La estrategia dejó un doblete a la scuderia

El golpe en la mesa de Ferrari que ha hecho explotar a Charles Leclerc

Un enfadado y decepcionado Charles Leclerc quería saber qué había pasado para perder un triunfo que tenía en su mano. Y la explicación es sencilla. Ferrari disparó una bala y se llevó dos bajas

Foto: La estrategia favoreció a un Vettel que lideró el doblete de Ferrari en Singapur. (EFE)
La estrategia favoreció a un Vettel que lideró el doblete de Ferrari en Singapur. (EFE)

“Nunca se hace un ‘undercut’ al compañero. Quiero una explicación”. Un enfadado y decepcionado Charles Leclerc quería saber qué había pasado en el Gran Premio de Singapur de Fórmula 1 para perder un triunfo que tenía en su mano. Y la explicación es sencilla. Ferrari disparó una bala que alcanzó a Lewis Hamilton, pero también al monegasco. Leclerc fue un daño colateral, pero justo y correcto para que los de Maranello certificaran un doblete inesperado en Marina Bay después de más de dos años sin lograrlo y que sirve para dar un claro toque de atención a sus rivales más directos. El Cavallino Rampante está de vuelta.

"Creo que era la mejor estrategia para conseguir el doblete, fin de la historia. Hemos tenido que parar a Sebastian antes porque Verstappen estaba listo para hacerlo y teníamos que proteger esa posición", explicó un Mattia Binotto, que quiso cortar de raíz cualquier polémica. "Era la mejor oportunidad para adelantar a Hamilton y lograr un doblete. Sabíamos que íbamos a parar a Leclerc en las siguientes vueltas y estábamos listos. Ha sido la decisión adecuada. Creo que Vettel ha pilotado muy rápido, muy bien en la primera vuelta. Es parte de las carreras y se merece la victoria".

La polémica estrategia

En la vuelta 20, Ferrari llamó a boxes a Vettel. Era el primero de los pilotos del top seis en parar, tenía como objetivo arrebatar la segunda plaza a Hamilton con un 'undercut' y protegerse de Verstappen. El alemán hizo una vuelta espectacular tras su paso por boxes y, mientras volaba en la pista, los de Maranello llamaban a Leclerc. En Mercedes ya vieron que la posición estaba perdida y decidieron alargar su parada. Lo que nadie esperó fue que la vuelta de Vettel fuera tan buena, que serviría para colocarse como líder virtual por delante de un Leclerc que hizo todo el trabajo sucio sin recompensa. El monegasco fue el encargado de ralentizar a todo el mundo antes de pasar por el pit lane con el objetivo de que Vettel no perdiera tiempo con Hamilton.

"Estoy decepcionado por mi parte, como lo estaría cualquiera. A veces es así, pero volveré más fuerte". Leclerc no esperaba el 'undercut' de su compañero, pero quiere comprender las razones de esa estrategia. "Es muy decepcionante. Hice un gran trabajo el sábado y en carrera cumplí con el plan, bajé el ritmo para que no tuvieran opción de adelantarnos. Y cuando empecé a tirar, no esperaba que Sebastian hiciera un undercut", confesó.

"Habrá una razón detrás de esa decisión y hemos hecho un doblete en parte gracias a esas decisiones, así que bien por el equipo, pero estoy decepcionado porque querría haber acabado primero", continuó. "Si han hecho eso por el bien del equipo, lo entiendo, pero si hubiera una mejor opción sin cambiar posiciones, lo habría preferido. Estoy deseando escuchar la explicación porque quiero comprender la situación".

El miedo de Ferrari

Tras la carrera Leclerc recapacitó y se calmó, pero el calentón durante la misma estuvo presente e incluso los de Maranello tuvieron miedo de que hiciera una locura. "Estoy centrado y seguiré estándolo hasta que la carrera termine. Solo quiero que sepáis lo que siento", dijo Leclerc por radio. Fue crítico y siguió insistiendo a sus ingenieros para que le dieran la posibilidad de usar toda la potencia de su motor. "No entiendo para nada el ‘undercut’, para ser honesto. Ya lo hablaremos después de la carrera", dijo inmediatamente tras el adelantamiento de su compañero.

Después del primer coche de seguridad Ferrari quiso advertir a Vettel recordándole que dejara espacios si Leclerc intentaba adelantarlo. Aunque en ningún caso hubo ese intento. El monegasco ya lo avisó para tranquilidad de los italianos. "No voy a hacer nada estúpido, pero quiero ganar, esto no es justo. Dadme todo con el motor". Finalmente la Scuderia no tuvo que lamentar ningún incidente final y pudieron celebrar un doblete que dejó a todo el mundo contento, menos a uno.

Después de la carrera, Leclerc reiteró que hablaría con el equipo más tarde y explicó que aunque era duro aceptarlo, al menos Ferrari hizo un doblete en Singapur. "Obviamente, siempre es difícil perder una victoria como esta, pero al final es un doblete para el equipo, así que estoy feliz por eso", dijo. "Es el primer doblete de la temporada, y todos los chicos de la escudería se lo merecen. Llegamos aquí esperando un podio y volvemos con un primero y segundo, así que estoy contento".

El golpe encima de la mesa

Como para no estar contentos. Ferrari llegó a Singapur con las intenciones de minimizar daños contra Mercedes y Red Bull. El propio Mattia Binotto reconoció que el objetivo principal era lograr un podio, a partir de ahí todo sería fuera de lo normal para los italianos. Lo conseguido en Singapur va mucho más allá de un doblete que no hacían desde Hungría en 2017. Es conseguir vencer a sus máximos rivales en un trazado poco propicio y abrir un precedente optimista ya no solo para el último tramo del mundial sino de cara a 2020.

Los de Maranello se fueron al parón de vacaciones quedando a 61 segundos del Mercedes. Casi dos meses después son los claros dominadores del mundial. Parecía que Spa y Monza eran victorias por el simple poderío del motor, pero lo demostrado en Singapur es un toque de atención a sus rivales.

Ferrari llevó una importante actualización aerodinámica a esta carrera. Incluyeron un nuevo fondo plano, difusor y alerón trasero y nuevas fosas nasales al morro del monoplaza. Grandes ventajas aerodinámicas que se han traducido en una nueva victoria por todo lo alto. Un cambio que dejó sorprendidos a sus rivales. "No sé de dónde se han sacado su ritmo en un circuito urbano como este", comentó Hamilton. "Estos meses atrás no estaban tan cerca. Obviamente, han hecho un gran trabajo. No sé dónde estamos perdiendo tiempo". Los de Brackley no encuentran explicación y deberán ponerse las pilas de aquí al final del mundial y a un futuro 2020 donde los italianos pueden irrumpir con gran fuerza.

opta

Fórmula 1
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios