Una dura personalidad que va de herencia

El implacable padre de Verstappen y cómo puede espantar a su hijo de Red Bull

Verstappen está sacando el lado positivo que se puede extraer del carácter de su padre. Una personalidad dura y estricta que él mismo se encarga de sacar a la luz en el mundial

Foto: Los Verstappen quieren ser campeones del mundo en 2020. (Reuters)
Los Verstappen quieren ser campeones del mundo en 2020. (Reuters)

Max Verstappen es un piloto peculiar, pero su padre se lleva la palma. Jos ha sido clave en la personalidad de su hijo -tanto dentro como fuera de la pista- y en muchos casos hace muestra de ello. El holandés fue criticado por Lewis Hamilton y Sebastian Vettel tras el Gran Premio de México y eso ha servido a 'papá Verstappen' para contraatacar, como manda su ADN. "Creo que Lewis se siente amenazado por Max. Max se está metiendo en sus cabezas. Dadle a Max un coche bueno la próxima temporada y se verá", comentó en declaraciones a la televisión holandesa 'Ziggo Sport'.

El expiloto de Fórmula 1 cree que Verstappen tiene tanta fuerza mental que se mete en las cabezas de sus rivales y les debilita psicológicamente. Y quizá no le falta razón cuando el propio Hamilton reconocía que tenía que lidiar con el holandés en la pista de una forma completamente diferente. Ese es lado positivo que se puede extraer del carácter de Jos Verstappen de cara a fijar la hoja de ruta de su hijo en el gran circo. Una personalidad dura y estricta que ha marcado positivamente a Max en su carrera y que él mismo se encarga de sacar a la luz en el mundial.

El pasado de Jos

La llegada de Jos Verstappen a la F1 fue muy similar a la de su hijo. Un ascenso meteórico, sin apenas experiencia, pero con gran talento para ello. El problema llegó a la hora de elegir equipo. Acabó en Benetton con Flavio Briatore y Michael Schumacher. Allí lo trituraron y descubrió lo duro de este deporte. “Llegó a un sitio en el momento equivocado. Todavía pienso que fue un gran piloto. Es un verdadero luchador”, señalaba Max. “La cosa que nosotros hicimos mejor que en su carrera, creo, fue no empezar en el equipo de un campeón del mundo”, explicaba aludiendo a Schumacher.

Del gran circo salió más endurecido y se podría decir que adquirió un carácter implacable y, en algunos casos, demasiado agresivo que ha traspasado los circuitos de forma muy negativa. Denuncia por violencia de género de su esposa y una posterior condena de tres meses de cárcel, peleas en discotecas, fue detenido por atropellar deliberadamente a su ex novia, que acabó en el hospital con contusiones y heridas graves. Incluso, Frans Verstappen, padre de Jos y por tanto abuelo de Max, le denunció en 2016 por haberle agredido después de una discusión familiar. “Jos tiene las manos muy sueltas y este ha sido el límite”, relataba el anciano al 'De Telegraaf', para acabar con un “para mí está muerto”.

Todo esto Max lo ha vivido de cerca y es lo que le ha podido llevar a esa agresividad dentro de la pista gracias a una directriz estricta de su padre por sus experiencias pasadas en el gran circo. Han estado pegados todo el rato desde sus inicios ya que Jos Verstappen no continuó en el mundo del motor para ser un tutor con su hijo. A día de hoy, no falta a una cita del calendario para ayudar a su hijo. “No lo veo como el típico padre de carreras porque pienso que no hay una relación padre e hijo como la que tenemos nosotros. Básicamente hemos hecho todo juntos. Él hizo mis motores, todo (en el karting)”, contaba Max Verstappen. “Estábamos en el banco de pruebas casi todos los días, intentando mejorar los motores. No creo que muchos padres hagan esto con sus hijos”.

Jos ha tenido una especie de relación de mecánico e ingeniero con Max. “Abandonó su carrera para ayudarme. ¿Cuántos padres hacen esto? Puedes ver a muchos padres que disfrutan tanto de sus carreras, que no tienen demasiado tiempo para sus hijos y para estar involucrados. Pero mi padre hizo eso, y le estoy muy agradecido porque sin él yo no estaría aquí, eso seguro”.

Verstappen padre e hijo en 2012 (página web oficial de Max Verstappen)
Verstappen padre e hijo en 2012 (página web oficial de Max Verstappen)

La presión de su padre

Si nos centramos en el presente la influencia de Jos en la carrera de Verstappen sigue siendo total. El padre es quien se encarga de dar consejos a su niño cada gran premio y, a su vez, meter presión a Red Bull en todo momento. Ellos tienen claro que si le dan un coche al holandés con el que pueda luchar por victorias cada fin de semana, sería el campeón del mundo.

El problema es que el rendimiento futuro del equipo sigue arrojando dudas sobre la capacidad de Red Bull para darle al holandés el monoplaza para lograr un título que ambos mentalmente ya tienen conseguido. Recientemente Jos Verstappen lanzaba el dardo mostrando su impaciencia. “Las expectativas es que reduciríamos las diferencias esta temporada, pero no lo parece. Tenemos que trabajar duro y el equipo tiene que cambiar, de lo contrario la próxima temporada será un año perdido. Todo el mundo está construyendo un nuevo coche para la nueva temporada, pero nosotros hemos tenido un año para lograrlo y no nos hemos acercado. ¿Por qué deberíamos lograrlo el año que viene?. Estoy preocupado, el equipo tiene que hacer cambios para luchar por el título".

Hamilton y Verstappen en el podio. (EFE)
Hamilton y Verstappen en el podio. (EFE)

Y es que no es la primera vez que tanto padre como hijo meten esa presión para alcanzar a Ferrari y Mercedes. El inicio fue complicado y en Baréin el joven Max ya criticó duramente al equipo por un monoplaza que estaba más cerca de McLaren que de Ferrari. La importante evolución vivida durante la temporada con la llegada de las victorias en Austria y Alemania calmó las aguas, pero tras el parón de vacaciones las malas sensaciones volvieron, al igual que unas dudas que apuntaban a un futuro campeonato en 2020. Lo que quieren los Verstappen.

Es por ello que hayan mostrado este año las dudas en cuanto al futuro de Max en la escudería austríaca y los coqueteos con Mercedes, aunque Toto Wolff lo niegue. “No estoy demasiado preocupado por mi futuro", dijo Max Verstappen a la prensa alemana justo antes de volar hacia el Gran Premio de Japón. "En primer lugar, quiero echar un vistazo a todo lo que me prometieron. Queremos ganar carreras y el campeonato, por eso estoy aquí”. En numerosas ocasiones, el holandés ha remarcado que se encuentra preparado para luchar por el título mundial y, después de cinco temporadas en el gran circo, la paciencia empieza a acabarse ya que duda de las posibilidades de Red Bull de cara a 2020. El duro carácter, influenciado por su padre, podría provocar su marcha antes de tiempo.

Fórmula 1
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios