecto a las que siempre nos da Mercedes, es tomar eso y convertirlo en una ventaja, pero lo que no nos gusta es que la gente se salte las normas".

La realidad es que el traspaso de piezas es una practica habitual entre los equipos. Alpha Tauri tiene las suspensiones y caja de cambios, entre otras piezas, de Red Bull. Alfa Romeo y Haas, utilizan recambios de Ferrari para abaratar costes. Los equipos pequeños necesitan a los grandes para crecer y los grandes se aprovechan también de ello.

El Racing Point durante los test invernales de Barcelona. (Reuters)
El Racing Point durante los test invernales de Barcelona. (Reuters)

Aceptarlo con resignación

Uno de los equipos más afectados con esta situación ha sido McLaren y así lo lamentaba Carlos Sainz este miércoles. "Algunos equipos pequeños reciben mucha ayuda de equipos grandes. De modo que si vienen aquí con un coche muy parecido al Mercedes o Red Bull del pasado año pueden dar un gran salto, mientras que para nostros es muy difícil progresar de la misma forma", señala Sainz. "Si los demás recuperan más que nosotros porque han copiado un coche ganador del año pasado no es algo que dependa de nosotros, sino de cómo están hechas las reglas de la Fórmula 1", confesó. Al igual que Sainz, varios equipos también han mostrado su malestar por el tema del Racing Point creyendo que han ido demasiado lejos pasando por alto el reglamento, pero por el momento no hay ninguna reclamación.

Por otro lado está quien ha estado en la misma situación y lo comprende. "A veces tienes que pensar antes de hablar. Todos sabemos que se quejaron bastante hace unos años y ahora han hecho lo mismo. ¿Hay algo de malo? Las normas son bastante claras", comentó Guenther Steiner, jefe de Haas, en declaraciones a Race Fans. "Usan un montón de piezas de Mercedes en su coche, así que ¿por qué van a tener que copiar a Red Bull? Es lo mismo que nos pasa a nosotros con Ferrari", explicaba. "Seríamos bastante estúpidos si copiáramos un Red Bull porque iríamos a inventar algo que no está ahí”.

Franz Tost, director de Alpha Tauri, sostuvo lo mismo que Steiner. "Todo está dentro de las normas. Como todos sabemos, Racing Point y Mercedes colaboran entre ellos. Tienen elementos muy similares. No hay ningún cambio en el reglamento, así que los equipos copian a otras escuderías. Eso no es nuevo en la Fórmula 1".

La conclusión es que parece que Racing Point ha sabido jugar con su papel de filial de Mercedes y ha implementado a la perfección las piezas para ser competitivos este 2020. El equipo de Lawrence Stroll tiene todos los visos para ser un hueso duro de roer en esa lucha por liderar la zona media esta temporada.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios