TANTAS OPCIONES DE SER SEXTO COMO OCTAVO

Los factores que complican a Carlos Sainz y McLaren el fin de temporada

A la vuelta del verano parecía que el sexto puesto final era una clara opción para Carlos Sainz. Hoy, incluso corre el riesgo de perder el séptimo que ocupa a falta de dos carreras

Foto: Carlos Sainz corre el peligro en estas dos últimas carreras de perder la séptima posición, pero también cuenta con opciones para ser sexto final
Carlos Sainz corre el peligro en estas dos últimas carreras de perder la séptima posición, pero también cuenta con opciones para ser sexto final

Para Mercedes y la lucha por los títulos de la temporada 2019 ha terminado. Sin embargo, no es el caso en la clase media de la Fórmula 1, ni mucho menos para Carlos Sainz. El piloto español afronta las dos últimas carreras del calendario con opciones para lograr la sexta posición final, pero también de perder la séptima que ocupa actualmente. El primero se antoja un resultado inmejorable al arrancar un objetivo en teoría correspondiente a Red Bull. Sin embargo, algunos factores parecen haber complicado las opciones del español en la recta final del campeonato, con Toro Rosso y Pierre Gasly en su cogote.

Dos factores incidirán en las opciones de Sainz. Por un lado, la racha de Alex Albon desde que llegara a Red Bull en Bélgica, con un monoplaza netamente superior al de McLaren. Por otro, la evolución del MCL34 que, a diferencia de la primera parte de la temporada, parece haberse quedado ligeramente estancado en carrera, lo que ha dificultado las opciones de Sainz a la sexta posición final. “Por arriba esta todo decidido, pero por mi zona aún no hay nada todavía. Es una zona de parrilla que sigue estando muy apretada muy divertida, así que estoy con ganas de otro fin de semana en el que los detalles cuentan, y a ver que pasan”.

Ya no es como antes

“Ojalá, pero no depende de mí. Depende de que él pierda puntos, del coche, pero de la forma en que está rindiendo últimamente no está en mis manos”, explicaba el español sobre sus opciones para terminar por delante de Albon, quien le supera por cuatro puntos en la clasificación general. Porque el británico ha puntuado en todas las carreras desde que llegara al primer equipo y suma cuatro quintos puestos consecutivos. El Gran Premio de Estados Unidos puso en evidencia la superioridad del RB15 y su facilidad para remontar ("aunque se retrasen, nos pasan en la vuelta 40") después del toque con el piloto español en la primera curva.

Pero Sainz también ha de vigilar por los retrovisores a Pierre Gasly, a tan solo tres puntos por detrás en la clasificación general, una diferencia que pudo ser distinta si el español no hubiera adelantado al Toro Rosso en Austin gracias a la estrategia en boxes. La evolución del monoplaza británico y los de sus rivales parecen haber complicado un panorama que parecía más favorablemente decantado a la vuelta del verano (salvo Spa y Monza). McLaren parecia contar con el cuarto monoplaza de parrilla en carrera, pero ese esquema ha evolucionado en las últimas citas. “Creo que tenemos el cuarto mejor coche en los entrenamientos, pero en carrera no está tan claro. Tenemos problemas para ganar a Renault cada fin de semana. Todo entra en juego, con la degradación del neumático, la estrategia no es tan fácil el domingo, no es tan fácil ganarle como en entrenamientos, tenemos que considerar esto para ganarle este fin de semana”.

Carlos Sainz durante el Gran Premio de Estados Unidos. (Reuters)
Carlos Sainz durante el Gran Premio de Estados Unidos. (Reuters)

El domingo, peor

El discurso de Sainz es diferente en la recta final del campeonato. En la primera parte, el español se mostraba regularmente confiado en el ritmo de carrera por encima de los entrenamientos. “En mi opinión, parece que desde Singapur hemos encontrado algo en el coche que se transforma en el ritmo de clasificatorio, y en las últimas carreras hemos tenido ventaja sobre los demás”, explicaba Sainz. De hecho, en Austin el español logró la mejor diferencia de la temporada (poco más de ocho décimas) frente a la pole. Pero el domingo se pone cuesta arriba sobre los rivales, como se comprobó en México y Estados Unidos. Aquí, por ejemplo, Daniel Ricciardo superó fácilmente a los dos monoplazas británicos y controló la carrera con efectividad, aunque Norris estuviera a punto de superarle en la última vuelta por estrategia de nuemático.

Renault parece superar en ritmo ahora a McLaren. “En carrera no es el caso como en entrenamientos ahora, como vimos en México y otras pruebas”, explicaba Sainz, quien aludía a la sensibilidad de su monoplaza a los cambios ambientales, como ocurrió el sábado y domingo en Austin. “Aunque en entrenamientos quedáramos a ocho décimas, en carrera esto se trasladaba a una peor gestión del neumático, en peores sensaciones con el coche, y la diferencia probablemente se incrementa, así que hay que seguir trabajando (para mejorar) en las condiciones de carrera, porque es lo que nos permitiría aguantarles”.

Hoy, incluso el séptimo final está en peligro para Sainz. Emparedado entre un Albon que se escapa y un Gasly resoplando en el cogote, ni Sainz ni McLaren pueden permitirse error alguno en estas dos últimas carreras de la temporada. Al menos para los aficionados en España, la Fórmula 1 será intensa y “divertida” hasta el pitido final del campeonato 2019.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios