preparando el terreno para la pretemporada

El perfil bajo de Ferrari y su autocrítica antes de corregir el tiro en su coche

Ferrari está preparando el terreno para asaltar 2020 en todos los aspectos en los que el equipo puede parcelar sus cometidos. Matti Binotto, esta semana, se ha referido a la "politica"

Foto: Mattia Binotto durante el GP de Italia del pasado año. (Reuters)
Mattia Binotto durante el GP de Italia del pasado año. (Reuters)

"Nos apuntaron con el dedo, se trataba de aumentar la presión. Hay que responder a todas las preguntas en las entrevistas y hubo una cierta tendencia. Teníamos que vivir con eso. La Fórmula 1 no es sólo un desafío técnico y deportivo, sino también político. Eso probablemente mostró una de nuestras debilidades de la temporada. No somos lo suficientemente buenos cuando surgen polémicas. Hay personas que lo hacen mejor. Usan los medios para aumentar la presión". El responsable de Ferrari, Mattia Binotto, ha señalado esta semana otro de los puntos a mejorar en la Scuderia para este 2020, que sucede a otros que quedaron más visibles en pista durante 2019 y que da a entender el rol secundario que juega en determinados momentos dentro del Gran Circo. ¿Se está quitando presión?

"Tenemos que entender cómo podemos hacer eso mejor en el futuro porque esto es parte del equilibrio de poder durante la temporada". Binotto reconoce, con estas palabras a 'Motorsport-total', que la presión en los medios influyó en el equipo la pasada campaña, cuando hubo comentarios -y posteriores investigaciones- sobre su motor. "Ferrari no hizo trampas, interpretó mejor las reglas", señaló el exmandamás Bernie Ecclestone antes de que concluyera el año. Otros, como Max Verstappen, habían acusado directamente (y torpemente) de tramposo al equipo italiano.

A diferencia de otros equipos involucrados en una cultura anglosajona y más fría, en Ferrari "todo lo que sale en la prensa sobre ellos llega a los trabajadores y les afecta", reconoce a El Confidencial una persona cercana al equipo (un trabajador italiano de Ferrari es reconocido en la calle y -para bien y para mal- son receptores de los mensajes de los aficionados, y esto afecta positiva o negativamente). De esta manera, están más atentos que ningún otro equipo a los comentarios en los medios (sobre todo de los negativos...). Ferrari siempre se ha caracterizado precisamente por haber tenido un control político en la Fórmula 1 como ningún otra escudería, pero la llegada de Red Bull, primero, y de Mercedes, después, cambió el statu quo previo hasta llegar a los lamentos que acaba de realizar Binotto.

Dos coches en pretemporada

La Scuderia ha arrancado el año con un perfil bajo situando su equipo por detrás de los 'poderosos' en cuestiones políticas y también, indirectamente, a la hora de preparar los test de Montmeló (su coche se presenta el 11 de febrero) ya que en diciembre se supo que llevaría dos monoplazas con especificaciones diferentes. La idea ya la ejecutó Mercedes el año pasado, con dos coches también en los entrenamientos de pretemporada. La metodología responde a tener un proceso escalonado, pudiendo realizar diferentes pruebas para tratar de corregir el tiro erróneo que dio en 2019. En dicho curso, pese a ir muy bien en pretemporada y en algunas carreras iniciales como el GP de Bahrein, para el GP de Francia ya se dieron cuenta de que el proyecto en el monoplaza estaba 'cojo' y no iba a funcionar al 100% durante todo el año (y en todos los circuitos). Con las expectativas generadas al comienzo del año, el resto del curso ha parecido ser un fracaso... más allá de los fallos de pilotos y estrategia.

Este plan, lejos de tener una lectura negativa sobre Ferrari, sirve para librar al equipo de la presión de tener que dar resultados y tiempos desde un primer momento pudiendo 'jugar' ante Prensa y público con los experimentos que está llevando a cabo. Rebaja expectativas (que el año pasado fueron demasiado elevadas) y -como comentábamos al principio del artículo- se reduce el riesgo de crítica que pueda afectar a los trabajadores.

Esto es Ferrari, para lo bueno y para lo malo. Cada miembro está en la escudería más especial de todo el mundo, pero hay un peaje personal que se paga por esa pasión. O todo al rojo, o todo es negro...

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios