¿Han hecho trampas los italianos?

La bomba acusadora de Max Verstappen a Ferrari... y sus trampas

La falta de prestaciones de Ferrari en Austin, tanto en clasificación como en carrera ha generado mucha suspicacia en el paddock, sobre todo después de la investigación de la FIA

Foto: Verstappen tiene claro que Ferrari se mantiene haciendo trampas desde el parón de vacaciones. (EFE)
Verstappen tiene claro que Ferrari se mantiene haciendo trampas desde el parón de vacaciones. (EFE)

Para Red Bull y Mercedes está claro. El misterio de la potencia de Ferrari está al descubierto. Max Verstappen lanzó la bomba tras el Gran Premio de Estados Unidos de Fórmula 1. "Eso es lo que pasa cuando dejas de hacer trampa. Pero sí, lo vieron bien. Así que ahora, por supuesto, tenemos que vigilarlos de cerca”. La falta de prestaciones de los de Maranello en Austin, tanto en clasificación como especialmente en carrera ha generado mucha suspicacia en el paddock, sobre todo después de la investigación de la FIA.

Todas las sospechas han ido dirigidas al hecho de que Ferrari neutralizaba el sistema de control de combustible para así inyectar más gasolina sobrepasando el límite establecido. Red Bull preguntó a la FIA si tal práctica estaba permitida y después de dos consultas obtuvo una respuesta clara: nada era ilegal. Aun así, tras la carrera el holandés siguió repitiendo sus afirmaciones y dijo que no le sorprende que Ferrari haya estado fuera de ritmo en Estados Unidos después de que la FIA emitiera la directiva técnica. "No me sorprende en absoluto", añadió. "Después de lo que salió. Eso lo explica todo".

Si Red Bull hubiera dado en el blanco con su suposición, entonces Ferrari tendría que haber cambiado algo. Sebastian Vettel perdió la pole por solo 12 milésimas. Charles Leclerc, por su parte, se quedó a una décima de Valtteri Bottas. Los tiempos de vuelta en la calificación no apuntaban a las sospechas de los oponentes. Sin embargo, al comparar las velocidades en las rectas, Red Bull y Mercedes notaron que su perdida en las rectas se había reducido a la mitad en comparación con el viernes y otras pistas con un diseño similar.

La reacción de Ferrari

Los comentarios pasados de vueltas de Verstappen y las sospechas de Mercedes tuvieron una rápida reacción por parte de Charles Leclerc y Ferrari. "Es el tipo de comentarios están completamente equivocados en el deporte. No es bueno para el campeonato y creo que todo el mundo debería ser un poco más cuidadoso", señaló Mattia Binotto. "Para ser honestos, creo que es una broma, porque no tiene ni idea. No está en el equipo. Sabemos exactamente lo que estamos haciendo. No sé por qué está hablando. No sabe nada de nosotros", comentó el monegasco.

El director de la escudería Ferrari expresó su decepción por las acusaciones hechas contra su equipo, y explicó que su pobre desempeño en la carrera de Estados Unidos no tenía nada que ver con la potencia del motor. "Leí y escuché muchos comentarios este fin de semana sobre una directiva técnica y el impacto en nuestros coches", dijo. "He oído comentarios al final de la carrera que me han decepcionado mucho. De hecho, creo que ayer estuvimos muy cerca de la pole como en la última carrera", comentó. "Sacrificamos la velocidad en las rectas en favor de una mayor velocidad en las curvas. Es por eso que no perdimos tanto en las curvas y no ganamos tanto en las rectas como lo hacemos normalmente". El jefe de la Fórmula 1, Ross Brawn, también echó un cable a los italianos. "Creo que los oponentes de Ferrari leen en los números lo que quieren leer". "Si miramos la carrera de hoy, ciertamente la velocidad en la recta no era nuestro problema, sino que tuvimos claros problemas con el agarre del coche con ambos pilotos”, terminó Binotto.

Charles Leclerc durante el Gran Premio de Estados Unidos. (Reuters)
Charles Leclerc durante el Gran Premio de Estados Unidos. (Reuters)

La realidad es que el gran nivel de Ferrari de las primeras seis carreras después de las vacaciones de verano parecía haberse desvanecido de la noche a la mañana. Mientras que Christian Horner señalaba que la brecha en las rectas se había reducido, otros, además de la bomba de Verstappen, deslizaban el engaño de los italianos.

Lewis Hamilton fue el primero en emitir su juicio después de la clasificación. "Ferrari sigue siendo mejor en las rectas que nosotros, pero aparentemente ha perdido poder en comparación con antes. Será interesante ver si esto continúa". Toto Wolff fue algo más ambiguo. No se pronunció sobre un hipotético paso atrás en potencia, pero también dejó caer la sospecha. "Es bueno saber que ha habido la clarificación", señaló. "Hemos discutido sobre los datos de la carrera, y el seguimiento de la velocidad se ve totalmente diferente a las últimas carreras", dijo. "Ya sea que se trate de la directiva técnica o de otro tema, honestamente no sé, ya que no podemos analizar lo que Ferrari ha hecho. Si alguien estuviera haciendo lo que la directiva técnica aclaró, hubiera sido un juego sucio", remarcó Wolff.

Pero no es la primera vez que Toto Wolff da su visión sobre esta polémica. Tras el Gran Premio de Rusia ya declaró que Ferrari había convertido "la F1 en un deporte de motor". Además el austriaco añadió que los grandes avances que estaba experimentando Ferrari eran "atípicos con el reglamento establecido". "Creo que tuvimos situaciones donde Ferrari fue muy fuerte, pero ahora han reventado a todos con su velocidad punta. Es muy complicado compensar eso en pista. Esta es la situación que estamos tratando de resolver", explicó Wolff.

La colaboración de Mercedes y Red Bull

El gran problema para Ferrari es que Red Bull y Mercedes han estado colaborando durante un par de meses en la resolución del caso. De todas las teorías, la más probable fue el engaño en el sistema de control de combustible. Es por eso que Red Bull presentó una investigación ante la FIA el 22 de octubre. Según el medio alemán Auto Motor Und Sport, el análisis de Red Bull incluyó cinco gráficos y un manual conciso sobre cómo neutralizar el sensor de velocidad de flujo para que hacer ver que la cantidad de combustible no pasa el punto de medición mientras que en realidad inyectaba más.

Por otro lado, Red Bull y Mercedes también descubrieron otras rarezas en Ferrari. Por ejemplo, excepto en Mónaco y Hungría, el SF90 dio vueltas extremadamente lentas en la clasificación. Tan lentas que los pilotos no pudieron obtener ningún conocimiento sobre el equilibrio del vehículo y el agarre. Mercedes y Red Bull concluyeron con esto que Ferrari tuvo que abastecerse de combustible para luego utilizar esta gasolina de forma rentable. Solo en México Ferrari no tuvo este extraño procedimiento. En Austin, solo una de un total de cuatro vueltas de los dos pilotos fue notablemente lenta.

Aún así, la FIA por el momento no ha descubierto anormalidades. Solo continuarán con el asunto solo si hay una protesta oficial. El próximo gran premio es ideal para medir la potencia del SF90. En Interlagos la recta de meta tiene 1,5 kilómetros a toda velocidad y en su mayoría cuesta arriba. Brasil podría dictaminar si Ferrari ha hecho trampas esta temporada como defienden a capa y espada Red Bull y Mercedes.

Fórmula 1
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios