Acabó segundo en las Asian Le Mans Series

La resurrección y éxito de Roberto Merhi... y su trabajo con un equipo de F1

Roberto Merhi finalizó segundo en su debut en las Asian Le Mans Series con un Ligier JS P217 del equipo Eurasia Motorsport, que compartió con Aidan Read y Nick Foster

Foto: Roberto Mehri acabó segundo en las Asian Le Mans Series después de salir en la pole. (Eurasia Motorsport)
Roberto Mehri acabó segundo en las Asian Le Mans Series después de salir en la pole. (Eurasia Motorsport)

Roberto Merhi finalizó segundo en su debut en las Asian Le Mans Series con un Ligier JS P217 del equipo Eurasia Motorsport, que compartió con Aidan Read y Nick Foster. Un exitoso regreso a la competición después de estar parado desde finales de 2018 tras competir con Campos en la Fórmula 2 de donde se despidió con un podio en Abu Dabi. "Después de una carrera larga acabamos en 2º puesto, una pena el pit stop que nos ha complicado la victoria", explicó el piloto español.

El piloto español se ha mantenido trabajando para un equipo de la Fórmula 1 este 2019 cuyo nombre ha mantenido en secreto. Es piloto de simulador, aunque una cláusula de confidencialidad no le permite decir para qué equipo trabaja, ya que podría suponerle una fuerte multa, e incluso, el despido. Aun así, parece que su futuro inmediato no apunta al gran circo.

Su futuro está en el WEC

Roberto Merhi es uno de los pilotos nacionales con más talento que hay en la actualidad. Pero, en los últimos años, los programas competitivos que el de Castellón ha tenido a su alcance han sido escasos. Aun así, con 28 años, pretende seguir demostrando una y otra vez que cuando se pone el casco es de los mejores. Las 4 Horas de Shanghái han sido la mejor prueba para demostrarlo y lo hizo en dos ocasiones. Primero con la pole y posteriormente con una gran segunda posición.

Merhi próximamente estará en Baréin para tomar parte en el test del WEC para nuevos pilotos con el objetivo de permanecer ligado al Mundial de Resistencia en 2020. En el paso previo, Merhi y sus compañeros entraron en la meta terceros tras el Dallara del equipo Carlin y el Aurus de G-Drive. Pero los primeros fueron penalizados por un error clamoroso del equipo. Ben Barnicoat pilotó seis minutos y medio más de lo permitido, lo que les costó tres vueltas de penalización y caer a la tercera plaza, haciendo que el Aurus y el coche de Eurasia subieran un escalón en el podio.

No sería la primera experiencia en el mundial de resistencia para Mehri. En 2016, Manor le dejó sin asiento en el Gran Circo, pero le dio la oportunidad de probar una disciplina que nunca antes había probado. El de Benicasim disputó siete de las nueve pruebas del mundial. Una de ellas fue las 24 Horas de Le Mans. Una experiencia que fue cara y cruz para el español.

Deslumbró después de realizar un asombroso primer stint en el que puso líder a su equipo con más de un minuto de ventaja respecto al segundo clasificado, pero vio cómo uno de sus compañeros, Matt Rao, se iba contra los muros a poco más de tres horas para la finalización de la prueba. “Como carrera esta es mejor que cualquiera de la Fórmula 1”, decía por aquel entonces. Ahora puede volver a encontrar esa oportunidad en un mundial que parece hecho para él. Después de un parón de prácticamente un año, hacer lo que hizo en su vuelta a las pistas este fin de semana le abrirá seguro una nueva oportunidad de futuro.

La promesa española

La realidad es que Roberto Merhi era una de las grandes perlas del automovilismo español, pero su acomodada vida que varias oportunidades le abrió, quizá haya acabado siendo una losa. Era una de las nuevas promesas españolas, no solo a nivel nacional sino también con proyección a internacional. Desde los 5 años, su pasión por los coches le ha venido desde sus progenitores, donde su padre era competidor a nivel aficionado al karting y su madre ejercía como mecánica del mismo.

Fue a los ocho años cuando comenzó a competir de manera profesional en los karts. Durante esta época, sus éxitos fueron numerosos. En 2006 fue su último año en dicho mundo y debutó ya en los monoplazas, en la Fórmula Renault 2.0. Su victoria en Spa le convertiría en el piloto más joven en vencer en la historia de la categoría.

En 2009 se lanzaba al campeonato F3 Euroseries. Un campeonato que ha dado a conocer a nombres que se han convertido en campeones del mundo en F1 como Lewis Hamilton o Sebastian Vettel. En 2010 llegaba su estreno en GP3, donde acabó sexto. Ya en 2011 conseguía su consagración en el mundo joven del motor a nivel internacional fichando por el equipo italiano Prema Powerteam y ganando el F3 Euroseries (primer español que lo consigue) y logrando también el título en la F3 FIA Trophy.

Tras un breve paso por la DTM, el de Benicasim apuntó a la World Series by Renault. Campeonato en el que acabó tercero y que se llevó finalmente Carlos Sainz. Prueba que daría la oportunidad a ambos de dar el salto a la Fórmula 1. Un ascenso meteórico propio de una futura estrella del gran circo. Tras un año en Manor, se quedó sin asiento, pero se le abrió la oportunidad del Mundial de Resistencia donde quedó encantado. Aun así, con el paso de los años, parecía que la luz de su estrella se apagaba, pero, a sus 28 años, puede volver a brillar más que nunca en uno de los mundiales más importantes del automovilismo como es el WEC.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios