La visión del periodista Peter Windsor

Descubierta la 'trampa' de Ferrari o por qué corría tanto antes

Peter Windsor aseguró que era evidente que la Scuderia aumentaba el suministro de gasolina entre intervalo e intervalo para disponer de 70 CV más de potencia

Foto: Charles Leclerc durante el Gran Premio de Estados Unidos. (Reuters)
Charles Leclerc durante el Gran Premio de Estados Unidos. (Reuters)

La polémica sobre la sospechosa unidad de potencia de Ferrari no cesa. Después de que Red Bull y Mercedes dejaran entrever tras el Gran Premio de Estados Unidos de Fórmula 1 que los de Maranello habían estado haciendo trampas con su motor, un nuevo protagonista ha vuelto a lanzar la liebre. Peter Windsor, uno de los periodistas con mayor reputación del campeonato, dejó claro en su canal de YouTube su visión de la polémica. "Está bastante claro que Ferrari ha hecho algo con el suministro de combustible".

Todo esta historia explotó en Austin, pero viene prácticamente desde el inicio del campeonato. Red Bull hizo una reclamación este fin de semana y la FIA consideró que no había nada ilegal. Las sospechas iban dirigidas al hecho de que Ferrari neutralizaba el sistema de control de combustible para así inyectar más gasolina sobrepasando el límite establecido. Pero las suspicacias crecieron cuando, después de la directiva técnica de la FIA sobre Ferrari, en la carrera el rendimiento del SF90 fuera claramente inferior al nivel demostrado en la seis carreras tras el parón de vacaciones.

La visión de Windsor

El periodista, Peter Windsor, quien fue, durante los años 80 y principios de los 90, 'team manager' en Williams y Ferrari, descubrió que la medición del uso de gasolina en el SF90 solo sucedía cuando la velocidad del flujo era baja. Eso permitió ganar al SF90 alrededor de 70 caballos. "Las nuevas regulaciones miden la velocidad del suministro de combustible en un momento aleatorio, pero esto sucedía de alguna manera en el Ferrari solo cuando la velocidad era baja. Así me lo explicaron y es difícil de creer, pero es verdad", comentó.

"Lo que es menos difícil de creer es que no ha tenido un gran impacto en la potencia: alrededor de 70 CV. Esto no solo afecta a las velocidades punta, sino también a la aceleración o la carga aerodinámica. Tal vez es mejor que esto se haya descubierto ahora y no en la segunda carrera de la temporada. De lo contrario, cada prueba habría sido los dos Mercedes, primero y segundo, y solo Verstappen pudiéndolos seguir".

La FIA, por el momento, sigue sin hacer un comunicado oficial al respecto. Incluso cuando el propio Max Verstappen lanzó la bomba tras la carrera acusando directamente a Ferrari. "Eso es lo que pasa cuando dejas de hacer trampa. Pero sí, lo vieron bien. Así que ahora, por supuesto, tenemos que vigilarlos de cerca”. Unas incendiarias declaraciones que incluso fueron demasiado para su padre Jos Verstappen. "Sabemos que de golpe fueron menos rápidos, sí, y creo que todos sabemos que algo no es legal, pero no puedes decirlo así. No ha sido inteligente. Nunca sabes lo que pasa exactamente", señaló a la televisión holandesa Ziggo Sport.

Aparte de la prueba de Windsor, otro de los últimos en hablar del tema fue Ross Brawn, director deportivo de la Fórmula 1. "Desde el exterior, es difícil explicar la caída y ciertamente no quiero especular sobre la última directiva técnica de la FIA relacionada con la medición del flujo de combustible. Sin embargo, lo que está claro es que Ferrari tuvo problemas en Austin, especialmente en lo que respecta a la gestión de neumáticos. No se trataba tanto de hacerlos durar, sino más bien de hacer que funcionen correctamente", afirmó en su columna en la web oficial del gran circo".

La excusa de Ferrari para explicar el bajón de rendimiento fue clara, pero ni Red Bull ni Mercedes terminan de creérselo. "Sacrificamos la velocidad en las rectas en favor de una mayor velocidad en las curvas. Es por eso que no perdimos tanto en las curvas y no ganamos tanto en las rectas como lo hacemos normalmente". El jefe de la Fórmula 1, Ross Brawn, también echó un cable a los italianos. "Creo que los oponentes de Ferrari leen en los números lo que quieren leer". "Si miramos la carrera de hoy, ciertamente la velocidad en la recta no era nuestro problema, sino que tuvimos claros problemas con el agarre del coche con ambos pilotos”, terminó Binotto. Veremos si la FIA se acaba pronunciando públicamente o si en Brasil, el próximo gran premio, se vuelve añadir otro episodio a esta larga historia.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios