repaso a una década pasada por agua

Por qué hoy no hay Fórmula 1 y otros GP donde la lluvia amenazó una carrera

A lo largo de los casi 70 años del mundial de F1 existen varios ejemplos de grandes premios que se vieron afectados por la lluvia, siendo, alguno de ellos, clave para el campeonato

Foto: Lando Norris, de McLaren, este viernes en Japón. (EFE)
Lando Norris, de McLaren, este viernes en Japón. (EFE)

Sin haber comenzado todavía la carrera, el supertifón Hagibis que se pasea estos días por Japón ya ha variado el programa del Gran Premio de Japón, puesto que este sábado no habrá actividad en pista. De este modo, la Fórmula 1 ha lanzado un comunicado advirtiendo que durante todo este sábado, todo el complejo de Suzuka está cerrado a público y prensa, por lo que nadie podrá acceder a él, al menos hasta el domingo. Así, para poder cumplir con el programa, la FOM ha tenido que idear un súper domingo de carreras que comienza con la clasificación a las 3:00 horas y que, tras ello, tendrá la carrera como plato fuerte a partir de las 7:10 horas (hora peninsular). Como repasamos más abajo, no es la única vez en esta década que el agua choca con los monoplazas de F1.

La primera versión del calendario del campeonato del mundo de Fórmula 1 se presenta cada año, de forma oficiosa, durante los meses de verano de la temporada anterior. Esta, aunque no es la versión definitiva, suele reflejar de una forma muy fiel cuales serán los fines de semana de carreras de la temporada siguiente y, como es lógico, las inclemencias meteorológicas no se pueden predecir con una antelación que, en función del gran premio, llega a superar el año.

Imagen del tifón que se acerca a Japón y que pone en riesgo la disputa del gran premio. (EFE)
Imagen del tifón que se acerca a Japón y que pone en riesgo la disputa del gran premio. (EFE)

Por este motivo, a la hora de configurar el calendario del mundial de la categoría reina, la FOM (Formula One Management) ni la FIA (Federación Internacional de Automovilismo), no tienen en cuenta los condicionantes climatológicos, los cuales pasan a un segundo plano para dar prioridad a cuestiones logísticas, tanto de organización del campeonato como de los equipos. Sin embargo, cabe destacar que la temporada de tifones en el Pacífico o la época de huracanes en América es, cada año, la misma, por lo que se podrían tomar medidas al respecto.

Grandes premios pasados por agua

A lo largo de la historia existen diferentes ejemplos de grandes premios de Fórmula 1 que se han tenido que suspender o retrasar debido a las fuertes lluvias que caían en la zona. Sin embargo, no hace falta remontarse hasta los años 50, década inicial del campeonato, para encontrar ejemplos, puesto que en la historia más reciente existen bastantes, alguno de ellos, incluso con un trágico final. Además, este problema no solo afecta al automovilismo, sino que a otras competiciones de motor, como el Gran Premio de Gran Bretaña de motociclismo de 2018, el cual se anuló por el mal drenaje del circuito de Silverstone, el cual, para más inri, estranaba asfaltado.

Gran Premio de Japón de 1976

Este fue el año en el que se descubrió que Niki Lauda era humano, tras haber sufrido un accidente, que casi le costó la vida, en el GP de Alemania. El austriaco no quería salir a correr a un trazado, el del Monte Fuji, que, además de nuevo, no era capaz de drenar toda la cantidad de agua que había, sin embargo, los pilotos decidieron salir y, además de costarle el mundial a Niki, lo que pasó aquel día pasará a la historia como 'La traición del Monte Fuji'.

Gran Premio de Japón de 2007

El Monte Fuji volvía a ser protagonista de una carrera disputada bajo una lluvia torrencial que apenas permitía la visión de los participantes. La cortina de agua que se formaba en la recta de meta, al paso de los monoplazas, o las balsas que se acumulaban durante el trazado, motivaron la salida del coche de seguridad y banderas amarillas durante gran parte de la carrera.

Gran Premio de Brasil de 2008

Este gran premio pasará a la historia por ser la carrera en la que la familia de Felipe Massa celebró el primer mundial de un piloto que nunca llegó a ganarlo. La lluvia apareció en Interlagos durante las últimas vueltas y cambió por completo la carrera, la cual le sirvió a Lewis Hamilton para sumar su primer mundial.

Gran Premio de Malasia de 2009

El gran diluvio, 33 vueltas a Sepang y un helado de Kimi Räikkönen podría ser el titular perfecto para definir este gran premio. Una carrera en la que llegaron a aparecer incluso carpas en la parrilla de salida para intentar detener la gran cantidad de agua que estaba cayendo sobre el trazado. Además, este gran premio pasará a la historia por ser en el que, mientras todos los pilotos se mantenían concentrados en los coches esperando para salir a correr, Kimi se comía un helado tranquilamente en el box.

Gran Premio de Canadá de 2011

Este gran premio cambió para siempre la historia de la Fórmula 1, puesto que será, para siempre, la carrera más larga de la historia. La lluvia fue la culpable de que el Gilles Villeneuve tuviese hasta cuatro horas a los monoplazas sobre su asfalto, lo que motivó un enfado generalizado por parte de los operadores de televisión y equipos y acabó desencadenando en un cambio de la reglamentación. De este modo, ahora, la duración máxima de las carreras se limita a dos horas.

Gran Premio de Japón de 2014

La carrera de Suzuka marcó un antes y un después en lo que a las medidas de seguridad en la Fórmula 1 se refiere. En ella tuvo un trágico accidente Jules Bianchi, que, meses más tarde acabaría con su vida. Un hecho que hizo replantearse muchos conceptos a la FOM, desde la introducción del halo a los protocolos de rescate en pista, pasando por el cierre de televisión en los lances de carrera o qué hacer bajo condiciones de lluvia extrema.

Gran Premio de Estados Unidos de 2015

Durante la visita de la categoría reina al Circuit of the Americas (COTA), además de ver competir a los monoplazas, también se vio a los pilotos saltar sobre los charcos, mecánicos jugando con lanchas improvisadas sobre los ríos de agua que discurrían por la calle de boxes y una parrilla determinada por las posiciones de la Q2, al ser imposible disputar la Q3 por la cantidad de agua que caía.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios