Los motivos del mal año del polaco

La realidad del sufrimiento de Kubica y la humillación (reconocida) de su equipo

Kubica tenía un sueño después de su grave accidente en el Rally de Andora. Volver a la F1. La oportunidad le llegó este 2019 junto a Williams, pero esa vuelta se ha convertido en una pesadilla

Foto: Kubica dejará Williams a final de temporada. (EFE)
Kubica dejará Williams a final de temporada. (EFE)

"Poder competir es el mayor logro de mi vida". Robert Kubica tenía un sueño después de su grave accidente en el Rally de Andora. Volver a la Fórmula 1. La oportunidad le llegó este 2019 junto a Williams, pero esa vuelta se ha convertido en una pesadilla. A pesar de sumar el único punto del equipo, el piloto polaco ha estado sufriendo junto a Williams durante toda la temporada por la incapacidad de encontrar respuestas a un monoplaza inconducible. Pero otro lado, Kubica ha sentido aspectos positivos que le hacen querer seguir dando guerra en el gran circo.

Antes del Gran Premio de Singapur, Kubica anunció su marcha de Williams a final de temporada. El piloto polaco se quedaba sin asiento en la Fórmula 1 y todo apunta a una retirada obligada. Su situación era muy inestable en la escudería. En Rusia tuvo que sufrir una dura humillación por parte de su equipo al ser retirado de la pista para conservar los elementos del coche de cara al final de temporada. "Optamos por retirar a Robert para conservar partes antes de las intensas carreras que terminan la temporada", reveló el ingeniero jefe de carrera, Dave Robson, quien no ocultó el sorprendente motivo de este abandono. "Creo que es el peor fin de semana de mi carrera", confesó Kubica.

"La F1 ha sido mi gran objetivo y mi gran desafío en los últimos años. Un gran desafío después de lo sucedido. Pensé que tenía muy pocas posibilidades y que nadie creía en ello", remarcó el piloto polaco en la revista F1Racing. "Pero al comienzo de esta temporada me dije a mí mismo: 'El gran desafío está comenzando ahora', porque si las cosas van bien, me gustaría quedarme en la F1. Es la categoría más importante del automovilismo".

La cruda realidad

Kubica está conociendo la peor cara de este deporte y está viviendo un año nefasto del equipo británico. Solo llevan un punto en toda la temporada, precisamente el que consiguió el propio Kubica en el lluvioso Gran Premio de Alemania. "Me he esforzado mucho, pero creo que esta temporada no se nota", comentó en declaraciones recogidas por el portal Motorsport Week. "Yo no compito desde 2010. No quiero sonar duro, porque es evidente que competimos, que no salimos ahí a dar vueltas", confesó. "Pero desde 2010 no compito rueda a rueda y al mismo nivel, porque incluso cuando estamos cerca de otros coches, como en estas dos últimas carreras, tenemos dos grandes desventajas".

El FW42 llegó tarde a las pruebas de pretemporada, perdió kilómetros cruciales, luego la FIA declaró que varias partes eran ilegales y que los recursos vitales tenían que ser redirigidos. Por otro lado, el director técnico Paddy Lowe también dejó el equipo. Si la temporada pintaba oscura, todo se volvió más negro.

"Se utilizaron muchos recursos para resolver problemas en lugar de explorar el coche. Digamos que nuestro programa inicial se retrasó bastante", comentó el piloto polaco. "Lo que estamos tratando de hacer es ayudar al equipo con los comentarios y también el enfoque. Lo que me falta este año es la consistencia que te permite comenzar a construir lo que estás buscando", dijo. "Por supuesto, a veces tienes situaciones en las que te falta rendimiento, y tres días antes estabas razonablemente feliz con el coche, pero ahora esa sensación se ha ido. A veces está cambiando día a día y cuando no puedes explicar por qué, eso lo dificulta todo. Este ha sido el factor más influyente en esta temporada".

El aspecto más duro para Kubica ha sido ver las diferencias con un piloto novato como George Russell. El británico ha sido claramente superior y varias veces con diferencias sonrojantes. "Robert ha hecho un buen trabajo este año", comentó la subdirectora del equipo de Williams, Claire Williams. "Esa brecha (entre Russell y Kubica) es bastante difícil de evaluar correctamente porque a veces puede ser un segundo, otras veces es mínima y tiene mucho que ver con el monoplaza y cómo se está comportando", remarcó. "A veces sabemos exactamente qué está haciendo y por qué, luego, una vuelta más tarde, está haciendo otra cosa. Por lo tanto, nunca me sentaría aquí y diría: 'Quiero ver esa brecha cerrada, Robert'".

Robert Kubica durante el Gran Premio de Rusia. (Reuters)
Robert Kubica durante el Gran Premio de Rusia. (Reuters)

Una vuelta positiva

Aun así, a pesar del desastre que ha sido Williams toda la temporada, Kubica ha encontrado el lado positivo de su vuelta a la Fórmula 1. "En la primera parte de la temporada hubo aspectos positivos, pero estuvieron ocultos por la mayoría de las dificultades que teníamos. Pero desde un punto de vista personal ha habido bastantes cosas positivas".

“Si piensas de dónde venía, cuántas dudas había sobre mis aspectos físicos, uno de los aspectos positivos es que finalmente he demostrado mis limitaciones no me limitan". El polaco tuvo que adaptarse a conducir de una manera muy diferente por su accidente en el Rally de Andora. 30 operaciones y sin la movilidad total de la mano derecha. "Recuerdo que mucha gente hablaba y tenía dudas sobre mis posibilidades en determinados circuitos, lo cual era correcto sobre Mónaco", dice Kubica, "pero creo que Mónaco fue uno de mis mejores fines de semana”.

Otro de los exámenes que pasó con nota esta temporada fue vivir su primera carrera en mojado desde su vuelta. "Hockenheim fue mi primera vez en nueve años conduciendo un monoplaza de F1 en mojado, lo cual no fue fácil. Fue difícil mantener el coche en la pista. Este año ha sido más de momentos únicos y metas personales que resultados", confesó. "Nadie me quitará lo que logré al regresar, y tal vez estaré más feliz con eso en el futuro de lo que estoy ahora, porque ahora estoy concentrado en el presente".

Respecto a su futuro en la Fórmula 1, el piloto polaco quiere seguir presente en la parrilla y se ve capacitado para ello. "Creo que me he esforzado mucho más de lo que podíamos conseguir esta temporada. Estoy bastante seguro de que todavía puedo hacerlo bien si estoy en el lugar adecuado con el coche adecuado". Kubica parece que podría tener ofertas de varios equipos, pero únicamente como piloto probador. Sin duda el polaco sería un diamante para cualquier equipo por su gran experiencia y conocimiento. McLaren podría ser su destino.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios