SEXTO PUESTO, Y MCLAREN PASA DE 100 PUNTOS

La papilla de frutas que hace de Carlos Sainz el futuro líder de McLaren-Mercedes

Carlos Sainz y McLaren firmaron un fin de semana en que optimizaron todas las opciones posibles, en otra carrera en la que el español mantiene su magnífica media de la temporada

Foto: Carlos Sainz rivalizó con los Mercedes en la salida y terminó sexto en el Gran Premio de México. (McLaren)
Carlos Sainz rivalizó con los Mercedes en la salida y terminó sexto en el Gran Premio de México. (McLaren)

"Cuando miras, Carlos acaba colocando el coche en la máxima posición que puede alcanzar, siempre lo acaba haciendo". Toni Cuquerella, ingeniero y comentarista de Movistar, dibujaba esta semana en El Confidencial el perfil actual de Carlos Sainz en la Fórmula 1. “Errores personales comete muy pocos. Y cuando miras dónde puede llegar su coche, ahí está. Cuando tiene un coche para séptimo, acaba ahí, si es décimo, acaba ahí. No suele quedarse atrás por errores. Es un valor muy sólido ahora mismo”.

Cuquerella perfiló la plantilla y Sainz la dibujó en el Gran Premio de Rusia con precisión de cirujano. Imposible optimizar más un fin de semana. Con detalles que confirman que el español está listo para un equipo que luche por el podio. Como el futuro líder de McLaren a partir de 2021.

La cabeza muy fría

El momento clave que afrontó en la clasificación habló de su madurez. Salir quinto ya significó un enorme mérito tras el negro panorama que Sainz no podía ocultar el viernes. Pero había que defender esa arrancada durante un largo kilómetro hasta la primera curva. Fiel a sus hábitos de 2019, Sainz ganó otra vez posiciones. Pero ahora a costa de un Mercedes. Casi de los dos. Quién hubiera anticipado un momento así en abril.

Sainz había superado totalmente a Lewis Hamilton en camino hacia la primera curva. Qué tentador disputársela ante los aficionados de todo el mundo. “En la salida sí que he ido a tope, pero Lewis se ha tirado por dentro, así que poco podía hacer”. Sainz instintivamente se acogió a esa máxima infalible de las carreras: en la primera curva no se gana una carrera, pero sí se puede perder. Era fácil haber terminado en la escapatoria. Pero aun triunfando en la maniobra, el riesgo no hubiera valido la pena, simples fuegos artificiales: a Hamilton le hubiera durado un par de vueltas. "Pelear con Mercedes y Ferrari es para estar orgulloso". Tras el crono del sábado, fue otro momento decisivo para el resultado final de la carrera.

"Sé razonable"

Tras el sentido común con Hamilton, Sainz y su ingeniero Tom Stallard se dedicaron a gestionar la carrera con precisión metronómica. Llegó Verstappen volando por detrás. “¿Defiendo?”, le preguntaba Sainz a su ingeniero. “No hace falta”, vino a contestarle Stallard. El español puso el intermitente y a lo suyo. Norris protegía por detrás. Y Sainz seguía marcando con sus tiempos a los pilotos que seguían al británico. Hasta que llegó otro momento clave.

Cuando Vettel primero y Russell después provocaron sendos coches de seguridad, algunos pilotos por detrás de Sainz tenían pendientes sus paradas en boxes. Gracias al ritmo inicial, Sainz pudo mantener la posición cuando los demás volvieron a la pista. Pero el Red Bull de Albon era un avión en los compases finales de carrera con gomas blandas y frescas. “Carlos, Albon ha pasado a Magnussen, tienes 4,5 segundos. Tu mejor ritmo hasta el final ahora”, le decía Stallard. Sin embargo, Albon le comía un segundo por vuelta. “Queremos defendernos, pero sé razonable”. O sea, no hagas tonterías. Sainz, a lo suyo. Al poco tiempo, Albon ya tenia cinco segundos de ventaja. El cirujano remató la operación quirúrgica controlando el ataque final de Pérez.

De nuevo, sexto, otra vez el primero del resto. Igual que en siete ocasiones en los entrenamientos de la presente temporada, como otras tantas veces en carrera. Casi el 50% del campeonato. Y por primera vez desde 2014, McLaren ha superado los 100 puntos: 66 son de Sainz, logrados en las 10 carreras libres de incidentes. El equivalente a un séptimo de media en 2019.

La papilla de fruta para niños

Este fin de semana, McLaren daba un golpe de efecto con el acuerdo de Mercedes. Andreas Seidl sigue marcando el camino, y los accionistas, apoyando su estrategia. Llegará un túnel de viento que ni siquiera fue posible con Ron Dennis. El motor alemán supondrá un salto cualitativo para 2021, con monoplazas que parten de cero. Hoy, McLaren se antoja un equipo de gran potencial futuro. Necesitará un líder de primer nivel en los próximos años.

Estos días, Sainz reconocía cómo disfruta participando con James Key para ayudar a diseñar el monoplaza del año que viene. Zak Brown y Andreas Seidl han reconocido la guía técnica de Sainz con el MCL35 al diagnosticar sus debilidades y dirigir su evolución. Nadie como los ingenieros para conocer internamente el potencial en un fin de semana y gestionar un rendimiento que el resto no puede percibir. En este sentido, Sainz es en estos momentos una computadora que maximiza ese potencial en la pista. Grandes premios tan completos como el de Rusia suman puntos para que el español lidere el futuro McLaren.

“¿Has leído mi mente? GoGo Squeeze”, bromeaba el piloto por radio a su ingeniero Tom Stallard para celebrar el resultado al caer la bandera a cuadros. “Es una cosa que me tomo antes de las carreras, una papilla de frutas para niños, un bote verde que pone GoGo Squeeze, y no sé por qué, les hace mucha gracia que me lo tome antes de una carrera. Sabía que les iba a hacer gracia”. Carlos Sainz avanzaba que Suzuka puede ser una buena pista para el MCL35. Los ingenieros de McLaren le pondrán delante una caja entera de GoGo Squeeze. Hagan apuestas.

opta

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios