PRIMERA JORNADA SIN INCIDENTES Y BUEN RITMO

Por qué Carlos Sainz disfrutó de su mejor arranque desde que llegó a la Fórmula 1

El español confirmó con una jornada maratoniana que McLaren sigue instalado en la tendencia positiva de 2019, mostrando al final del día una especial tranquilidad y confianza

Foto: Primer monoplaza en pista, el MCL35 no dio el menor problema y dejó a Sainz y McLaren satisfechos con los primeros resultados (McLaren)
Primer monoplaza en pista, el MCL35 no dio el menor problema y dejó a Sainz y McLaren satisfechos con los primeros resultados (McLaren)

Que el paisaje ha cambiado en McLaren se constataba desde el primer día de la pretemporada 2020. Mientras en los últimos años el equipo británico acudía a Montmeló con un ‘motorhome’ más propio de categorías inferiores, el ‘hospitality’ trasladado al circuito catalán es el mismo que el utilizado durante los grandes premios. Se respiran nuevos tiempos en el equipo británico. La pista parece confirmarlo con el nuevo MCL35 que estrenó el español. Un año más, salió el primero a la pista, como ya el pasado año exigió Zak Brown.

Carlos Sainz y los suyos siguen instalados en esa curva alcista del pasado año. Sus primeras sensaciones en Montmeló lo corroboraban. Por el balance global de una maratoniana jornada y las conclusiones provisionales del piloto, reforzadas por un lenguaje corporal que exudaba tranquilidad y confianza en el arma que tendrá entre manos. Sainz aparecía como alguien diferente a quien a estas mismas alturas de 2019 exploraba una nueva máquina y organización. "Básicamente no hicimos mas vueltas porque no teníamos más neumáticos. No tuvimos ni un solo problema en el coche, lo que significaba que acabamos el día haciendo pit stops, salidas… con no mucho más que hacer”, resumía sobre el primer día de la pretemporada. Posiblemente, el mejor arranque para Carlos Sainz desde que llegó a la Fórmula 1.

"Quick out of the box"

Fiabilidad, ritmo, plan de trabajo cubierto...Sainz no tenía la menor queja ni incidentes reseñables tras 161 vueltas. “Las sensaciones con el coche fueron muy positivas, ha sido “quick out of the box” (término del argot para definir un monoplaza con buena base de partida) y ha cumplido muy rápidamente con los objetivos que nos habíamos puesto”, resumía en un arranque tan fluido que permitió al equipo iniciar la labor en tandas largas. La mejor de las señales. La pregunta del millón saltaba inmediatamente a la palestra ¿Qué sensaciones iniciales dejaba el MCL35 en relación a su predecesor? “Sentí inmediatamente que el coche es un buen paso adelante en comparación al del año pasado. No hemos encontrado problemas de equilibrio en todo el día. Aunque luego ves a los demás y parece que todos han avanzado frente al pasado año. Pero este es un coche bastante básico por ahora, para que nos permitiera hacer el kilometraje de hoy”, apuntaba el español. "No estoy preocupado por el rendimiento todavía, porque vamos a traer piezas nuevas que mejoren los puntos débiles, este coche ya es un buen paso en la dirección adecuada".

Bajo la responsabilidad técnica de James Key, McLaren ha llevado a cabo un agresivo trabajo aerodinámico y mecánico en el MCL35 con nuevos conceptos que abren la puerta a líneas de desarrollo imposibles con su predecesor. "Algunas de las debilidades se han corregido, pero lo principal de este coche es que nos va a permitir mayor desarrollo que el pasado año". De aquí la tranquilidad y confianza que Sainz mostraba en su debut de 2020. “El último sector, la verdad, es que seguía atragantándose (punto débil también en la pretemporada de 2019). Pero el coche iba muy bien, yo iba muy cómodo, de hecho me ha sorprendido lo bien que iba en los dos primeros sectores. Lo bueno es que van a venir cosas nuevas, este es un coche para hacer vueltas, no el de la primera carrera. Me da tranquilidad, ya pensaremos en el último sector en la segunda semana, y para Australia”.

Entonces, la cuestión mollar: ¿Siente que este monoplaza le proporcionará la confianza necesaria para exprimirle en todos los sentidos, a una vuelta y en carrera? “Sí. Creo que al final del año pasado se vio a un Carlos Sainz que hizo una segunda mitad con muy buenas clasificaciones, muy buenas carreras, buenos adelantamientos, tirándome desde lejos… Eso quiere decir que había confianza en frenada, en el coche durante la cuali... Eso me permitió esa estabilidad y ese buen ‘feeling’ que me hizo brillar un poco más. Pero también es verdad que no solo es eso, sino es el equipo entero, cómo te sientes en una estructura, dentro de una familia como es un equipo de Fórmula 1, cómo te sientes arropado y la forma en la que planeas las estrategias, te comunicas con los ingenieros, todo influye para que haya esa confianza, y ojalá este año podamos continuar en esa línea”.

"Pasos de gigante por ayudas externas"

Sainz también destacó la progresión generalizada de los rivales en una primera jornada de alto ritmo medio y pocos incidentes. “En cuanto empecé a tirar, y sin tirar demasiado, hice 1.18. “Oh esto es muy rápido, quizás he encontrado oro aquí”… Pero luego ves a todo el mundo haciendo 17 y 18. Vés que no solo éramos nosotros, todo el mundo era muy rápido. Las condiciones de pista, la mayor temperatura, la falta de viento esta mañana… Han sido condiciones ideales para disfrutar un coche de F1”. Sainz tocó uno de los puntos más polémicos de la jornada: los ‘equipos B’, la gran similitud del Racing Point y Alpha Tauri con el Mercedes y el Red Bull del pasado año. “Equipos que están dando pasos de gigante por ayudas externas. Es muy difícil decir por ahora dónde vamos a estar en 2020, puedes ver que algunos de los pequeños equipos están recibiendo mucha ayuda de los grandes. Si vienen aquí con un coche que es muy similar a un Red Bull o a un Mercedes del pasado año va a ser muy difícil que McLaren dé un gran salto. Solo podemos concentrarnos en nosotros y en nuestros objetivos, hacer muchas vueltas, sentir que el coche es mejor que el del año pasado ya el primer día, y abriendo la ventaja a un desarrollo más amplio”.

¿Cómó se quedaba el cuerpo -y el cuello- tras dos meses y medio sin subir a un monoplaza? “Obviamente, estás un poco ‘magulladillo’, pero estoy bien. No hace tanto que competimos en Abu Dabi, hace un par de meses y medio, quizás ha sido el parón de invierno más corto. Los músculos del cuello tienen menos tiempo para descansar y desaclimatarse de un F1, así que ha costado menos volver a aclimatarse. De todos modos, por mucho que entrenes el cuello, el primer día te acaba doliendo, te acabas apoyando (en el lateral del coche)... Porque un F1 es un F1 por mucho que te prepares con una pesa o cuerdas. Siempre te va a doler el último día. Pero estoy contento con tantas vueltas, no lo he pasado mal dentro del coche, podría haber hecho más si hubiese querido”.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios