Suspendida la clasificación

Las medidas especiales de la Fórmula 1 para combatir el tifón Hagibis

El tifón ha provocado que el sábado no haya acción en Suzuka, pero el viernes hubo un duro trabajo por parte de los equipos de mantenimiento para evitar los daños que pueda ocasionar la tormenta

Foto: Los equipos se preparan para la llegada del tifón Hagibis. (Reuters)
Los equipos se preparan para la llegada del tifón Hagibis. (Reuters)

El tifón Hagibis es considerado por los expertos de la Agencia Meteorológica de Japón como uno de las más potentes de la temporada. Ya ha provocado estragos a su paso. Centenares de vuelos cancelados, líneas de trenes cortadas y suspendidos dos partidos de la Copa del Mundo de Rugby. En el caso de la Fórmula 1 la clasificación del Gran Premio de Japón pasará el domingo a las 3:00 de la madrugada. El sábado no hay acción en Suzuka, pero el viernes hubo un duro trabajo por parte de los equipos de mantenimiento para evitar daños que pueda ocasionar la fuerte tormenta. El gran circo tiene experiencia en esto porque no es la primera vez que ocurre un caso similar en Japón.

Para este sábado, llegan lluvias torrenciales que puedan provocar inundaciones en Suzuka También rachas de viento que rondarán los 160 kilómetros por hora, circunstancia que ha hecho actuar a la organización del Gran Premio de Japón, quienes han optado por cancelar toda actividad programada para este sábado. La pista permanecerá cerrada.

Las medidas de la F1

Por ello la Fórmula 1 ya ha tomado medidas de protección al respecto. Se han encargado de desmontar este viernes todo lo que podría ser dañado de cara a la madrugada del domingo. En las horas previas a la clasificación tendrán que volver a montarlo todo en tiempo récord. Los equipos de mantenimiento empezaron por desmontar los muros del pit lane, pero lo que más preocupa a los equipos son las inundaciones.

La F1 activará un plan especial para que todos las escuderías puedan resguardar sus piezas y objetos con el objetivo de que ninguna ellas se vea afectada por esas inundaciones. En los boxes todos los elementos estarán a una altura definida que les pueda salvar del agua. La mayoría del material permanecerá dentro del garaje. Los pit-walls se plegarán y encima se colocarán palés. Todos los paneles que estén en la parte posterior o delantero del garaje se bajarán. Se colocarán sacos de arena por fuera para evitar en la medida de lo posible la entrada del agua.

Los hospitalities también tendrán su protección. Se reforzará su fijación. Además, todos los elementos que normalmente se ubican fuera, como las ruedas, ordenadores, u otros materiales importantes, serán llevados a zonas en las que no corran peligro de mojarse. Por otro lado, todo el mobiliario de dentro del hospitality se trasladará a unas oficinas que están detrás del hospitality.

En lo referente al circuito, todas las vallas publicitarias se retirarán para impedir que vuelen con el viento. Las cámaras y equipos de sonido también se mantendrán a resguardo durante esta noche. El centro de transmisión y el podio se desmontarán y se guardarán en garajes. Incluso la famosa noria que preside el trazado nipón tendrá una protección especial.

Todos los trabajadores de las escuderías, al igual que los pilotos, se mantendrán encerrados en el hotel durante todo el sábado. “Creo que no se va a poder salir ni del hotel. Todo va a ser ‘indoor’. Nada, unas plays, FIFA, comer dentro del hotel y a ver qué pasa”, comentó Carlos Sainz. Habrá que estar pendiente también de las redes sociales de Lando Norris. El británico ha prometido que intentará retransmitir sus partidas a la videoconsola con el resto de pilotos.

Los antecedentes

No es ni la primera vez ni la segunda que un temporal altera el transcurso normal del Gran Premio de Japón. En 2004, el tifón 'Ma-On', que no llegó a entrar en Suzuka, alteró el horario del Gran Premio de Japón de ese año, anulándose la jornada del sábado. Por ese motivo, la calificación se disputó el mismo domingo, horas antes de una carrera que acabaría ganando el alemán Michael Schumacher, por delante de su hermano Ralf y en la que el español Fernando Alonso fue quinto. En 2010 años una nueva lluvia intensa inundó el circuito y la Fórmula 1 decidió aplazar la clasificación y trasladarla al mismo día de carrera.

En 2014, el tifón 'Phamfome', se aproximaba a las costas de Japón. El citado tifón, de categoría 4-5, apuntó al día de carrera con vientos que superan los 220 kilómetros a la hora. Sin embargo, todo se quedó en una carrera sobre lluvia, que retrasó eso sí el inicio de la prueba y que provocó el fatídico accidente de Jules Bianchi con el que se adelantó el final de carrera.

Ahora en 2019 se repite la historia. En el supuesto de que las condiciones climáticas impidan que el último entrenamiento oficial tenga lugar, la confección de la parrilla la marcarán los resultados de los Libres 2. Valtteri Bottas partiría desde la pole, que terminó por delante de Lewis Hamilton, de Max Verstappen y de Charles Leclerc. Quien seguro que firmaría esto sería Carlos Sainz. El español terminó el séptimo. La mejor posición que podría conseguir con McLaren.

opta

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios