los pilotos calman los ánimos en japón

El tirón de orejas de Ferrari a Sebastian Vettel y Leclerc para calmar la tensión

Ferrari llegó a Japón con un discurso claro en boca de sus pilotos. Calmar los ánimos después de la polémica que saltó en Monza entre Leclerc y Vettel y que continuó en Rusia

Foto: Ferrari intenta calmar la tensión entre Vettel y Leclerc. (Reuters)
Ferrari intenta calmar la tensión entre Vettel y Leclerc. (Reuters)

Ferrari llegó al Gran Premio de Japón de Fórmula 1 con un discurso claro en boca de sus pilotos: calmar los ánimos tras la polémica que saltó en Monza entre Charles Leclerc y Sebastian Vettel y que continuó el alemán en Rusia al no acatar las órdenes de equipo. Ambos revelaron las conversaciones internas durante estas semanas que se podrían definir como un claro tirón de orejas de la dirección para evitar más episodios como los vividos en los últimos grandes premios.

El tetracampeón del mundo fue el primero en agachar las orejas por su conducta en Sochi. El alemán es consciente ahora de que debía haber intercambiado la posición con su compañero cuando el equipo se lo pidió. "Claro que me llegó el mensaje por la radio de cambiar posición y no lo hice y eso claramente estuvo mal", comentó Vettel en Suzuka.

Leclerc, por su parte, se encargó de restar importancia a lo ocurrido en Rusia. Dejó claro que la prioridad es sumar el máximo número de puntos para Ferrari olvidándose de sus objetivos personales. "Hubo un malentendido, ahora todo está claro. Desde fuera seguro que parece algo más grande, pero todo esta bien. La prioridad siempre es mirar por el equipo. Yo quiero batir a Seb y él, a mí, pero la prioridad es hacerlo bien por el equipo", comentó Leclerc en la rueda de prensa de la FIA.

Las conversaciones internas

Todo este cambio de actitud llega después de que Ferrari, de puertas para adentro, lanzará un claro mensaje a sus pilotos.. Vettel confesó que habló largo y tendido con Leclerc de lo ocurrido. "Hablamos sobre ello, claro, más de una vez. Probablemente hay cosas que podíamos haber hecho mejor, pero al final pasamos página y estamos centrados en Suzuka", añadió.

Vettel explicó que su desobediencia no fue tuvo que ver con lo ocurrido en Monza. "No fue una venganza. Obviamente no estoy contento si soy más lento en entrenamientos, clasificación o carrera", dijo el alemán. "Hay ciertas cosas con las que he sufrido y que no me han permitido sacar el máximo del coche, no habría sido diferente si hubiera estado con otra persona".

"Yo me reuní con Sebastian y él se reunió con Mattia (Binotto) un día antes". Según Leclerc, el problema en Rusia es que hubo explicaciones claras sobre cómo actuar si se daba una situación concreta. "Creo que estaba claro desde el principio que teníamos que seguir las órdenes. Lo que no estaba claro era la situación de la carrera, nos vamos a segurar de que no vuelva a darse esta situación", comentó.

La experiencia de Hamilton

Uno de los protagonistas en la lucha por el mundial también quiso dar su opinión sobre lo sucedido entre los dos pilotos de Ferrari. Lewis Hamilton dio un consejo a los de Maranello después de su mala experiencia junto a Fernando Alonso en McLaren en 2007. "Seb era el número uno y ahora claramente no. Por su energía, por la actitud, están intentando forzar a Charles para que lo sea. ¿Es eso bueno para el equipo? No creo, pero esa es la filosofía que han tenido desde siempre", comentó Hamilton en declaraciones para Race Fans.

"Cuando estaba con Fernando, él era el claro número uno, pero a mitad de temporada eso cambió. Luego nos dieron el mismo combustible y empezabas a ver cambios como en Montreal e Indianápolis. Luego, la dinámica cambió y obviamente eso no fue bueno para el equipo", confesó

Vettel seguido de Leclerc en el Gran Premio de Rusia. (EFE)
Vettel seguido de Leclerc en el Gran Premio de Rusia. (EFE)

Una bomba que estalló en Monza

En Ferrari no quieren otro capítulo de disputa entre sus dos pilotos, pero será difícil controlarles. Vettel ya demostró que en momentos de tensión no se echa atrás, pero la actitud demostrada por Leclerc durante su primer año en la Scuderia confirma que no ha llegado a Ferrari para ser el segundo piloto. Su talento se vio desde los primeros días, pero su respeto de recién llegado le aconsejó manterse al margen de cualquier lucha con el alemán. Su dominio aplastante en Bélgica sobre su compañero hizo ver al propio Leclerc que era el verdadero líder de los de Maranello. Y en Monza saltó por los aires la relación entre el alemán y el monegasco. En plena lucha por la pole, ambos pilotos tenían dos intentos para marcar su mejor crono. El monegasco había logrado el mejor crono en el primer intento con Vettel abriendo estela, pero el alemán se quedó a una décima al no recibir el rebufo de Leclerc.

Vettel no se ha echado atrás, aunque para ello desobedezca a su equipo. En Red Bull bien conocen del temperamento del alemán. En las vueltas finales del Gran Premio de Malasia de 2013, Mark Webber lideraba un1-2 para Red Bull, cuando llegó el famoso código "multi 21", una orden para congelar las posiciones. Pero Vettel lo ignoró y adelantó inesperadamente a Webber. Los antecedentes no son esperanzadores para Ferrari ¿Dejará el Gran Premio de Japón un nuevo episodio a esta historia?

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios