Iñaki Rueda, el estratega de Ferrari

¿Quién es el español que ha devuelto a la vida a Sebastian Vettel en Ferrari?

Un español volvió a estar presente en el podio de la Fórmula 1. Iñaki Rueda, jefe de estrategia de Ferrari, fue el encargado de dar el triunfo a Vettel y ayudar a la Scuderia a lograr el doblete

Foto: El ingeniero español estuvo presente en el podio del Gran Premio de Singapur. (Reuters)
El ingeniero español estuvo presente en el podio del Gran Premio de Singapur. (Reuters)

Un español volvió a estar presente en el podio de la Fórmula 1. Después de que Marga Torres, la ingeniera responsable de la unidad de potencia del campeón del mundo Lewis Hamilton, se subiera al podio en Canadá, en el Gran Premio de Singapur le tocó el turno a Iñaki Rueda. Es el jefe de estrategia de Ferrari y fue el encargado de devolver a la vida a Sebastian Vettel esta temporada con su primer y ansiado triunfo.

Su presencia en el podio no podía ser más oportuna. Su estrategia valió para que Ferrari consiguiera un doblete que no lograba desde Hungría 2017. Pero una decisión también que levantó polémica y encendió a un Charles Leclerc que se quedó sin una victoria que tenía en su mano.

Respira automovilismo

38 años, nacido en Madrid, es hijo de un piloto de rallys y fue criado en el barrio de Salamanca, Iñaki suma tres años de experiencia en Maranello. Su trayectoria siempre ha estado ligada a la Fórmula 1. Estudió ingeniería mecánica en la Universidad de Colorado para posteriormente realizar un postgrado en ingeniería motorsport en Gran Bretaña. A partir de ahí dio el salto como becario a Paragon, importante factoría de McLaren.

Su trabajo de oficina nunca le encandiló. Tenía claro que quería vivir la pasión de las carreras desde dentro. En ese momento le llegó la oportunidad en Jordan. Equipo que en 2006 pasó a llamarse Midland. Allí empezó a trabajar con Thiago Monteiro y sus excelentes resultados llamaron rápidamente la atención de Renault. En solo un año ya decidieron que había que contratarlo.

En Enstone ha sido donde se ha hecho un nombre en el Mundial de Fórmula 1. Nueve años, desde 2006 hasta 2015 donde coincidió con Fernando Alonso y trabajó codo con codo con Heikki Kovalainen. Años repartidos entre la marca francesa y Lotus. Allí consiguió nueve victorias hasta que Ferrari llamó a su puerta. El ingeniero español fue una petición expresa de James Allison, actual director deportivo de Mercedes. Su carácter afable casa a la perfección con la extrema competitividad propia del cargo como jefe de estrategia y en Singapur firmó un capítulo digno para añadir en su currículum. Su estrategia valió un doblete para Ferrari.

Iñaki Ortiz junto a Charles Leclerc y Sebastian Vettel momentos antes de subir al podio. (Reuters)
Iñaki Ortiz junto a Charles Leclerc y Sebastian Vettel momentos antes de subir al podio. (Reuters)

La estrategia que valió un doblete

La jugada de Rueda iba en contra de la lógica, dado que metía en primer lugar a Vettel, el coche peor clasificado y sin comunicar nada a Leclerc, como el propio piloto reconoció. Leclerc lideraba con comodidad hacia su tercer triunfo consecutivo. Vettel, tercero en ese momento, parecía que iba a hacer de escudero una vez más. Hace dos semanas había mostrado su malestar después de que el monegasco se la jugara con los rebufos en Monza. Sin embargo, en ese momento, los cálculos de los ingenieros, con Rueda al frente, fueron un par de pasos más allá. El objetivo real era protegerse de Max Verstappen, pero su disparo salió mejor de lo planeado. Colocó a los dos Ferrari al frente y dejó a los Mercedes completamente desarmados. Charles Leclerc fue el daño colateral, pero necesario.

«Era la mejor oportunidad para adelantar a Hamilton y lograr un doblete. Fin de la historia. Sabíamos que íbamos a parar a Leclerc en las siguientes vueltas y estábamos listos. Ha sido la decisión adecuada», concluyó Binotto de forma contundente para cortar de raíz la polémica y defender la decisión del ingeniero español.

El madrileño ya estuvo presente en el podio del Gran Premio de Australia de 2018. En Melbourne tuvo un papel clave en la victoria de Sebastian Vettel y la Scuderia le dio la oportunidad de brindar con champán un triunfo que fue en gran parte suyo. Rueda aprovechó el coche de seguridad e hizo caer en una trampa a Mercedes y a Lewis Hamilton.“No tenía otra opción que el anzuelo”, confesó después. “Teníamos dos coches entre los cinco primeros, ellos uno y tenían que morder el anzuelo”. Des esta manera se convirtió en el primer ingeniero español en estar en un podio en la historia de la Fórmula 1.

Las dificultades de lograr este hito son enormes en el campeonato de mayor presión, el más exigente y con la mayor cobertura mediática. Aun así, Rueda tiene clara su importancia en estos momentos y sigue trabajando para devolver a Ferrari a lo más alto. “Lo divertido es ganar las carreras. Lo de estar en el podio o no es secundario”.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios