SAINZ SE RECUPERA EL ALONSO CAE AL EMPEZAR

El día más tenso para Carlos Sainz y el ataque de Fernando Alonso

En dos días, el Dakar muestra su naturaleza con los pilotos españoles, y de forma opuesta para ambos. El primero se acerca al triunfo y el segundo se aleja de su objetivo inicial

Foto: Fernando Alonso al final de la décima etapa. (Reuters)
Fernando Alonso al final de la décima etapa. (Reuters)

“Será difícil para todos y esto no se ha acabado, pero bueno, un poco decepcionado sí que estoy". Nasser Al Attiyah sabe lo que dice y acierta. El Dakar no se ha acabado. El resultado de la décima etapa confirmó ese axioma dakariano que tantas veces se repite: lo que el Dakar te da un día te lo quita al siguiente, y lo contrario. Perfectamente aplicable también a Fernando Alonso y sus ‘croquetas’ de la primera duna. Porque el español se equivocó, porque descubrió demasiado pronto la peligrosidad de las dunas saudíes. No fue el único que las sufrió.

[¿Quién ronca más alto en el vivac del Dakar? Así duremen los pilotos]

Carlos Sainz y Lucas Cruz afrontan una jornada decisiva para su tercera victoria en el Dakar. Pero igual que el español y ganó diecisiete minutos en poco más de trescientos kilómetros, la pareja española ha de superar el último gran escollo del enorme kilometraje de unas dunas más peligrosas de lo previsto. Mientras que Alonso saldrá de nuevo al ataque para intentar lograr el bombazo de una victoria parcial en el Dakar ¿Cómo terminará tan incierta jornada para los españoles?

Sainz, también a punto de volcar

“Llevamos igual desde el principio, no ha habido gran variación de cambio de ritmo”. El martes, Sainz contestó a los problemas del día anterior con una extraordinaria etapa. Entrando en el terreno de Nasser Al Attiyah, la mejor defensa fue su ataque imprimiendo desde el principio un elevado ritmo medio que ya aventajaba en algunos minutos a Nasser Al Attiyah y Stephane Peterhansel cuando estos se perdieron. Un ritmo que estos no pueden responder, como ambos han reconocido. Luego, la navegación y los pinchazos disponen.

Lucas Cruz acertó el martes donde no lo lograron los copilotos de sus rivales. El estacazo fue demoledor para Al Attiyah, quien perdía margen de ataque en la jornada que tenía marcada con una cruz desde el comienzo de la prueba. Lo avanzaba el propio Glyn Hall, máximo responsable de Toyota Gazoo el lunes. “Nasser tendrá simplemente que coger a Stéphane y seguirle pegándose a él como si fuera pegamento. De Carlos nos preocuparemos ya al día siguiente”. Pero tras el tiempo perdido ayer el qatarí sale a casi tres cuartos de hora del español, con numerosos vehículos por delante.

Sin embargo, para Sainz, Cruz y el resto de la caravana, las dunas serán otro peligro en sí mismo. “No volqué hacia delante de puro milagro”, reconocía el español al terminar la jornada quien pudo haber imitado a Alonso tras una gran caída desde lo alto de una duna. Joan Barreda y Laia Sainz también destacaron las traicioneras dunas de la etapa, muchas cortadas y otras engañosas por sus características. Los incidentes fueron numerosos, hasta el punto de que los organizadores carecían de helicópteros para atender los numerosos incidentes en la jornada. Y la del jueves comienza casi con ochenta kilómetros de dunas. Sainz y Cruz no solo tendrán que vigilar a Al Attiyah y Peterhansel.

La precipitación de Alonso

Fernando Alonso fue precisamente primera víctima de esas dunas, pero también de su exceso de motivación para ganar la etapa. O de falta de cálculo. Porque salió a como si de una primera vuelta de un gran premio de Fórmula 1 se tratara. Alonso también había marcado el martes para esa buscada victoria de etapa. Décimo en la salida y con trazadas marcadas por delante, tenía todo a favor. Pero atacó demasiado rápido, demasiado pronto. Sin la contención de quienes luchan por la victoria y modulan el riesgo, confiado y eufórico en su habilidad de jornadas anteriores, Alonso también puso en evidencia su lógica inexperiencia. Ha acostumbrado mal al personal.

Ciertamente, se trataba de una duna cortada que sorprendía, aunque se trataba del primer kilómetro de una etapa maratón con doble jornada, sin asistencia por la noche. Se requería un ritmo ‘in crescendo’ a medida que se tanteaba el terreno. Pero un vuelco tan precipitado delataba la apresurada ambición e impaciencia de Alonso. “Hoy quería ganar, se puede fallar pero no, no intentarlo, y hoy es uno de esos días”.

Alonso y Coma aún cuentan con margen para lograr sus objetivos, pero han caído a una hora de la décima posición. Ambos partirán enormemente retrasados, con numerosos vehículos y camiones por delante. La victoria de etapa se antoja ya complicada. Pero conociendo al español, caben pocas dudas tras la decepción de hoy: atacará tanto o más que el día anterior. Hasta la última etapa. Nada hay decidido, como avisa Al Attiyah. Estos tres últimos días lo han vuelto a confirmar: lo que el Dakar te da un día te lo quita al siguiente, y viceversa.

Clasificación de la etapa

Clasificación general

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios