Cuenta con una supercolección de coches

El dinero (y premios) que se lleva Lewis Hamilton tras lograr su sexto título mundial

Lewis Hamilton suple que el campeonato del mundo de Fórmula 1 no tenga premios en metálico con otros emolumentos como su salario, el cual alcanza los 42 millones de euros anuales

Foto: Lewis Hamilton conduciendo un Silver Arrow de 1934 en el Museo de Mercedes. (EFE)
Lewis Hamilton conduciendo un Silver Arrow de 1934 en el Museo de Mercedes. (EFE)

Los pilotos más laureados del mundial de Fórmula 1 no se llevan más que una réplica del trofeo que les acredita como campeones del mundo al término de la temporada. Al menos, esto es lo que sucede con Formula One Group, aunque bien es cierto que los pilotos no se van de vacío, puesto que cuentan con sus equipos y patrocinadores personales que les ofrecen diferentes recompensas, ya sean estas monetarias o en especias. Lewis Hamilton acaba de sumar su sexto Mundial (a uno de Michael Schumacher) y no se irá de vacío...

En el caso concreto de Lewis Hamilton, el piloto de Stevenage lleva acumulando diferentes premios otorgados por Tommy Hilfiger, Bose y Monster Energy, sus patrocindores personales. Estos se suman al sueldo que percibe por parte de Mercedes y que, según se ha publicado en el libro 'Business Book GP 2019', asciende a 42 millones de euros anuales.

La relación contractual en la Fórmula 1

Las relaciones contractuales existentes en el campeonato del mundo de Fórmula 1 impiden que existan premios en el certamen, puesto que a efectos legales, no existe una relación entre Formula One Group (promotor del certamen) y los pilotos. Esto se debe a que la matriz empresarial encarga a los equipos el suministro de pilotos a la vez que llega acuerdos con la Asociación de constructores de Fórmula 1 (FOCA).

En este aspecto, a los pilotos les une una relación laboral con los equipos, a los que hay que sumar una serie de compromisos que han de cumplir con el organizador, mientras que las escuadras tienen una relación contractual con Formula One Group. De esta última, en función del resultado obtenido en la última campaña, los años que lleve el equipo en la competición y otros parámetros, como la venta de los derechos televisivos, cada escuadra recibirá un montante económico diferente.

Una de las cuestiones que genera más curiosidad entre los aficionados a la categoría reina del automovilismo es el salario que perciben cada uno de los pilotos por disputar la temporada. A este respecto, la realidad es que Lewis Hamilton, como claro dominador de los últimos años, es el mejor pagado de la parrilla, con 42 millones de euros al año. Sin embargo, cabe reseñar que este salario no tiene por qué concordar con el que perciba realmente.

La diferencia que separe los 42 millones anunciados con el salario que acabe percibiendo realmente Hamilton y el resto de pilotos, se debe a que en este campeonato existe un gran número de cláusulas, variables y bonus en todos los contratos. En este sentido, aunque se conoce cuál es el salario base de Lewis, la realidad es que el montante económico que finalmente reciba por ganar su sexto título no se conocerá, a menos que él o Mercedes lo revelen.

La colección de coches de Hamilton

Una de las joyas mejor guardadas de Lewis Hamilton es su supercolección de coches, la cual va aumentando con el paso de los años. Su primera compra, en el año 2002, fue un Mini Cooper, una adquisición que hizo tras sacarse el carné de conducir y que poco tiene que ver con algunas de las últimas incorporaciones, como un Mercedes AMG GT R o un Mercedes-AMG Project One.

Aunque para Lewis, sus coches son sus "bebés" y sus "obras de arte", lo cierto es que el piloto británico es un buen conocedor del mercado de los automóviles de alta gama. En este sentido, él compra modelos icónicos como parte de una inversión de futuro, puesto que es sabedor de que estos se acaban revalorizando con el paso de los años. Así, entre otros, su colección personal suma los siguientes modelos:

  • Ferrari 599 GTO. Mientras corría con McLaren, la firma le proporcianaba coches de empresa, por lo que sus primeros ahorros los destinó a comprar este coche, el cual ya ha vendido.
  • Ferrari LaFerrari Aperta. Este es uno de los últimos modelos que ha sumado a su colección personal.
  • Ferrari LaFerrari. Tras conocer que este modelo salía al mercado, el piloto no tardó en pedir uno a la firma italiana para tenerlo en su garaje.
  • Ford Mustang Shelby GT500. El piloto adquirió este modelo en 2011 tras ver que Steve McQueen lo conducía en Bullitt.

Hamilton posando con su Ferrari LaFerrari y su Ford Mustang Shelby GT500. El Ferrari LaFerrari Aperta también forma parte de la colección.
Hamilton posando con su Ferrari LaFerrari y su Ford Mustang Shelby GT500. El Ferrari LaFerrari Aperta también forma parte de la colección.

  • McLaren P1. Este modelo llegó a sus manos en el año 2015 y lo estrenó por las calles de Mónaco.
  • Mercedes AMG GT R. Hamilton participó en la promoción del modelo e incluso llegó a parar el crono de Nürburgring Nordschleife en 7 minutos y 4 segundos con él. Desde 2019 forma parte de su colección.
  • Mercedes-AMG Project One. De este modelo tan solo se fabricarán 275 unidades a unos dos millones de euros cada una, siendo, una de ellas, para Hamilton.
  • Mercedes-Benz C 200. Realmente este no lo compró, sino que se lo cedió una concesión por estar ligado a McLaren, aunque Lewis todavía no corría en Fórmula 1.

Lewis con su McLaren P1, Mercedes AMG GT R y su Mercedes-AMG Project One.
Lewis con su McLaren P1, Mercedes AMG GT R y su Mercedes-AMG Project One.

  • Mercedes SLS AMG Black Series. Su fichaje por Mercedes estuvo acompañado de la llegada de este modelo a su garaje, el mejor de la firma en la época.
  • Mini Cooper. Fue su primer coche y lo adquirió en 2002.
  • Pagani Zonda 760 LH. El piloto compró este coche en el año 2012, una versión única hecha a medida para él, de ahí el apellido LH (Lewis Hamilton).
  • Shelby Cobra 427. Compró este modelo icónico de 1966 justo un mes antes de que Carroll Shelby falleciese y, más tarde, compró la versión de 1967.

Lewis Hamilton con sus Pagani Zonda, Shelby Cobra 427 y en Mercedes SLS AMG Black Series.
Lewis Hamilton con sus Pagani Zonda, Shelby Cobra 427 y en Mercedes SLS AMG Black Series.

Bombardier CL-600, otro de los juguetes

El piloto británico adquirió un Bombardier CL-600 en el año 2013, cuyo identificador era G-LCDH, siendo 'G', el prefijo de Reino Unido, y las cuatro letras del sufijo, las iniciales de su nombre, Lewis Carl Davidson Hamilton. En su día, la compra de esta aeronave, uno de los aviones privados de más alta gama que se comercializan, fue muy polémica, puesto que el piloto de Stevenage sufragó el gasto a través de una sociedad cuya base se asienta en la Isla de Man, por lo que se ahorró casi 4 millones de euros de impuestos.

Ahora, tras la polémica compra de la aeronave y las opiniones que le han transmitido decenas de activistas medioambientales, el británico ha decidido vender su Bombardier de 25 millones de libras esterlinas, para viajar en aviones comerciales, como el resto de los pilotos. Además, este paso supone un nuevo logro para Lewis y su actual forma de entender el mundo, cada vez más concienciada y activista.

Bombardier Cl-600 adquirido por Lewis Hamilton en 2013.
Bombardier Cl-600 adquirido por Lewis Hamilton en 2013.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios