LAS DUDAS DE UN VETO Y OTRAS NEGOCIACIONES

El torbellino de Fernando Alonso en las 500 Millas: una puerta se cierra, otra se abre

Sobre Fernando Alonso revolotea el veto de Honda en las 500 Millas, y aunque las opciones parecen reducirse, varios frentes siguen abiertos y no cabe descartar ningún resultado

Foto: Fernando Alonso sigue con varios frentes abiertos para participar en las próximas 500 Millas (McLaren)
Fernando Alonso sigue con varios frentes abiertos para participar en las próximas 500 Millas (McLaren)

¿Se cierran cada vez más puertas a Fernando Alonso para participar en las próximas 500 Millas de Indianápolis, o la realidad es otra y más compleja? Estos semana tenían lugar los primeros entrenamientos de pretemporada de IndyCar, y el futuro del español era jugosa comidilla entre bastidores. Ed Carpenter, piloto del IndyCar y propietario de uno de los equipos participantes en la carrera, añadía más condimentos al guiso.

“Hay una persona que me contactó sobre ello (el español a bordo de su estructura), pero no era ni Alonso ni nadie que trabaje para él”, declaraba estos días Carpenter a una cadena americana, “todo ha estado sorprendentemente tranquilo, y es porque creo que no estamos posicionados para correr con más de tres coches, somos un equipo de dos. Si dobláramos el tamaño de nuestro equipo en mayo, no sería bueno para todos”. ¿Y qué sería necesario para pasar a cuatro coches? “Dinero, gente y tiempo”.

Deducir que Carpenter cierra la puerta a Alonso -equipo con motores Chevrolet- o disminuyen sus opciones podría llevar a interpretaciones sesgadas. El americano también intentaría posicionarse en ese “mercado persa” en que se ha convertido la presencia de Alonso en las 500 Millas. El hipotético veto de Honda con Andretti Racing ha enredado una madeja que tardará en desenredarse, ‘culebrón’ con pocos visos de un desenlace a corto plazo. “Una puerta se cierra, y una ventana se abre…”, susurran enigmáticamente a El Confidencial.

¿Ya había ocurrido antes?

Para empezar, la cuestión mollar ¿Ha vetado el fabricante japonés a Alonso en las 500 Millas? A falta de confirmación oficial de las partes, la opción favorita era competir con Andretti, todavía no cerrada. Ciertamente, el parón a las negociaciones ha sorprendido. Requisito básico para ampliar la nómina de monoplazas en Indianápolis es la disponibilidad de motores, materializada en régimen de ‘leasing’ entre el fabricante (Honda Performance Development en este caso, la filial americana) y el equipo. Desde hace varios meses Michael Andretti y Alonso negociaban un acuerdo que estaba en su recta final, con el patrocinio prácticamente cerrado. De aquí la duda en la conexión de la filial americana con la casa madre japonesa: cuando y por qué se rompió el eslabón de la cadena.

“Ya había ocurrido antes. La diferencia es que Fernando se ha separado de McLaren. Es bastante sorprendente que hayan llegado tan lejos antes de que se dieran cuenta que iba a ser un problema por lo pública que la disputa había sido”, comentaba Carpenter con relación al pasado entre ambas partes. Quizás aludía a que en 2019 el español tampoco compitió con Honda en las 500 Millas (lo hizo con McLaren y Chevrolet). O con el desembarco en el IndyCar en 2020 del equipo británico, forzado a asociarse con otro equipo para convertirse en Arrow McLaren SP (también con Chevrolet) mientras Andretti Racing sigue con Honda en el campeonato. Cabe recordar también cuando el español probó el monoplaza americano en el trazado de Barber en 2018: el logotipo de Honda estaba tapado.

El precio de un veto

Actualmente, una de las partes estaría cuestionando y atacando la legalidad de un hipotético veto por parte de un fabricante de automóviles a un piloto integrado en un equipo privado. Además, el fabricante nipón podría pagar un precio en términos de imagen en un mercado cuya mentalidad no entendería semejante decisión, al margen del impacto para uno de los eventos sociales más importantes cada año en Estados Unidos, y donde Alonso ha cuajado una gran popularidad.

Fernando Alonso, el año pasado en Indianápolis. (EFE)
Fernando Alonso, el año pasado en Indianápolis. (EFE)

Según ha podido saber El Confidencial, las negociaciones están siendo intensas estos días, en diferentes frentes, y más si cabe tras los rumores del hipotético veto de Honda. Pero el panorama no es sencillo. En el campo opuesto a Honda, Penske y Carpenter aparecen como los principales equipos en la jerarquía de Chevrolet. El primero, con 18 victorias en las 500 Millas (incluyendo las dos últimas ediciones), cuenta con Josef Newgarden, Will Power y Simon Pagenaud como pilotos habituales, a los que se unirá en las 500 Millas el brasileño Helio Castroneves (en busca de su cuarta victoria). Además, recientemente se anunciaba un quinto monoplaza para el debutante australiano Scott McLaughlin, con lo que Penske tendría cubierto un cupo de cinco pilotos. Carpenter cuenta con tres, por lo que sus declaraciones podrían interpretarse también como un ofrecimiento. “Dinero, gente y tiempo”.

Sobre el papel, y de ceñirse a competir con motores Chevrolet, el equipo Arrow McLaren SP podría ser una de las opciones de Alonso, pero se trata de un equipo aún bisoño para las 500 Millas. Cabría también la sustitución por otro piloto, como ya ocurriera en 2017 con la participación de Alonso con el equipo Andretti. ¿Puede permitirse Roger Penske desperdiciar la oportunidad de que Fernando Alonso participe en las primeras 500 Millas bajo su propiedad tras la reciente adquisición de la carrera, el circuito y todo el campeonato Indycar a finales de 2019? Penske anunciaba el viernes espectaculares novedades y cambios para la próxima edición de las 500 Millas. Como para perderse a un tal Fernando Alonso. El “mercado persa” sigue en ebullición. Queda regateo por delante.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios