sexto mundial para las flechas plateadas

Bottas y una pifia de Ferrari dan el mundial a Mercedes en Japón con Carlos Sainz 5º

El finlandés aprovechó a la perfección un desastre de Ferrari en la salida para sumar un nuevo triunfo para Mercedes con el que se han proclamado como campeones del mundial de constructores

Foto: Valtteri Bottas venció en el Gran Premio de Japón. (Reuters)
Valtteri Bottas venció en el Gran Premio de Japón. (Reuters)

Valtteri Bottas se llevó la victoria en el Gran Premio de Japón de Fórmula 1. El finlandés aprovechó a la perfección un desastre de Ferrari en la salida para sumar un nuevo triunfo para Mercedes con el que se han proclamado como campeones del mundial de constructores. Sexto mundial consecutivo para las flechas plateadas para mantener un dominio espectacular. Sebastian Vettel pudo salvar la segunda plaza en los instantes finales frente a un Lewis Hamilton que lo intentó todo, pero se tuvo que conformar con cerrar el podio. Carlos Sainz, por su parte, volvió a lograr lo máximo que se podía y acabó en una espectacular quinta plaza manteniendo a raya a todo un Ferrari.

Charles Leclerc y Max Verstappen arruinaron sus carreras en la salida. Ambos se tocaron en la primera curva del circuito nipón. El monegasco tuvo que cambiar su alerón delantero en la cuarta vuelta en una parada que hipotecó su carrera hasta acabar en la sexta posición. El holandés vio como los daños del monoplaza por el toque fueron suficientes para tener que abandonar. Alex Albon salvó la cara de Red Bull con una meritoria cuarta plaza.

El desastre de la salida

La salida lo cambió todo. Después de la sorpresa que dio Ferrari dominando la clasificación ante todo pronóstico y, con un escenario ideal de cara a la carrera, en unos segundos todo se fue al traste para los de Maranello. Vettel, tras hacer lo más difícil, conquistando la pole, falló con una salida desastrosa. Para mayor desgracia en Ferrari, Leclerc también se quedaba clavado. Todo ello lo aprovechó a la perfección Bottas para hacerse con la primera posición.

Verstappen también quiso aprovecharse y se la jugó con todo por el exterior de la primera curva. El problema para el holandés es que se encontró con un enrabietado Leclerc. Verstappen se llegó a colocar en paralelo con Leclerc, luchando por la tercera posición, pero el monegasco y el neerlandés se tocaron, llevándose la peor parte el de Red Bull. Acabó yéndose a la hierba y cayendo a la última posición. Vueltas más tarde, Leclerc tuvo que parar para cambiar el alerón dañado y Verstappen tuvo que retirarse por los daños del monoplaza.

Bottas, Vettel y Hamilton se quedaban solos en la cabeza. El finlandés demostró un ritmo espectacular y no dio ninguna opción a Ferrari de luchar por la victoria. Los de Maranello se tuvieron que centrar en defender la segunda plaza del alemán de Hamilton. En los instantes finales, con gomas más nuevas, el británico fue al ataque, pero Vettel, ayudado de la potencia del Ferrari, aguantó a la perfección la segunda posición.

Un inmejorable Carlos Sainz

Carlos Sainz, por su parte, volvió a hacer una de esas salidas espectaculares. Se comió en los primeros metros a Albon, se la jugó por el interior en la primera curva, apuró hasta el final y, cuando estaba en paralelo a Hamilton, tuvo que frenar para evitar tocarse con el británico. Aun así, vio como rozaba su alerón delantero, rompiéndole una pequeña parte de dicho elemento.

De esta forma Carlos Sainz se encontraba cuarto después del toque entre Leclerc y Verstappen. Con Leclerc muy lejos y Verstappen fuera de la carrera, la batalla sería con el Red Bull de Albon. El piloto español supo aguantar al británico hasta la vuelta 15, momento de la primera parada del de Red Bull. La escudería austríaca apostó por un ‘undercut’. La diferencia de ritmo entre ambos hizo imposible aguantar la posición.

En las últimas vueltas, Leclerc fue el enemigo. La bala roja llegaba a una velocidad tremenda en plena remontada, pero cuando se situaba detrás del español, en la sexta plaza, el de McLaren encontró un ritmo espectacular para defenderse de la mejor manera. Leclerc, con unos blandos desgastados, veía que era incapaz de rodar más rápido y acercarse y el equipo acabó tirando la toalla para acabar conformándose con la sexta posición.

El punto negro para McLaren fue Lando Norris. El británico siguió la estela de Sainz en el inicio a la perfección, pero un plano en uno de sus neumáticos, le provocó vibraciones, perder muchas posiciones y tener que volver a parar. Acabó en la 12º posición. Renault, el máximo rival de los de Woking en el mundial, salvaron el día después de la mala clasificación. Daniel Ricciardo acabó séptimo y Nico Hulkenberg fue noveno. La carrera no tuvo incidentes importantes salvó por el accidente de Sergio Pérez en la última vuelta.

opta

Fórmula 1
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios